GENERAL PHILIP ST. GEORGE COOKE, Estados Unidos - Historia

GENERAL PHILIP ST. GEORGE COOKE, Estados Unidos - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

ESTADÍSTICAS VITALES
NACIÓ: 1809 en Leesburg, VA.
MURIÓ: 1895 en Detroit, MI.
CAMPAÑA: Antietam, Fredericksburg y Wilderness.
RANGO MÁS ALTO ALCANZADO: Mayor General.
BIOGRAFÍA
Philip St. George Cooke nació en Leesburg, Virginia, el 13 de junio de 1809. Después de graduarse de la Academia Militar de Estados Unidos en West Point en 1827, luchó en conflictos fronterizos, la Guerra Black Hawk y la Guerra Mexicana. Antes de la Guerra Civil, había servido como oficial de dragones, táctico de caballería y explorador de Occidente. A finales de la década de 1850, actuó como observador estadounidense en la guerra de Crimea. Cooke tuvo tres hijas y un hijo. El hijo de Cooke, John R. Cooke, se convirtió en general confederado; mientras que dos de sus hijas se unieron a la causa confederada, una incluso se casó con el comandante de caballería confederado J. E. B. Stuart. El propio Cooke y una de sus hijas permanecieron leales a la Unión, y las divisiones políticas hicieron que la familia fuera objeto de chismes en todo el país. Al comienzo de la Guerra Civil, Cooke era coronel, pero fue comisionado general de brigada en el Ejército Regular en noviembre de 1861. Dado el mando de las fuerzas de caballería en Washington, D.C., participó en la Campaña de la Península del Mayor General McClellan. Cooke dirigió una división de caballería frente a Yorktown y en las batallas de Williamsburg, Gaines 'Mill y White Oak Swamp. Durante el resto de la guerra, Cooke sirvió en capacidades administrativas. Hasta agosto de 1863, sirvió en un consejo de guerra, estuvo al mando de Baton Rouge hasta mayo de 1864 y dirigió el servicio de reclutamiento de la Unión hasta el final de la guerra. Brevet nombrado general de división en marzo de 1865, continuó desempeñando funciones administrativas hasta su jubilación en octubre de 1873. Durante su jubilación, Cooke escribió libros sobre su vida en el ejército. Murió en Detroit, Michigan, el 20 de marzo de 1895.

Un "suicidio melancólico": la muerte del general de brigada Philip St. George Cocke

El 26 de diciembre de 1861, la esposa del general de brigada confederado Philip St. George Cocke, Sallie, abandonó a regañadientes su casa ese jueves por la noche para asistir a la fiesta de un vecino. El general no se encontraba bien desde que regresó a casa, sufriendo un colapso mental. Rechazó la invitación de su vecino, pero animó a su esposa y familia a seguir sin él. Sallie encontró a su esposo dormido en su dormitorio y se sintió segura de que no haría ningún daño dejarlo solo por un corto tiempo. Era una decisión de la que probablemente se arrepentiría por el resto de su vida.

Los Cock regresaron a casa una hora más tarde, pero el general no se encontraba por ningún lado. Sallie hizo sonar la alarma y registraron todas las habitaciones. Por fin, descubrieron el cuerpo sin vida del general fuera de su mansión con una sola herida de bala en la sien y un cráter en el cráneo por donde había salido la bala. Junto a él, en el suelo, había un revólver. El rico propietario de la plantación, graduado de West Point y general confederado murió a la edad de 53 años. Cocke tiene la reputación de ser el único general confederado que se suicidó durante la Guerra Civil Americana.

Philip St. George Cocke, 1809-1861 (Biblioteca del Congreso)

Seis meses antes, Cocke fue degradado de general de brigada a coronel después de ser transferido al Ejército Confederado Provisional a pesar de ser uno de los primeros oficiales en responder a la llamada para defender suelo de Virginia. Vio cómo otros hombres eran promovidos a generales antes que él, a pesar de que habían entrado en el servicio confederado después de él. Atacó escribiendo cartas, incluso acusando al mayor general Robert E. Lee de ser uno de los principales culpables de esta afrenta. “Creo que el general Lee me ha tratado muy mal y nunca lo perdonaré”, se quejó Cocke al superintendente de VMI, Francis H. Smith. Cocke finalmente recibió un ascenso a general de brigada en el Ejército Confederado Provisional cuatro meses después de su degradación. En noviembre de 1861, comenzaron a circular rumores entre los subordinados de Cocke de que estaba sufriendo un colapso mental. Regresó a su plantación en diciembre y murió antes del Año Nuevo.

