Tanque lanzallamas de la 6.a División de Infantería de Marina, Okinawa

Tanque lanzallamas de la 6.a División de Infantería de Marina, Okinawa


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Tanque lanzallamas de la 6.a División de Infantería de Marina, Okinawa

Aquí vemos un tanque lanzallamas de la 6.a División de Infantería de Marina atacando un punto fuerte japonés cerca de Naha en Okinawa.


Tanque lanzallamas de la 6.a División de Infantería de Marina, Okinawa - Historia


CAMINO A NAHA - El complejo Pan de Azúcar se ha derrumbado. Los elementos de la División se muestran aquí avanzando hacia Naha, capital de Okinawa Shima. Ya era una ciudad golpeada, gracias al poder aéreo, los disparos navales y nuestra propia artillería. Aunque los japoneses no lo mantuvieron fuerte, había suficientes luchas por delante para todos.

Era septiembre de 1944. La Primera Brigada Marítima Provisional había llegado al "Canal para descansar, reacondicionarse y entrenarse" para lo que vendría después. Tras la batalla de Guam, los hombres del 4º y el 22º Regimientos de Marines y las tropas de apoyo se encontraron con un nuevo atuendo. Serían la base de la Sexta División de Infantería de Marina que pronto evolucionaría.

No sabían dónde pelearían a continuación o que su nueva división sería la última creada por los marines. Todo lo que podían estar seguros era que miles de infantes de marina de todas partes llegarían a la isla para unirse a ellos, y habría una dura lucha por delante. Otra campaña, otra isla, algunos habían estado en ella desde agosto de 1942.

Resultó que tenían una gran batalla por delante. En menos de dos años se disolvió la división. Pero no sin antes distinguirse como pocos lo han hecho antes o después.

Este sitio web conserva la memoria de lo que lograron estos hombres. Y lo que sacrificaron. Estaremos eternamente agradecidos.

La Asociación de la Sexta División de Infantería de Marina es la organización que estos infantes de marina crearon para sí mismos después de la guerra. Ahora, además de los Marines, el grupo incluye a sus cónyuges, descendientes directos y otros admiradores. Nos dedicamos a mantener viva la historia y la memoria de la Sexta División de Infantería de Marina.

& # 9734 Boletín de primavera de 2021

& # 9734 Reunión 2021 - 14-19 de septiembre

& # 9734 ¡Nuevo libro sobre la sexta división!

    Buzz Bissinger, autor de Las luces del viernes por la noche, está escribiendo un libro sobre la Sexta División. Debido a Covid, la publicación se ha retrasado hasta 2022.Ver actualización
    de Buzz. Aún necesita tu ayuda.

& # 9734 Cómo encontrar registros de servicio para infantes de marina de la Sexta División

& # 9734 Dónde donar artefactos de los marines de la Sexta División

& # 9734 Boletín de diciembre de 1971

    Gracias a Lisa Benedetti por encontrar y compartir este boletín, que creemos que es
    una de las primeras ediciones.

& # 9734 Libros rojos

    Lisa Benedetti ha escaneado los 4 volúmenes de los Libros Rojos. (¡Gracias, Lisa!) Lea recuerdos personales de la Batalla de Okinawa y más por parte de la Sexta División de Infantería de Marina.

& # 9734 El foro está en funcionamiento

    Hemos resucitado el Foro, un lugar donde puede participar en debates en línea sobre la División, el Cuerpo de Marines y la Segunda Guerra Mundial. También es el lugar para averiguar si alguien recuerda haber trabajado con su padre o abuelo. O para buscar a tus amigos del Cuerpo de Marines.

Enlace de la Asociación
Connie Houseweart
casi [email protected]
(hija de la Sexta División de Infantería de Marina)

Administrador de página web
Carroll McGowan
[email protected]
(nuera de
Infantería de Marina de la Sexta División)

Consultor
Kevin Hoover
[email protected]
(voluntario)

Si hay algún problema mientras visualiza este sitio web, actualice su navegador web descargando cualquiera de los enlaces a continuación:

& copy 2014 Sixth Marine Division Association, Inc.
Reservados todos los derechos.
Una organización 501 (c) sin fines de lucro.
Servicios de consultoría y diseño web donados por Kevin Hoover.


Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, 1940-1945

La División partió de Guadalcanal el 15 de marzo de 45 y se reunió con el III Cuerpo Anfibio en el Atolón Ulithi en las Carolinas. Atacó Okinawa, su única operación de combate, el 1 de abril de 45 y luchó allí hasta el 21 de junio.

En julio, la División se trasladó a Guam para prepararse para la invasión de Japón. En cambio, el 4º de Infantería de Marina acompañó a la Tercera Fuerza de Desembarco de la Flota (Task Force A) para la ocupación de Japón, siendo legítimamente la primera unidad de Infantería de Marina en aterrizar (llevando el linaje del 4º de Infantería de Marina, destruida en Corregidor en mayo de 1942). Esta fuerza aterrizó en la Base Naval de Yokosuka al sur de Tokio el 30 de agosto de 45, cuatro días antes de la rendición formal.

El resto de la División partió de Guam el 1 de octubre de 45 y aterrizó en Tsingtao y Chefoo, China, el 11 de octubre como fuerza de ocupación. El 4º de Infantería de Marina se reincorporó a la División en el 46 de enero. La División operó en la provincia de Shantung hasta que fue desactivada en Tsingtao el 31 de marzo del 46. El resto de las unidades se formaron en la 3ª Brigada de Infantería de Marina.

Recursos adicionales:

Volver a HyperWar: World War II en la World Wide Web Última actualización: 29 de febrero de 2000


La invasión de Okinawa: una pequeña colina llamada Pan de Azúcar

La colina en cuestión fue nombrada en código Sugar Loaf por los Marines. La pequeña colina sin pretensiones no parecía ser nada más que un bache en el camino hacia los marines que yacían en sus posiciones la mañana del 12 de mayo de 1945, solo un objetivo rápido para tomar en un día o menos. Ocho días después descubrirían cuán equivocadas habían sido sus suposiciones.