Hijo del general de milicia de la Guerra de 1812, John Hartwell Cocke, Philip St. George Cocke se graduó de la Academia Militar de los Estados Unidos en la promoción de 1832, ocupando el sexto lugar entre cuarenta y cinco cadetes. Al graduarse en julio, fue nombrado subteniente del Segundo Regimiento de Artillería. Renunció a su cargo dos años después, se casó y se convirtió en uno de los propietarios de esclavos y productores de algodón más ricos del sur. Se desempeñó como presidente de la Sociedad Agrícola del Estado de Virginia durante un período de tres años y con frecuencia escribió sobre la producción agrícola. Incluso intentó experimentar con ovejas merinas criándolas en su plantación con la esperanza de presentarlas a Virginia.

A pesar de una breve carrera en el ejército, Cocke vio el valor de la educación militar. Fue benefactor del Instituto Militar de Virginia (VMI), establecido en noviembre de 1839, y sirvió en la junta de visitantes durante nueve años. Ayudó a establecer un plan de estudios agrícola en VMI donando $ 20,000. También se establecieron dos becas a través de sus generosas donaciones, que se utilizaron como becas para cubrir alojamiento, comida y matrícula para dos estudiantes. Cocke se hizo amigo de Francis H. Smith, el superintendente de VMI, y avaló su viaje a Europa en 1858 para visitar seminarios e instituciones para que pudiera implementar sus sistemas de educación en VMI. Cuatro de sus hijos continuarían asistiendo y graduándose de la institución: John Bowdoin Cocke (1856), William Ruffin Coleman Cocke (1867), Giles Buckner Cooke (1859) y Philip St. George Cocke, Jr. (1866). VMI fue una parte vital de la vida de Cocke tanto como su plantación.

Cuando Virginia se separó de la Unión el 17 de abril de 1861, Cocke ofreció su servicio para defender su estado natal. Tres días después, el gobernador John Letcher lo nombró general de brigada el mismo día en que el coronel Robert E. Lee renunció a su cargo en el ejército de los Estados Unidos. El gobernador dio a Cocke el mando supremo de las fuerzas del estado a lo largo del río Potomac. Cocke le escribió al superintendente Smith diciéndole que cuando llegó a Alejandría el día después de su cita se presentó "con las manos desnudas y con mi vestido de plantación ..."

Desde su cuartel general en Culpeper Court House, proporcionó dirección en las primeras semanas de la guerra, reuniendo unidades confederadas dispersas para defender el estado. Contrató a un dibujante para copiar gráficos y compilar un mapa del Departamento de Potomac. Escribió al general de división Robert E. Lee, designado para comandar las fuerzas de Virginia el 23 de abril, pidiéndole que enviara "tantos oficiales educados y experimentados" como pudiera para servir en el personal de su departamento. También pidió a los graduados de VMI que sirvieran como "maestros de instrucción, inspectores de brigada y otras necesidades en las diversas escuelas de instrucción y práctica ...". Para el 15 de mayo, Cocke había reunido alrededor de 1,000 hombres y dos armas para formar el núcleo de una fuerza para defender Virginia.

Cuando las fuerzas de Virginia fueron transferidas al Ejército Provisional de la Confederación el 8 de junio, Cocke fue degradado al rango de coronel. Consideró esto como un insulto y expresó su disgusto al general Lee el 12 de mayo. Lee le escribió a Cocke desde Richmond al día siguiente. “Reconociendo tan plenamente como yo su mérito, patriotismo y devoción al estado”, declaró Lee, “no considero que el rango o la posición fueran necesarios para otorgar su honor, pero creo que conferirá honor a la posición. En la actual crisis de asuntos, sé que sus propios sentimientos, mejor que cualquier palabra mía, le indicarán el camino a seguir para promover la causa en la que está comprometido ". El 21 de mayo, el general de brigada Milledge L. Bonham, un congresista de Carolina del Sur, reemplazó a Cocke al mando del Departamento de Potomac, lo que lo molestó aún más. Estos rechazos fueron más de lo que el orgulloso virginiano podía soportar.

Robert E. Lee (Biblioteca del Congreso)

Cocke observó cómo otros políticos, además de Bonham, como John B. Floyd y Henry A. Wise, fueron nombrados al rango de general de brigada durante los meses de mayo y junio mientras él no estaba. "Pensar que Wise y Floyd se convirtieron en Brigadiers al mismo tiempo que ahora estoy reducido a coronel y clasificado por cada coronel en el ejército nominal que no tiene existencia real, a saber: el 'Ejército Provisional de Virginia'", escribió. a Smith el 15 de junio. “Debería haber sido segundo al mando en Manassas hoy, pero algunos coroneles del 'Ejército Provisional' tienen rango, aunque soy el oficial superior de los Voluntarios de Virginia, que ahora suman treinta y cinco o cuarenta mil soldados en el servicio, mientras que no hay una sola compañía de base en dicho Ejército Provisional y nunca lo habrá. Este es un hermoso sistema ... "

Cocke le escribió a Jefferson Davis el mismo día en que le escribió esta amarga carta a Smith. Abogó por su caso ante el presidente confederado y disparó contra Lee y los otros oficiales que recientemente habían renunciado al ejército de los EE. UU. Para unirse a la Confederación. "Fui el primer hombre llamado en el estado y el gobernador y el Consejo me ofrecieron un alto y responsable mando militar ... y ya estaba en posición en Alejandría antes de que Gen'l Lee o cualquier oficial dimitido del ejército de los EE. UU. Llegara a Richmond", dijo. le escribió a Davis. “Mi expediente académico y militar, la fecha y el rango me sitúan por debajo de los pocos que han entrado hasta este momento al servicio del Estado, o pueden hacerlo en el futuro ... Me burlaría, señor, de buscar ocupar cualquier puesto que hice. no se siente seguro de la capacidad de llenar & # 8230 ”

A pesar de su resentimiento, Cocke se desempeñó bien al mando de una brigada en el Ejército del Potomac del General de Brigada Pierre GT Beauregard durante la Batalla de Bull Run el 21 de julio de 1861. El General de Brigada Joseph E. Johnston informó posteriormente que Cocke dirigió su brigada con “presteza y efecto ”durante el compromiso. El general Beauregard también hizo mención favorable de Cocke en su informe de batalla. “Gracias a Brig.-Gens. Bonham y Ewell, y al coronel Cocke y los oficiales bajo ellos, por la habilidad demostrada en la conducción y ejecución de los movimientos retrógrados en Bull Run ”, escribió Beauregard,“ movimientos de los que dependía la fortuna de este ejército ”. Cocke finalmente recibió la promoción que buscaba. Fue elevado a general de brigada en el Ejército Provisional el 21 de octubre (su comisión fue confirmada el 13 de diciembre de 1861).

Eppa Hunton (Biblioteca del Congreso)

Pero no todo iba bien con Cocke. Los subordinados del general notaron un cambio perturbador en su comportamiento. El coronel Robert E. Withers, del 18º Regimiento de Virginia, dijo que el general parecía "distraído" y describió además que "a menudo estaba abstraído y evidentemente ajeno a su entorno, la expresión de sus ojos no era normal y había algo indefinible en su todo porte… ”El coronel Eppa Hunton, del 8º Regimiento de Virginia, observó el comportamiento peculiar de Cocke cuando fue invitado a cenar con el general después de que su regimiento fuera asignado a su brigada a fines de noviembre. “Mientras se dirigía a su tienda, permaneció en absoluto silencio durante cierta distancia, dio dos fuertes golpes en la derecha y exclamó: '¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Mi país! ”Me quedé muy asombrado, y sentí que su mente estaba un poco fuera de lugar ...” ¿La ira, el estrés y la ansiedad causados ​​por su degradación meses antes lo llevaron a un colapso mental?

Cocke dejó a su brigada aparentemente de baja por enfermedad en diciembre y regresó a su mansión y plantación, Belmead, a unas treinta millas al oeste de Richmond. El 3 de enero de 1862, un amigo de la familia Cocke, J.D. Powell, le escribió al coronel William N. Pendleton mientras estaba de baja por enfermedad, hablándole de la tragedia que había ocurrido allí. “El pobre general Cocke, desde su regreso a casa, ha estado en un estado alternativo de emoción y depresión”, declaró en su carta a Pendleton. Le informó a Pendleton que Cocke no se había interesado por su vida hogareña ni por ninguna otra cosa desde su regreso. El general se hundió aún más en la depresión mientras meditaba sobre su incapacidad para estar con su brigada. Él “diría que no estaba capacitado para ningún deber siendo solo una carga para su familia, su comunidad y para él mismo”. El día de su muerte, Cocke redactó su carta de renuncia, abrumado por la ansiedad, la depresión y la vergüenza. Mientras su familia estaba fuera esa noche, terminó con su vida.