La 6a División de Infantería de Marina fue la más nueva de todas las unidades de combate en Okinawa en abril de 1945. Formada en el extranjero en las Islas Salomón en 1944, la única división de la Infantería de Marina en hacerlo, la 6ta no se consideró una unidad de combate virgen a pesar del hecho que era nuevo. Poblada de veteranos, así como de tropas verdes, la sexta no fue probada como unidad, pero estaba llena de experiencia en combate. La 1ª Brigada de Infantería de Marina provisional, alrededor de la cual se construyó la división, eran veteranos de la campaña por Guam. Aún otros veteranos de combate, incluidos muchos ex veteranos del 4º Batallón de Invasores Marinos, llenaron las filas de la unidad. Estos veteranos vertieron su experiencia de combate ganada con esfuerzo en las nuevas tropas antes de aterrizar en Okinawa. Así fue, que después de que la unidad recibió su bautismo de fuego cerca de la península de Motobu en abril, y se movió con tal rapidez que se ganó incluso el elogio del Ejército, la unidad recién desangrada giró hacia el sur para relevar a la maltrecha 27 División de Infantería que se había desgastado. a un frazzle en Kakazu Ridge a principios de mes.

El sexto se deslizó en las líneas a principios de mayo junto a sus hermanos en la 1.ª División de Infantería de Marina, en el flanco izquierdo de la "Casta Vieja", y empujó hacia el sur preparándose para atacar la Línea Shuri. Frente a la 6ª División de Infantería de Marina había un pequeño complejo de colinas tres, para ser exactos. Estas tres colinas formaban parte de un complejo defensivo japonés que dominaba el campo abierto que conducía directamente a la línea principal de resistencia japonesa cerca del Castillo Shuri y, como tal, formaban el ancla occidental de la Línea Shuri. Territorio importante seguro.

La primera de estas tres colinas era un pequeño terreno elevado sin pretensiones. Francamente, ni siquiera era un terreno tan alto. La cima de la colina, según los mapas topográficos, se elevó a una altura de 70 metros. Sin embargo, en comparación con las crestas y el territorio circundantes, la cresta de la colina en realidad solo se elevaba unos 50 pies por encima de los accesos al norte de sus laderas. La colina en cuestión fue nombrada en código Pan de Azúcar por los Marines, y las otras dos pequeñas colinas bajas que formaban parte del complejo de defensa fueron denominadas en código Half-Moon y Horseshoe. Las pequeñas colinas sin pretensiones no parecían más que un bache en el camino hacia los marines que yacían en sus posiciones la mañana del 12 de mayo. Para los hombres del 22º Regimiento de Marines, los tres eran solo otro objetivo, algo para rollover, un objetivo rápido para tomar en un día o menos. Ocho días después descubrirían cuán equivocadas habían sido sus suposiciones.

Si bien el complejo defensivo no era el monte Suribachi en términos de altura u observación territorial, estaba lleno de posiciones enemigas. Cualquiera de las tres colinas podría ser defendida por cualquiera de las otras. Los campos de fuego entrelazados de cada colina protegían las pendientes y los accesos de las demás. Los puntos de artillería prerregistrados se habían cuadriculado en todo el terreno del Pan de Azúcar, lo que permitía que cualquier paso de los marines quedara bajo el fuego de artillería fulminante. Posiciones de ametralladoras que los infantes de marina nunca habían visto antes se alineaban en Half-Moon y Horseshoe, mientras que la verdadera bestia, Pan de Azúcar, estaba marcada con piquetes de concreto con pendientes invertidas que tendrían que ser eliminadas una a una, a mano. Dentro de esas posiciones había defensores que se contaban apenas por debajo de todo un regimiento, todos interconectados por túneles para reforzar cualquier posición que pudiera ser atacada.

En la tarde del 12 de mayo, el 2.º Batallón del 22º Regimiento, Compañía G, bajo el mando del Capitán Owen Stebbins, inició el asalto contra el complejo Pan de Azúcar. Mientras los marines de Stebbins avanzaban por la llanura y se dirigían a los accesos del Pan de Azúcar, recibieron un mínimo de disparos y un poco de artillería. Los marines avanzaron confiadamente hacia la colina, haciendo un avance de más de 900 metros en poco tiempo.

Cuando los marines de Stebbins comenzaron a ascender por las laderas del Pan de Azúcar, una lluvia de fuego de artillería y ametralladoras se encontró con los marines, inmovilizando a dos de los tres pelotones de la compañía de Stebbins. Stebbins se dio cuenta de su posición y asumió que llegar a la cima de la colina ayudaría a eliminar las posiciones que disparaban contra él y sus hombres. Reunió a 40 de sus hombres cerca, incluido el teniente Dale Bair, y corrió por las laderas hacia el fuego enemigo fulminante. A mitad de camino de la colina, Stebbins fue acribillado con fuego de ametralladora a través de sus piernas. Colapsando al suelo, rodeado por 28 de sus marines heridos, ordenó al teniente Bair que asumiera el mando y terminara el asalto con los hombres que le quedaban. Antes de que Bair pudiera reconocer sus órdenes, su brazo fue destrozado por el fuego de una ametralladora. En un estado semiconsciente, Bair fue arrastrado por las laderas de la colina. Cuando volvió en sí, vio lo que quedaba de su compañía bajo un tremendo fuego, sus hombres cayendo como moscas.

A pesar del intenso dolor en su brazo destrozado, Bair se bajó de la camilla, agarró un arma y regresó colina arriba hacia sus marines. Mientras subía la colina, comenzó a disparar a supuestas posiciones japonesas para dar cobertura a sus marines. Cuanto más se acercaba a su compañía, más pesado era el fuego. Golpeado nuevamente por el fuego enemigo, Bair alcanzó una posición en la que había una ametralladora. Bair agarró el arma con su única mano sana y corrió colina arriba, seguidos de cerca por los 20 marines restantes. Bair y sus infantes de marina llegaron a la cima de la colina, pero recibieron un tremendo fuego. Con total desprecio por su propia seguridad, Bair se paró en la cima de la colina, solo, y disparó la ametralladora con su única mano buena para ayudar a sus hombres a retirarse colina abajo con una cortina de humo hasta que fue alcanzado repetidamente por fuego enemigo. Debido a las acciones de Bair, los marines comenzaron a arrastrarse por las laderas de Sugar Loaf, arrastrando a sus heridos, incluidos Stebbins y Bair, con ellos.