Belmead, condado de Powhatan, Virginia

los Staunton Spectator proporcionó una descripción gráfica de la muerte de Cocke en una columna titulada "Suicidio melancólico". Mientras que Powell decía que el abatido general se había disparado en la sien, el periódico declaraba que se había disparado en la boca, y que “la pelota penetró hacia arriba y le atravesó la parte superior del cráneo produciendo una muerte instantánea”. En cualquier caso, ambas heridas indicaron una herida autoinfligida. "Es imposible asignar una causa para este acto imprudente", dijo el periódico. El coronel Withers confiaba en que se atribuía a un colapso mental. "Nunca escuché ninguna causa asignada para este acto imprudente, excepto la aberración mental", informó. Un graduado de VMI y oficial de artillería confederado, el capitán Thomas Henry Carter, le pidió a su esposa detalles sobre el suicidio de Cocke cuando escribió a su casa. “Me sorprendió mucho oír hablar de Genl. El suicidio de Cocke ", declaró Carter. “Se dice aquí que en ocasiones se ha sospechado de él por una leve locura. Cuéntame las circunstancias cuando escribes ".

El superintendente Francis H. Smith rindió homenaje a su amigo en su informe al ayudante general de Virginia, William H. Richardson, el 4 de febrero de 1862:

Fue un privilegio para mí estar asociado con él en términos de la intimidad más cercana durante el período de 32 años, y puedo decir de él, en verdad, que nunca conocí a un caballero más puro, de tono más elevado o altruista. La verdad es cada noble impulso, su vida y su fortuna fueron ofrecidas por igual, en la hora del peligro de su país, sobre el altar del servicio de su país y después de una campaña de ocho meses frente al enemigo, y ganando laureles en las llanuras de Manassas, como comandante de brigada, regresó a su hogar, agotado por el prolongado cuidado y el trabajo, para morir.

Superintendente Francis H. Smith, ca. 1862 (Colección de fotografías de archivos de VMI)

El reverendo Cornelius Tyree pronunció un elegante sermón durante el funeral de Cocke cuando fue enterrado en los terrenos de su plantación dos días después de su muerte. "Con un temperamento nervioso y excitable, estando durante más de un año bajo una intensa, intensa y continua ansiedad mental por el país, y pensando en el aspecto lúgubre de nuestra revolución", continuó Tyree, "su brillante intelecto cedió y fue envuelto en la sombría nube de la irracionalidad, que provocó su triste final ". Tyree elogió la "habilidad y el atrevimiento" de Cocke durante la Batalla de Bull Run. “Considero su muerte como un verdadero y claro sacrificio por nuestro país, como si hubiera caído el 21 de julio”, declaró. “Gen. Cocke fue un mártir de la libertad sureña como los generales Bee o Bartow ".

La mayoría concluyó que fue un final desafortunado para el eminente virginiano. El tiempo de Cocke con un uniforme confederado fue breve y nunca tuvo la oportunidad de mostrar su valía como general de brigada. Trágicamente, su colapso mental fue el culpable del final prematuro de su carrera militar y su posterior muerte.

Editor & # 8217s Nota: Si conoce a alguien que está pasando por un momento difícil o problemas de salud mental, lo alentamos a que busque ayuda. Un recurso es la Línea Nacional de Prevención del Suicidio: 1-800-273-8255

Bibliografía

"Informe oficial de Beauregard". En The Rebellion Record: un diario de eventos estadounidenses, con documentos, narrativas, incidentes ilustrativos, poesía, etc.., 338-343. Editado por Frank Moore. Vol. 2. Nueva York: G.P. Putnam, 1862.

Carter, Thomas H. Un artillero en el ejército de Lee: las cartas de la guerra civil de Thomas Henry Carter. Editado por Graham T. Dozier. Chapel Hill: Prensa de la Universidad de Carolina del Norte, 2014.

Cocke, Philip St. George. Philip St. George Cocke a Jefferson Davis, 15 de junio de 1861. Carta. Archivos del Instituto Militar de Virginia. Registros del superintendente Francis H. Smith, 1839-1889.

Couper, William. Cien años en V.M.I. Vol. 2. Richmond, VA: Garrett & amp Massie, Inc., 1939.