El asalto inicial había fallado y, desafortunadamente para la 6.ª División de Infantería de Marina, fue sólo el primero de muchos intentos fallidos de capturar esa "maldita pequeña colina".

La Compañía G cargó Sugar Loaf tres veces más ese día, solo para ser perseguida por el fuego japonés mortal cada vez. Al anochecer del 12 de mayo, la Compañía G se redujo a solo 75 hombres, después de haber comenzado el día con 215 en la compañía. Los ataques contra Pan de Azúcar continuaron al día siguiente, con los infantes de marina del 22 ° Regimiento llegando a su cima tres veces, solo para ser expulsados ​​tres veces, sufriendo grandes bajas de la artillería japonesa detrás de Half-Moon y Horseshoe, así como el fuego de ametralladora de Horseshoe y Pan de Azúcar cada vez que atacaron. Después de cada asalto de los marines, solo los muertos y moribundos permanecieron en Pan de Azúcar ... todos excepto un escuadrón agotado.

El cabo James Day, un líder de escuadrón en la 22ª Infantería de Marina había recibido órdenes de guiar a su escuadrón por las laderas durante uno de los infortunados intentos de la Compañía G de tomar la colina el 12 de mayo. Hizo lo que se le ordenó y condujo a sus hombres hacia arriba. la colina para aumentar la potencia de fuego que se necesitaba tan desesperadamente. Day lideró a su escuadrón en un feroz ataque que provocó un pesado fuego de mortero y artillería y un contraataque de unos 40 japoneses. Los infantes de marina mataron a los soldados enemigos a un hombre durante el contraataque, y se mantuvieron firmes hasta que se les ordenó retirarse por falta de apoyo disponible.

Al día siguiente, el mayor Henry Courtney ordenó a Day y su escuadrón que lo acompañaran en una misión de reconocimiento por las pistas de Sugar Loaf para encontrarse con la 29ª Infantería de Marina. Al llegar a la 29ª Infantería de Marina, Courtney ordenó al escuadrón de Day que acompañara a la 29ª Compañía Fox en su asalto a la mañana siguiente. Al igual que la Compañía G el día anterior, el asalto de Fox Company fracasó y sufrieron muchas bajas. El escuadrón de Day se redujo a siete hombres después del fallido asalto de Fox Company, y por la noche, Day fue cortado con sus hombres en un agujero de obús en el hombro opuesto de la colina.

Durante la noche, el cabo Day y sus infantes de marina pudieron escuchar un asalto en el lado opuesto de la colina. Durante el asalto, Day y sus marines abrieron fuego contra los japoneses desde su posición, desviando a algunos de los japoneses del asalto principal de los marines. El pequeño escuadrón agotado rechazó tres asaltos nocturnos japoneses en su posición con granadas, bayonetas y puños desnudos. Cinco de los hombres de Day resultaron heridos en los asaltos japoneses y, temiendo que murieran sin atención médica, llevó a cada uno de ellos por la colina hasta el puesto de socorro detrás de las líneas. Cuando el cabo volvió a llegar a su posición en la ladera de la colina, su escuadrón se redujo solo a él y a otros dos marines.

Los infantes de marina de la 6.a División abren fuego con una ametralladora 1919A1 cerca de Sugar Loaf Hill.

Un infante de marina ayuda a su compañero herido por fuego de artillería japonesa al puesto de socorro.

El fuego de artillería cae frente a Sugar Loaf Hill.

Mayor General James Day (POSGUERRA).

Marines cruzando la cresta hacia Sugar Loaf Hill.

Infantes de Marina tomando Sugar Loaf Hill, que domina King's Hill.

Dos infantes de marina, heridos en la lucha por el Pan de Azúcar, se dirigen al puesto de socorro.

A la mañana siguiente, el 15 de mayo, los tres infantes de marina vieron cómo se formaba y atacaba otro asalto de los marines. Day y sus infantes de marina abrieron fuego contra dos columnas de infantería japonesa que se dirigían a atacar a la avanzada infantería de marina. El ataque de Day y sus marines rompió la pequeña columna japonesa, pero no pudo detener el último contraataque japonés que empujó a los marines fuera de la colina una vez más. Al darse cuenta de que su posición necesitaba desesperadamente un arma automática, el aparentemente intrépido Cabo salió corriendo de su agujero y agarró una ametralladora 1919A1 desechada. Cuando le dio el arma a uno de los dos infantes de marina en su agujero, un proyectil de mortero japonés explotó en el borde del agujero, matando a uno de sus hombres y destruyendo el arma. Esto dejó solo a Day y un miembro del escuadrón, PFC Dale Bertoli, con un rifle, cada uno solo en Sugar Loaf.

En la noche del 15 al 16 de mayo, los japoneses conocían bien la presencia de Day y Bertoli. El fuego persistente de ametralladoras y rifles, así como el fuego de mortero bastante preciso, dieron a Day y Bertoli una noche de insomnio. Durante toda la noche, los japoneses intentaron llegar a Day y Bertoli, pero debido a la empinada pendiente en el lado de la colina de Day, pudo escuchar a los japoneses mientras subían a su posición toda la noche, dándole a él y a Bertoli tiempo para reaccionar. mientras los japoneses se acercaban. A medida que el enemigo se acercaba, Day y Bertoli lanzaban granadas sobre ellos. Los japoneses que sobrevivieron al bombardeo de granadas corrieron colina abajo, solo para ser iluminados por sus propias bengalas, lo que permitió a los dos marines dispararles mientras huían.

Durante las siguientes 24 horas, Day y Bertoli siguieron disparando contra las patrullas o refuerzos japoneses que aparecieron en su vista. En respuesta, los japoneses siguieron enviando asaltos nocturnos a los dos marines, quienes a su vez, siguieron matando a los infiltrados. La batalla de campo entre los dos marines y los japoneses continuó por otra noche hasta que un corredor de la 29a marines finalmente alcanzó a la tripulación de dos hombres. Con la orden de "largarse", Day y Bertoli abandonaron su puesto de cuatro días, dejando a más de 100 japoneses muertos detrás de ellos.

Cuando los dos marines se retiraron de nuevo a sus propias líneas, un estruendoso bombardeo de artillería tanto de la artillería de los marines como de los disparos navales se estrelló contra Pan de Azúcar. Cuando se levantó el bombardeo, los aviones de la Marina y la Armada entraron a gritos, arrojando napalm a través del terreno marcado por los proyectiles en un intento de matar y esparcir lo que quedaba de los japoneses en la colina y sus alrededores.

Siguiendo los pasos de los bombardeos estaba el 2º Batallón 29 de Marines de la Easy Company. Cuatro asaltos de Easy Company lograron los mismos resultados que otras unidades anteriores. La compañía llegó a la cima, la mantuvo contra dos viciosos contraataques que se rompieron en un combate cuerpo a cuerpo, pero finalmente tuvieron que retirarse, habiendo perdido a más de 150 infantes de marina en la brutal pelea.

El 18 de mayo, la Compañía Canina del 2º Batallón 29 de Infantería de Marina atacó Sugar Loaf, esta vez con un apoyo de tanques bien coordinado. Cuando los marines subieron la colina, los tanques atravesaron una brecha en la línea defensiva japonesa justo al sur. Cuando los marines llegaron a la cima de la colina, los japoneses salieron corriendo de sus posiciones defensivas para un contraataque, solo para ser recibidos por el fuego de tanques y ametralladoras, para su asombro. Los tanques derribaron a los atacantes japoneses, lo que permitió a Dog Company ser la primera unidad de los marines en tomar y mantener Sugar Loaf. Los marines no volverían a ceder el suelo.

Los marines 22 y 29 habían sido disparados en pedazos cuando atacaban al Pan de Azúcar, lo que obligó al compromiso de la reserva divisional del cuarto marines. La nueva unidad se movió hacia las líneas, asumiendo la defensa del Pan de Azúcar y simultáneamente atacando a Half-Moon y Horseshoe, apoderándose de grandes porciones de ambas colinas flanqueantes. La noche del 19 de mayo vio un contraataque masivo japonés, más de 700 hombres, se lanzaron contra las 4º líneas de la Infantería de Marina y fueron cortados en pedazos por fuego de armas pequeñas y artillería marina increíblemente precisa. Cuando salió el sol a la mañana siguiente, en lugar de resistir otro contraataque japonés, el campo de batalla, ya lleno de filas y filas de enemigos muertos, se quedó en silencio. La batalla por Sugar Loaf Hill finalmente terminó.

La lucha por la pequeña colina aparentemente insignificante le había costado a la 6.ª División de Infantería de Marina más de 3.000 bajas. Un número incalculable de japoneses murió en, sobre y alrededor del complejo defensivo de Half-Moon, Horseshoe y Sugar Loaf. Con el terreno ahora tomado, la 6.ª División de Infantería de Marina se trasladó más al sur junto a la 1.ª División de Infantería de Marina que había atravesado Wana, así como el Ejército, que se había apoderado de Conical Hill. Al día siguiente, la "vieja casta" se apoderó del castillo de Shuri, eliminando efectivamente la línea defensiva japonesa alrededor de Shuri.

Ocho millas más, miles de vidas más y otro mes de miseria se gastarían en la lucha en tierra por Okinawa, pero la defensa japonesa se había roto en la Línea Shuri. La limpieza continuaría hasta el 21 de junio, cuando los marines levantaron las barras y estrellas sobre el territorio conquistado por última vez en la Segunda Guerra Mundial. La pelea en tierra les había costado caro a los estadounidenses. Más de 4.600 soldados murieron en Okinawa, mientras que los Marines perdieron 2.900 más en combate. Se desconocen las cifras exactas de muertes en batallas japonesas. Se estima que más de 110.000 japoneses murieron en Okinawa, y otros 140.000 civiles de Okinawa murieron, ya sea por suicidio, enfermedad o utilización como escudos humanos al atacar a la infantería japonesa. El baño de sangre en tierra en Okinawa alarmó al nuevo presidente estadounidense Harry S. Truman. Tanto es así, que para evitar el mismo resultado, o peor, en una invasión de Japón, se usaría una nueva y terrible arma para obligar a los japoneses a rendirse finalmente.

En 1998, más de 50 años después de su épica lucha en Okinawa, el entonces mayor general retirado James L. Day recibiría la Medalla de Honor del presidente Bill Clinton por su liderazgo y repetidos actos de valor en la cima del Pan de Azúcar. Day se retiró del Cuerpo después de 43 años de servicio, habiendo luchado en la Segunda Guerra Mundial, Corea y Vietnam. Entre sus premios al valor se encuentran la Medalla de Honor, tres Estrellas de Plata, Estrella de Bronce con “V” al valor, dos Corazones Púrpura y la Medalla de Encomio de la Armada y el Cuerpo de Marines con “V” de combate. El viejo guerrero falleció nueve meses después. habiendo sido galardonado con el premio más alto de su país por su valentía.


Tanques marinos en Okinawa y los ángeles blindados de Kunishi Ridge

Después de casi ochenta años de servicio continuo, en marzo de 2020, la Infantería de Marina anunció que planeaba retirar sus tres batallones de tanques restantes en un intento por remodelar la fuerza para un conflicto entre grandes potencias. Este artículo es la tercera parte de una serie que analiza la historia única de la rama blindada Marine.

La prueba final para los buques tanque de la Marina en la Segunda Guerra Mundial comenzó con un titánico aterrizaje anfibio en la isla japonesa de Okinawa el 1 de abril de 1945. Entre los 180.000 efectivos de la fuerza de desembarco inicial del 10º Ejército se encontraban los Marines 1 y 6º Batallón de Tanques — equipado con tanques M4A2 de motor diesel y M4A3 de gasolina respectivamente — y ocho batallones de tanques del Ejército.

Estas unidades pronto asumirían un papel importante en el conflicto más sangriento del Teatro Pacífico, pero para algunos de esos petroleros, su introducción a la batalla fue todo menos rápida y furiosa.

Aunque el Cuerpo de Marines estaba acostumbrado a aterrizar tanques individuales usando LCM (Landing Craft Mechanized), se benefició de una operación de aterrizaje masivo para probar una innovación alternativa: el dispositivo de flotación T6 basado en pontones que permitía usar el arma principal de un Sherman como cisne. a la orilla.

Como se detalla en Oscar Gilbert Batallas de tanques marinos en el PacíficoDos pelotones de cada batallón probaron en combate el voluminoso sistema, que resultó ser más apto para navegar que los tanques anfibios Sherman Duplex Drive en Normandía, pero no necesariamente más útil, ya que los Sherman tardaron cinco horas en nadar diez millas hasta la costa.