“Gen. Informe de Johnston sobre la batalla de Manassas ". En La tierra que amamos. Una revista mensual dedicada a la literatura, la historia militar y la agricultura. Noviembre-abril de 1866-67156-163. Vol. 2. Charlotte, NC: Publicado por Hill, Irwin & amp Co., 1866-67.

Cementerio de Hollywood. "Philip St. George Cocke". Consultado el 29 de marzo de 2019. https://www.hollywoodcemetery.org/phillip-st-george-cocke.

Hunton, Eppa. Autobiografía de Eppa Hunton. Richmond, VA: William Byrd Press, 1933.

Revista del Congreso de los Estados Confederados de América, 1861. Vol. 1. Washington: Imprenta del Gobierno, 1904.

Revista del Senado de la Commonwealth de Virginia. Richmond: James E. Goode, impresor del Senado, 1861.

Longacre, Edward G. Las primeras horas de la guerra: Bull Run, 1861. Norman: Prensa de la Universidad de Oklahoma, 2014.

Memorando relativo a los oficiales generales nombrados por el presidente en los ejércitos de los estados confederados, 1861-65. Washington: Oficina del Secretario Militar, Departamento de Guerra, 1905.

Apelación diaria de Memphis (Tennessee), 28 de diciembre de 1861.

Powell, J.D. J.D. Powell a William N. Pendleton, 3 de enero de 1862. Carta. # 1466. Colección Histórica del Sur, Biblioteca de Colecciones Especiales Louis Round Wilson, Universidad de Carolina del Norte. Los documentos de William N. Pendleton, 1798-1889.

Informe especial del Superintendente del Instituto Militar de Virginia, sobre Educación Científica en Europa. Richmond, VA: Impreso por Ritchie, Dunnavant & amp Co., 1859.

Staunton Spectator (Virginia), 31 de diciembre de 1861.

La guerra de rebelión: una recopilación de los documentos oficiales de la Unión y los ejércitos confederados, Serie I, Volumen II. Washington: Imprenta del Gobierno, 1880.

Tyree, Cornelius. Los beneficios de la aflicción. Un sermón con ocasión de la muerte del general Philip St. George Cocke, predicado en su última residencia, en el condado de Powhatan, Virginia, el 28 de diciembre de 1861. Richmond, VA: Macfarlane & amp Fergusson, Printers, 1862. https://catalog.hathitrust.org/Record/010944633.

Registro oficial del Instituto Militar de Virginia, 1907-1908. Winchester, VA: The Eddy Press Corp., 1908.

Galés, Jack D. Historias médicas de generales confederados. Kent, OH: Kent State University Press, 1995.

Wise, Jennings C. La historia militar del Instituto Militar de Virginia desde 1839 hasta 1865. Lynchburg, VA: J.P. Bell Co., Inc., 1915.

Withers, Robert E. Autobiografía de un octogenario. Roanoke, VA: The Stone Printing & amp MFG. Co. Press, 1907.


Contenido

Cooke nació en Leesburg, Virginia, el 13 de junio de 1809. & # 911 & # 93 Se graduó de la Academia Militar de los Estados Unidos en 1827 y fue nombrado subteniente brevet en la infantería. Sirvió en una variedad de instalaciones en el oeste de Estados Unidos y en la Guerra del Halcón Negro. En 1833 fue ascendido a primer teniente en los recién formados 1st U.S. Dragoons.

Cooke realizó numerosos viajes de exploración al Lejano Oeste con los Dragones. Como capitán al mando de 200 dragones, desarmó y arrestó a la compañía de unos 100 hombres de la República de Texas del coronel Jacob Snively, que intentaban interrumpir el comercio a lo largo de Santa Fe Trail, en lo que se describió como la Segunda Expedición Texas Santa Fe. & # 912 & # 93

Durante la Guerra México-Estadounidense dirigió el Batallón Mormón desde Santa Fe hasta California, estableciendo lo que se conoció como Cooke's Wagon Road, que más tarde se convertiría en la ruta sur a California durante la Fiebre del Oro de California. Recibió una promoción brevet a teniente coronel por su servicio en California. Al mando de 2nd U.S. Dragoons, derrotó al Jicarilla Apache en Ojo Caliente, Nuevo México en 1854, estuvo en la Batalla de Ash Hollow de 1855 contra los Sioux, y fue enviado para mantener la paz en Bleeding Kansas en 1856-1857. Conocedor de Brigham Young, Cooke participó en la expedición de Utah de 1857-1858, después de lo cual fue ascendido a coronel y se le asignó el mando de los segundos Dragones de EE. UU. Fue observador del Ejército de los Estados Unidos en la Guerra de Crimea y estuvo al mando del Departamento de Utah desde 1860 hasta 1861.

El tema de la secesión dividió profundamente a la familia de Cooke. El propio Cooke permaneció leal a la Unión, pero su hijo, John Rogers Cooke, se convirtió en comandante de brigada de infantería en el Ejército del Norte de Virginia. J.E.B. Stuart, el famoso comandante de la caballería confederada, era yerno de Cooke. Cooke y Stuart nunca volvieron a hablar, y Stuart dijo: "Sólo se arrepentirá una vez, y será continuamente". & # 913 & # 93


Flora Stuart

Flora Cooke nació en Missouri el 3 de enero de 1836, hija del oficial del ejército de carrera de Virginia, Philip St. George Cooke. Educada en un internado privado en Detroit, Flora conoció al apuesto James Ewell Brown (JEB) Stuart mientras su padre estaba al mando del segundo Dragoons de Estados Unidos en Fort Leavenworth. Sus amigos lo llamaban & # 8220Jeb. & # 8221 Stuart se había graduado recientemente de West Point y estaba destinado en la frontera de Kansas. Como correspondía a la hija de un coronel de caballería, Flora era una experta jinete y pronto comenzó a realizar largos paseos nocturnos con Stuart.

El joven oficial estaba tan fascinado con Flora como ella con él, y no tardó en proponerle matrimonio. Se comprometieron menos de dos meses después de conocerse. Stuart escribió con humor sobre su rápido cortejo en latín, & # 8220 Veni, Vidi, Victus sum & # 8221 (vine, vi, fui conquistado).

Aunque se planeó una boda de gala para Fort Riley, Kansas, la muerte del padre de Stuart el 20 de septiembre provocó un cambio de planes, y el matrimonio el 14 de noviembre fue pequeño y limitado a testigos familiares.

Al comienzo de la Guerra Civil, Jeb fue ascendido al rango de capitán, pero renunció al Ejército de los Estados Unidos el 14 de mayo de 1861 para unirse al Ejército Confederado, luego de la secesión de Virginia. Los oficiales entrenados, especialmente de caballería, eran tan escasos que de inmediato lo nombraron coronel. Con muy poca demora y entrenamiento formal, su regimiento fue incorporado al Ejército Confederado.

El suegro de Jeb, Philip St. George Cooke, era considerado el oficial de caballería más capaz del ejército de los Estados Unidos, y le dio a su yerno el beneficio de su experiencia y juicio. Al enterarse de que su suegro le había dado la espalda a su Virginia natal y que seguiría siendo leal a la Unión, Stuart le escribió a su cuñado: & # 8220 Se arrepentirá, pero una vez, y será continuamente. & # 8221 Los dos nunca volvieron a hablar.

Los Stuart tuvieron tres hijos: Flora, que murió a la edad de 5 años Jeb Stuart, Jr., que originalmente recibió el nombre de su abuelo paterno, pero fue renombrado después de que Cooke permaneciera leal a la Unión y Virginia Pelham, nombrada en honor a John Pelham, Stuart & # 8217s 24 años de edad, comandante de artillería que murió en acción en Kelly & # 8217s Ford en marzo de 1863.

Al principio de la guerra, Jeb Stuart se ganó la reputación de llevar a cabo atrevidas incursiones de reconocimiento en la retaguardia del enemigo. Si bien estas hazañas no fueron de importancia militar, mejoraron la moral del sur. Fue ascendido a general de brigada y puesto al mando de la brigada de caballería en septiembre de 1861, y ganó la inmortalidad por su llamado Paseo alrededor de McClellan durante la Campaña Península de 1862.

Un ascenso a mayor general siguió el 25 de julio de 1862, y asumió el mando de la División de Caballería del Ejército del Norte de Virginia, cargo que ocupó durante el resto de su vida.

El 11 de mayo de 1864, el Ejército del Potomac & # 8217s Cabalry Corps se enfrentó con Fitzhugh Lee & # 8217s división del Ejército de Northern Virginia & # 8217s Cavalry Corps a unas pocas millas al norte de Richmond en un lugar llamado Yellow Tavern. Después de una lucha larga y dura, los hombres de la brigada del general Williams Wickham comenzaron a ceder durante un ataque decidido del general George Custer y la brigada de caballería de Michigan. El general Stuart corrió hacia adelante para tratar de reunir a sus soldados y resultó mortalmente herido.