Gilbert describe además el papel del T6 en un incidente de colisión único en el mar:

El tanque líder del destacamento del 1er Batallón de Tanques, comandado por el Sargento D.I. Bahde, inmediatamente chocó con un destructor que pasaba. Incapaz de acelerar, desacelerar o dirigir adecuadamente, el tanque se lanzó inexorablemente hacia el barco, que se negó a ceder. El tanque se estrelló contra el costado del barco, logrando el dudoso honor de ser el único tanque que jamás embistió a un barco en el mar.

Pero no pasó mucho tiempo antes de que los petroleros de la Infantería de Marina estuvieran muy comprometidos con los casi 100.000 soldados japoneses y los civiles reclutados que defendían la isla.

Para entonces, los petroleros de la Marina habían perfeccionado un "sacacorchos y un soplete" en el que enyesaron un sector del campo de batalla con disparos principales, antes de que los tanques con lanzallamas auxiliares montados en el casco desarraigaran a los sobrevivientes.

Los fusileros cubrieron los tanques desde atrás para protegerse de los ataques suicidas y los camiones cisterna incluso llamaron a la artillería explosiva de aire para rociar metralla sobre sus propias torretas para mayor protección. Algunos Marine Sherman lucían conjuntos de minas antipersonal M2A1 en sus cascos que podrían detonarse de forma remota como una medida defensiva de última hora.

Gracias a estas tácticas y al terreno abierto, las pérdidas de tanques de los marines en los asaltos cercanos se redujeron a cero, contrariamente a la suerte de las unidades de tanques del Ejército menos experimentadas.

Según Steven Zaloga en Tanques del Cuerpo de Marines de EE. UU. De la Segunda Guerra Mundial, un oficial antitanque japonés capturado le dijo a sus interrogadores “El equipo de infantería de tanques en esta operación tuvo tanto éxito que no veía cómo ninguna línea de defensa, sin embargo, protegida, no podía ser penetrada… estaba asombrado con el volumen de fuego depositado por los tanques y la velocidad con la que el tanque estadounidense puede atravesar y disparar sobre los cañones antitanques japoneses después de que el cañón antitanque abre fuego ".

Sin embargo, de hecho, las armas y minas japonesas aún causaron daños considerables, a pesar de que las primeras luchan por penetrar el blindaje frontal de un Sherman. Según Zaloga, todos los tanques de la Marina desplegados en Okinawa fueron eliminados. cuatro veces en promedio durante la batalla de 82 días. Y de ellos, un total de 51 marines y 102 M4 del ejército fueron destruidos.

En una lucha épica por Kunishi Ridge, el 1er Batallón de Tanques demostró ser indispensable para asegurar la victoria final después de que el asalto inicial fuera repelido el 11 de junio. Justo antes del amanecer del día siguiente, dos batallones de fusileros del 7º Regimiento de Infantería de Marina tomaron la cima de la cresta en un ataque sorpresa. Pero con la llegada del día, financian sus rutas de reabastecimiento y evacuación médica prohibidas por las tropas japonesas que disparan desde dentro la montaña en túneles fortificados.

Los camiones cisterna acudieron en ayuda de las unidades aisladas de una manera única. Al eliminar a dos de los cinco tripulantes, los M4 podían acomodar a seis fusileros y servían efectivamente como vehículos de transporte de personal muy bien blindados. En un artículo, el coronel Joseph Alexander describe la acción inusual que siguió:

Nadie podía permanecer erguido sin recibir un disparo, por lo que todas las "transacciones" tenían que realizarse a través de la escotilla de escape en la parte inferior del casco del tanque ... un tanque se tambalearía hacia las asediadas posiciones de los marines en Kunishi, permanecería abrochado mientras las tropas de reemplazo se deslizaban fuera de la escotilla de escape llevando munición, raciones, plasma y agua, luego otros marines se arrastrarían hacia abajo, arrastrando a sus compañeros heridos en ponchos y metiéndolos en el pequeño agujero.

Para aquellos gravemente heridos que carecían de esta flexibilidad, la única opción era el dudoso privilegio de regresar a un lugar seguro mientras estaban amarrados a una camilla en la parte superior detrás de la torreta. Los conductores de tanques con frecuencia buscaban brindar la máxima protección a sus camillas expuestas retrocediendo todo el guantelete de 800 yardas. De esta manera minuciosa, los petroleros lograron entregar 50 tropas frescas y evacuar a 35 heridos ...

Después de un sangriento ataque de la segunda noche, el 1er Batallón acudió nuevamente al rescate, esta vez entregando aún más refuerzos y expulsando a 110 marines heridos. Finalmente, el 17 de junio, los aviones de observación L-4 Grasshoper comenzaron a evacuar a los Marines de la cresta a un aeródromo improvisado, aliviando la carga de los petroleros.

Los combates en Okinawa concluyeron el 21 de junio y, afortunadamente, los petroleros de la Marina no vieron más acciones en la Segunda Guerra Mundial.

En solo unos pocos años, el Cuerpo de Marines había pasado de desplegar unas pocas docenas de tractores glorificados con ametralladoras a desplegar media docena de batallones de tanques medianos de 30 toneladas adornados con lanzallamas y blindaje y tripulados por petroleros estudiados en combate en estrecha cooperación con infantería desmontada en un grado visto en pocas fuerzas blindadas antes o después.

Sébastien Roblin tiene una Maestría en Resolución de Conflictos de la Universidad de Georgetown y se desempeñó como instructor universitario para el Cuerpo de Paz en China. También ha trabajado en educación, edición y reasentamiento de refugiados en Francia y Estados Unidos.


Tanque lanzallamas de la 6.a División de Infantería de Marina, Okinawa - Historia

Publicado en 01/04/2008 3:40:46 PM PDT por jazusamo

Un veterano de Gresham quiere una botella histórica de Chivas Regal preservada en un museo marino

Un hombre de Gresham que ganó una parte de la historia del Cuerpo de Marines de EE. UU. Durante una subasta de veteranos está tratando de asegurarse de que su premio, una botella de whisky en una vitrina de roble hecha a mano, no termine acumulando polvo en el fondo de un armario. .