El general Stuart fue llevado a la casa de Richmond de su cuñado, el Dr. Charles Brewer. La noticia de su herida llegó a Flora en la estación Beaver Dam a través de un mensajero: los cables del telégrafo habían sido cortados por el general de la Unión Philip Sheridan y la caballería # 8217. Flora y sus dos hijos corrieron en un tren privado y llegaron a Ashland, encontrando que las vías habían sido destruidas por las tropas de la Unión.

Un grupo de soldados de caballería confederados heridos y comprensivos le dio a Flora su ambulancia, que el grupo condujo a través de una fuerte tormenta. A lo largo del viaje, Flora recibió informes erróneos de que su esposo estaba bien, solo levemente herido, lo que le dio la esperanza de que lo alcanzaría a tiempo.

Al encontrar el puente en el río Chickahominy destruido, impidiéndoles un fácil acceso a Richmond, vadearon el río una milla río abajo retrasando su llegada a la casa de los Brewer hasta las 11:30 p.m. El general Stuart había muerto casi cuatro horas antes, recibiendo al presidente confederado Jefferson Davis como uno de sus últimos invitados.

Stuart tenía 31 años, en el apogeo de su fama y gloria, y era conocido como el caballero risueño. Tenía entusiasmo por la vida, le encantaba cantar y siempre la pasaba bien, pero podía hablar en serio cuando tenía que serlo. Era capaz en el campo de batalla y manejó hábilmente un cuerpo de infantería en Chancellorsville después de que el general Stonewall Jackson recibió su herida mortal.

Cuando el general Robert E. Lee se enteró de la muerte de Stuart, lloró. Cuando Stuart cayó, parte del espíritu abandonó el ejército del norte de Virginia. Su Cuerpo de Caballería nunca volvería a ser el mismo. Stuart será para siempre el joven héroe valiente, derrotado en el apogeo de su fama, un símbolo de la Confederación.

Que su energía se desperdiciara a veces en incursiones inútiles era algo natural, considerando el carácter de sus fuerzas, pero con respecto a sus actuaciones en el servicio más agotador y mucho más vital de la seguridad y el reconocimiento, el general Johnston podría preguntar: & # 8220 ¿Cómo puedo hacerlo? dormir a menos que esté en el puesto de avanzada? & # 8221 y el general Lee podría decir: & # 8220 nunca me trajo un informe falso & # 8221 Stuart conservó en todas las circunstancias la alegría de un subalterno de caballería y el carácter personal de un cristiano sincero, y el ejército consideró su pérdida como un golpe casi tan fuerte para la causa confederada como la de Jackson.

Imagen: Monumento a Stuart en Yellow Tavern

Flora Stuart tenía solo 28 años. Viviría casi sesenta años después de perder a su marido, pero nunca abandonaría la ropa de viuda. Stuart no habría aprobado al gallardo caballero, bien conocido por su sombrero de plumas y su capa con rayas rojas, siempre había reprendido a Flora por usar colores oscuros que no acentuaban lo que él veía como su belleza natural.

Flora se mantuvo fiel a los deseos expresados ​​por su esposo en su lecho de muerte de que sus hijos & # 8220 fueran educados al sur de la línea Mason y Dixon, y siempre & # 8230 conservaran el derecho de domicilio en los Estados Confederados & # 8221.

Flora nunca se volvió a casar. Se mantuvo a sí misma y a su familia como maestra, y finalmente se convirtió en directora del Virginia Female Institute en Staunton, la escuela preparatoria universitaria para niñas más antigua de Virginia. Se desempeñó como directora desde 1880 hasta 1899. En 1907, la escuela pasó a llamarse Stuart Hall en su honor.

Flora Cooke Stuart murió en Norfolk, Virginia, el 10 de mayo de 1923, a causa de las heridas sufridas en una caída cuatro días antes. Fue enterrada con gran ceremonia junto a su general en Richmond & # 8217s Hollywood Cemetery el 12 de mayo de 1923 - el 59 aniversario de la muerte de su marido & # 8217.


Guerra de rebelión: Serie 063 Página 0359 Capítulo XLVI. CORRESPONDENCIA, ETC.-UNIÓN.

ÓRDENES DE CAMPO,

HDQRS. DEPARTAMENTO DEL GOLFO, Números 31.