Reese & quotAndy & quot Anderson, quien sirvió tres años en la legendaria 6.a División de Infantería de Marina durante la Segunda Guerra Mundial, espera que lo que se llama & quot; La botella del último hombre & quot; se exhiba en el Museo Nacional de la Infantería de Marina en Virginia.

La botella, un litro de Chivas Regal, fue entregada al general Lemuel Shepherd Jr. en 1989 por unos infantes de marina de la sexta división que sirvieron con él en Okinawa. Shepherd devolvió la botella a los veterinarios y les dijo que "dieran un trago a los niños" cuando los miembros de la división se reunieron para su reunión anual. En cambio, el grupo decidió subastar la botella cada año y donar el dinero al alma mater de Shepherd, el Instituto Militar de Virginia.

En la reunión del año pasado en Las Vegas, Anderson, de 84 años, fue el mejor postor con $ 500. Su nuera ganó tanto jugando al póquer y le dijo que lo usara todo para llevarse la botella a casa. No podría haber terminado en un lugar mejor. Anderson todavía tiene su viejo uniforme. Pegatinas marinas - & quotSemper Fi & quot y & quotMarines & quot - están pegadas en su puerta principal y en el parachoques del coche.

Se mudó a Portland desde Lincoln, Neb., Cuando tenía 18 años para trabajar como aprendiz de patrón en una fundición. Un año después, fue reclutado y se unió a la Infantería de Marina. Su batallón pasó a formar parte de la 6ª División, y Anderson sirvió como observador avanzado en una pequeña unidad de artillería.

Desde que ganó la botella, Anderson se la mostró a amigos y vecinos, señalando una placa en la parte superior de la caja que explica la historia, así como otra que enumera los nombres de los veterinarios que han ganado la licitación a lo largo de los años.

Pero Anderson se enteró recientemente de que su nombre será el último. Los veteranos solo tendrán un reencuentro más.

"Todos estamos envejeciendo", dijo Anderson, quien hace tres años se mudó a Gresham. "Algunos de nosotros estamos lisiados o heridos. Es muy difícil moverse. Cada año, soplan a los hombres que han fallecido. Cada boletín tiene una mención sobre la muerte de uno de nosotros. Esa es la parte triste de leer esas cartas.

Tocó suavemente la vitrina.

"Eran mis amigos", dijo. "Ahora nuestro tiempo ha terminado".

Anderson no quería que la Botella del Último Hombre terminara perdida en la confusión. Planea llevar la botella a la reunión final, en Oklahoma City en septiembre, para que los "muchachos" puedan echarle un último vistazo. Luego quiere asegurarse de que la botella y el sentimiento detrás de él los sobrevivan a todos.

El sexto, compuesto por batallones de marines, en un momento tenía unos 10.000 miembros. Anderson dijo que el número de infantes de marina que permanecen en la Asociación de la Sexta División de Infantería de Marina, el grupo que realiza reuniones, se ha reducido a 1.700.

"Esta es la última reunión, y estamos tratando de que sea buena", dijo Joan Willauer, miembro del auxiliar del grupo y una de las organizadoras de la reunión de Oklahoma City. Su marido, fallecido hace unos años, era miembro del 6º.

Sabiendo que el final no estaba muy lejos, Anderson decidió actuar. Hace tres semanas, llevó la botella a la Oficina de Reclutamiento del Cuerpo de Marines del centro de Portland para ver si podía mover algunos hilos para que la botella siguiera viva.

Sin embargo, los guardias de seguridad del edificio federal no se tragaron su historia. Anderson insistió en que no se iba a beber el whisky. Tampoco estaba tratando de contrabandear algo peligroso. Incluso después de examinar cuidadosamente la vitrina, los guardias insistieron en escoltar personalmente a Anderson a la oficina del Cuerpo de Marines.

Allí se reunió con el mayor Ladd Shepard, el oficial al mando de la oficina. "Leería algo de historia", dijo Shepard. --Pero no sabía mucho sobre el 6. Él me puso al corriente. & Quot

Shepard, de 35 años, se sintió conmovida por la solicitud de Anderson de ayuda para llevar la botella al museo de la Marina.

"Pregúntele a cualquier infante de marina cuál fue el evento más importante que le cambió la vida y le dirá que se convierte en infante de marina", dijo Shepard. "La tradición es importante. We conjure up ghosts of the past to remind new Marines that we will not fail. We owe it to the guys who came before. When the last vet from the 6th dies, that will be the end of the line."

Retired Lt. Col. Bob Sullivan, head of curatorial services at the Marines museum, said a decision on whether the bottle will be accepted for the 6th Division display will be made after Anderson makes a formal request through channels following the September reunion.

"My uncle, who's now dead, was in the 6th," Sullivan said. "This 6th was demobilized. This literally is the end of the line for the 6th."

"These guys made the grade," he said. "They went to war and survived. When they have their final reunion, the book will close on them. That division will literally fade into history."

TOPICS: Military/Veterans
KEYWORDS: 6thdivision marines milhist usmc vmi Navigation: use the links below to view more comments.
first 1-20 , 21-34 next last

World War II Marine veteran Reese Anderson, 84, with
'The Last Man's Bottle,' a bottle of Scotch belonging to Anderson
and the rest of his comrades from the Marine Sixth Division.

The 6th Division captured more than two-thirds of Okinawa, which military history accounts said was a strategic jewel. The Marines captured five enemy airfields, two seaplane bases and three anchorages. Control of the island meant that Allied forces controlled the East China Sea and cut off Japanese shipping routes.

Marines killed more than 18,000 Japanese troops, more than had been killed by any Marine division in any other campaign, and captured 3,254 prisoners, also a record, according to historical accounts.

Were it me, I'd pass it along to a present day outfit so the 6th lives on forever (as do all great Marine memories and traditions)

To all: please ping me to threads that are relevant to the MilHist list (and/or) please add the keyword "MilHist" to the appropriate thread. Gracias por adelantado.

Please FREEPMAIL indcons if you want on or off the "Military History (MilHist)" ping list.


Flamethrower Tank of 6th Marine Division, Okinawa - History

By FRED ZIMMERMAN | STARS AND STRIPES Published: June 27, 2005

CAMP HANSEN, Okinawa — Every time Marine 1st Sgt. Scott Smith drives to his office at the 9th Engineer Support Battalion, he crosses paths with family history.

When Smith was growing up in Falls Creek, Pa., he said, his father, Robert Smith Jr., would tell him stories of the Battle of Okinawa. The elder Smith was a private assigned as a flamethrower within the 6th Marine Division. He landed near Torii Station on April 1, 1945 — his 20th birthday.

“It was never about the blood and guts,” Smith said. “It was always funny stories.”

Smith, whose father died two years ago, said one of his favorite stories is about the last meal his father ate before landing on the island. He said the meal was so good, he went for seconds, but the sailor serving food turned him away.

As Pvt. Smith walked away dejected, his platoon sergeant asked him what happened. Upon hearing his Marine was denied extra chow, the platoon sergeant crisply corrected the sailor.

“Now look here, this might be this Marine’s last meal, so you are gonna give him what he wants and as much as he wants, do you understand me?” recalls Smith of his father talking about the platoon sergeant.

Another favorite tale also involves the platoon sergeant. As the unit was digging in at nightfall the day they landed on Okinawa, an airplane was heard approaching. The unit was near a Japanese airfield and a Zero fighter plane was coming in for a landing.

As the plane flew over the troops making fighting holes, the platoon sergeant picked up his Thompson submachine gun and fired several bursts at the fighter. Smith’s father said the troops all laughed at the sergeant — until the engine stopped and the plane crashed.

“Then the platoon sergeant hollered and said ‘What the hell are you looking at? Get back to digging,’” Smith recalled his father saying. “For 30-plus years now, that story has stuck with me, and as a junior troop, I understood from the actions of my staff NCOs and officers that getting the job done and taking care of us was all that really mattered. This story of my father is just one example of what has made the Marine Corps the unique organization that it is today.”

Smith said his father was drafted into the Navy, but when he was in-processing in late 1944, a Marine said the Corps needed volunteers to be engineers. His father volunteered and was on a train to San Diego for boot camp. After graduation, he went to Camp Pendleton, Calif., where he was told he was going to be a Browning automatic rifle gunner.

During training for the Battle of Okinawa on Guadalcanal, flamethrowers were needed, and Smith’s father was chosen. Smith said his father was the only original flamethrower in his battalion that left Okinawa alive.

“He never even got wounded,” Smith said. “The closest was bullets glancing off his tanks from his fellow Marines providing cover fire.”

Smith said being stationed on Okinawa helps him feel close to his father. “The biggest thing to me is when I come to work every day and when I drive home,” he said. “I think, ‘Hey, my dad probably walked through those hills.’

“Everybody wants to go to Iwo Jima and get a bottle of sand and leave their dog tags … this is my Iwo.”


Flamethrower Tank of 6th Marine Division, Okinawa - History

The 6th Marine Regiment has a rich history steeped in courage and honor. The timeline below offers a quick insight into some of the most significant events in which the Fightin' Sixth has played a distinct role. Please click HERE for information on the Fourragere and its significance to the Regiment. We will soon be posting additional information to our Lineage and Honors page. Please continue to check back often for updates.

6 April 1917
US declares war on Germany and its allies.

11 July 1917
6th Marine Regiment activated at Quantico, Virginia

15 March - 13 May 1918
6th Regiment enters active combat, Toulon sector, Verdun

31 May - 5 June 1918
Aisne Defensive, Chateau-Thierry Sector (Capture of Hill 142, Bouresches, Belleau Wood)

5th Marines and 6th Marines ?? 1918 Battle of Belleau Wood ?? Awarded the Fourragere aux couleurs de la Croix de guerre with palm leaf three times.


18-19 July 1918
Aisne-Marne Offensive (Soissons)

12-16 September 1918
St. Mihiel Offensive (vicinity of Thiaucourt, Xammes, and Joulay)

14 October 1918
Meuse-Argonne Offensive (Champagne), including capture of Blanc Mont Ridge and St. Tienne.

1-11 November 1918
Continuation of Meuse-Argonne Offensive

11 November 1918
Armistice ends hostilities in World War I

17 Nov ?? 10 Dec 1918
March from the Meuse River in France to Rhine River for occupation duty in Germany.

13 August 1919
6th Regiment deactivated at Quantico, Virginia

15 September 1921
6th Regiment reactivated at Quantico, Virginia

23 September 1922
83d Company, 3d Battalion, 6th Regiment, represented USMC at opening of Brazilian Exposition, Rio de Janeiro.

June 1924 - March 1925
Elements of 6th Regiment participated in expeditionary duty in Cuba and Dominican Republic.

15 March 1925
6th Regiment deactivated at Quantico, Virginia

26 March 1927
6th Regiment reactivated at Philadelphia Navy Yard for duty in China.

1927 - 1929
Duty in China.

31 March 1929
6th Regiment deactivated at San Diego, California

01 September 1934
6th Marines reactivated at San Diego, California

28 August 1937
6th Marines sailed for China on USS Chaumont

18 February 1938
6th Marines departed China for San Diego

31 May 1941
6th Marines sailed from San Diego for Iceland

07 July 1941
Transports bearing 1st Marine Brigade (Provisional), including the 6th Marines, reached Reykjavik, Iceland.

07 December 1941
Japan attacked U.S. Forces at Pearl Harbor, Hawaii, bringing the U.S. into World War II .

31 January 1942
3d Battalion, 6th Marines, departed Iceland for the U.S.

09 March 1942
Last elements of 6th Marines departed Iceland.

30 March 1942
All elements of 6th Marines were again together, at Camp Elliott, near San Diego .

19 October 1942
6th Marines departed U.S. for New Zealand.

01 November 1942
Elements of 6th Marines began arriving in New Zealand.

26 December 1942
2d Marine Division, including 6th Marines, departed New Zealand for Guadalcanal .

04 January 1943
6th Marines landed on Guadalcanal to help replace elements of the 1st Marine Division.

19 February 1943
6th Marines began embarking on ships for movement back to New Zealand.

21 November 1943
Late in the day (D + 1), elements of 6th Marines began landing on Tarawa to reinforce units already fighting there.

23 November 1943
Tarawa declared secured 6th Marines, less 2d Battalion, began preparing for re-embarkation.

26 November 1943
2d Battalion, 6th Marines, completed mopping-up of remaining islands of Tarawa Atoll.

Dec 1943 - May 1944
6th Marines, along with the rest of the 2d Marine Division, reequipped and trained replacements at Camp Tarawa in Hawaii.

25 de mayo de 1944
6th Marines departed Pearl Harbor enroute to Saipan in the Marianas.

15 June - 10 July 1944
6th Marines participated in the battle for Saipan.

24 July - 1 August 1944
6th Marines participated in the battle for Tinian.

01 April 1945
6th Marines participated in a turn-away landing on Okinawa before returning to Saipan.

06 August 1945
Atomic bomb dropped on Hiroshima, Japan, followed three days later by a second bomb dropped on Nagasaki.

14 August 1945
President Harry S. Truman announced the surrender of Japan.

22 September 1945
2d Marine Division arrived in Japan for occupation duty.

15 July 1946
6th Marines arrived at Camp Pendleton, California for duty with 3d Marine Brigade. (The remainder of the 2d Marine Division went to Camp Lejeune, North Carolina.)

16 September 1947
3d Brigade disbanded 6th Marines transferred to 1st Marine Division.

01 October 1947
6th Marines temporarily disbanded.

10 October 1947
6th Marines reactivated at Camp Lejeune, North Carolina, as par t of 2d Marine Division.

June-July 1950
6th Marines sent virtually all units and personnel to 1st Marine Division for Korea, and then began rebuilding the regiment.

15 July 1958
3d Battalion, 6th Marines, as part of 2d Provisional Marine Brigade, landed at Beirut, Lebanon to intervene in a civil war.

29 September 1958
The reinforced 6th Marines arrived in Beirut, while the 3d Battalion, 6th Marines, departed for the continental U.S.

18 October 1958
All Marine units departed Lebanon.

October 1962
Elements of the 6th Marines embarked in amphibious ships during the Cuban Missile Crisis.

28 April - 6 June 1965
3d Battalion, 6th Marines, landed in the Dominican Republic to intervene in a civil war. Other elements of the regiment deployed to the Dominican Republic shortly afterwards.

1965-1983
6th Marines participated in a long series of training exercises at Camp Lejeune, other bases within the United States, and during numerous deployments with the fleet to the Caribbean, Norway, and the Mediterranean.

October 1983
Elements of 2d Battalion, 6th Marines, transferred to Beirut, Lebanon, as replacements for Marine casualties.

Jan 1989 ?? Jun 1990
Elements deployed to Panama.

24 Dec 1990 ?? 10 April 1991
6th Marines participated in Operation Desert Shield and Desert Storm

July ?? October 1994
Elements participated in support of Operation Sea Signal, Cuba

Nov 2001 - Present
Operation Enduring Freedom, Afghanistan

March 2005 ?? Oct 2009
Operation Iraqi Freedom, Iraq


The Battle of Okinawa

Citación: "For extraordinary heroism in action against enemy Japanese forces during the assault and capture of Okinawa, April 1 to June 21, 1945. Seizing Yontan Airfield in its initial operation, the Sixth Marine Division, Reinforced, smashed through organized resistance to capture Ishikawa Isthmus, the Town of Nago and heavily fortified Motobu Peninsula in 13 days. Later committed to the southern front, units of the division withstood overwhelming artillery and mortar barrages, repulsed furious counterattacks and staunchly pushed over the rocky terrain to reduce almost impregnable defenses and capture Sugar Loaf Hill. Turning southeast, they took the capital city of Naha and executed surprise shore-to-shore landings on Oroku Peninsula, securing the area with its prized Naha Airfield and harbor after nine days of fierce fighting, reentering the lines in the south, ridges extending to the southern tip of the island, advancing relentlessly and rendering decisive support until the last remnants of enemy opposition were exterminated and the island secured. By their valor and tenacity, the officers and men of the Sixth Marine Division, Reinforced contributed materially to the conquest of Okinawa, and their gallantry in overcoming a fanatic enemy in the face of extraordinary danger and difficulty adds new luster to Marine Corps history, and to the traditions of the United States Naval Service."

James Forrestal, Secretary of the Navy.

The Secretary of the Navy,
Washington.
The President of the United States takes pleasure in presenting the President Unit Citation al

Sixth Marine Division, Reinforced
Consisting of

Citación:
"For extraordinary heroism in action against enemy Japanese forces during the assault and capture of Okinawa, April 1 to June 21, 1945. Seizing Yontan Airfield in its initial operation, the Sixth Marine Division, Reinforced, smashed through organized resistance to capture Ishikawa Isthmus, the Town of Nago and heavily fortified Motobu Peninsula in 13 days. Later committed to Paid Advertisement

James Forrestal,
Secretary of the Navy.

Temas. This memorial is listed in this topic list: War, World II. A significant historical date for this entry is April 1, 1945.

Localización. 38° 32.574′ N, 77° 20.572′ W. Marker is in Triangle, Virginia, in Prince William County. Memorial can be reached from Jefferson Davis Paid Advertisement

Highway (U.S. 1) 0.1 miles south of Joplin Road (Virginia Route 619), on the left when traveling north. Toque para ver el mapa. Marker is at or near this postal address: 18900 Jefferson Davis Hwy, Quantico VA 22134, United States of America. Toque para obtener instrucciones.

Otros marcadores cercanos. Al menos otros 8 marcadores se encuentran a poca distancia de este marcador. Joe Rosenthal 1911-2006 (here, next to this marker) 1st Battalion 7th Marines (here, next to this marker) 7th Engineer Battalion (here, next to this marker) American Gold Star Mothers Memorial (here, next to this marker) 3d Battalion, 11th Marines (here, next to this marker) VMFA-333 Squadron History (here, next to this marker) India & Mike Companies (here, next to this marker) 26th Marine Regiment (here, next to this marker). Touch for a list and map of all markers in Triangle.


4/15/2019 9:42 pm

Desconectado

Registered: 4/16/2019 Posts: 1

Re: Welcome to the Forum

Hola,
I am researching the Sixth where my neighbour John "Jack" De Leeuw was a member.
I see him listed as " Deleeuw, John -- 29th Mar-H&S" in some places and i really do not understand the H&S part of that.
Any assistance would be helpful to get my head around the group.
Jack has passed but he was such a nice man to know some about and knowing more would be very nice


Ver el vídeo: La Segunda Guerra Mundial en 17 minutos