Alexandria, Luisiana, 30 de abril de 1864.

* * * * *

3. La División de Caballería, bajo el mando del General de Brigada Richard Arnold, informará directamente a este cuartel general.

* * * * *

9. El General de Brigada Henry W. Birge, Voluntarios de los Estados Unidos, es relevado de su deber con la Segunda División, Decimonoveno Cuerpo de Ejército, y se dirigirá de inmediato a Baton Rouge y relevará al General de Brigada Philip St. George Cooke del mando de ese puesto.

10. El General de Brigada Philip St. George Cooke, Ejército de los EE. UU., Es relevado de sus funciones en este departamento, y se dirigirá de inmediato a Washington, D. C., y se presentará personalmente ante el Ayudante General del Ejército.

11. El coronel N. A. M. Dudley es relevado de todo deber con la caballería de este departamento y esperará en Nueva Orleans el regreso de su regimiento del norte. A su llegada, el coronel Dudley asumirá el mando.

Por comando de los Bancos Generales de División:

GEO. B. DRAKE,

Ayudante General Adjunto.

SEDE FUERZAS DE ESTADOS UNIDOS,

Port Hudson, Luisiana, 30 de abril de 1864.

Teniente coronel RICHARD B. IRWIN,

Asistente Adjt. General, Departamento del Golfo:

SIR: El departamento de la mayor parte de las tropas disponibles de este puesto ha requerido la retirada de toda la artillería de la línea exterior de obras y su concentración dentro de la línea interior de defensas. Este curso fue recomendado por el general Andrews antes de su partida. Las tropas se están concentrando en y cerca de las obras interiores, y la artillería está ahora en posición a lo largo de esa línea.

Soy, señor, muy respetuosamente, su obediente servidor,

DANIEL ULLMANN,

General de Brigada de Voluntarios, Comandante.

SEDE DEPARTAMENTO DEL GOLFO,

Alejandría, 30 de abril de 1864.

General de brigada RICHARD ARNOLD,

Comandante de la división de caballería:

GENERAL: Es el deseo del mayor general al mando que se recoja la mayor cantidad posible de ganado vacuno en las cercanías de este lugar. Él desea que usted dirija a los oficiales de su mando, cuando regresen de expediciones o del servicio de piquete avanzado, para que conduzcan la mayor cantidad de ganado posible sin abandonar la línea de marcha. Todo el ganado así recogido será entregado al capitán Herbert, comisario de subsistencia, en el cuartel general del XIX Cuerpo de Ejército.

Muy respetuosamente, su obediente servidor,

C. S. SARGENT,

Ayudante General Adjunto en funciones.

Si tiene problemas para acceder a esta página y necesita solicitar un formato alternativo, comuníquese con [email protected]


Conozca los eventos actuales en
perspectiva histórica en nuestro sitio de Origins.


Flora Stuart

La viuda del general J.E.B. Stuart. Después de la muerte de su esposo en la Guerra Civil, la Sra. Stuart estableció el Virginia Female Institute, una escuela para niñas en Staunton. En 1923, la escuela pasó a llamarse Stuart Hall en su honor. Fue enterrada el 12 de mayo de 1923, en el quincuagésimo noveno aniversario de la muerte de su esposo.

Flora Cooke Stuart era la esposa del general confederado J. E. B. Stuart y la hija del general de la Unión Philip St. George Cooke. Conoció a Stuart, un apuesto subordinado de su padre, mientras vivía en el Territorio de Kansas en la década de 1850, y después de casarse, los dos se establecieron en Virginia. La secesión, sin embargo, dividió a su familia, con Cooke, un respetado soldado de caballería, que permaneció en el Ejército de los Estados Unidos y Stuart finalmente se convirtió en jefe de caballería del Ejército de Virginia del Norte. "Se arrepentirá, pero una vez y eso será continuamente", dijo Stuart sobre la decisión de su suegro de que incluso le cambió el nombre al hijo de meses de Flora, Philip St. George Cooke Stuart, en su nombre, James Ewell Brown Stuart Jr. . During the American Civil War (1861�), Flora Stuart spent as much time as possible in camp with her husband, and chafed at the generous attention he received from admiring women in Virginia and across the South. When Stuart died after being wounded at the Battle of Yellow Tavern (1864), she donned mourning garb and wore it for the remaining fifty-nine years of her life. During that time, she served as headmistress of a women's school in Staunton that was subsequently named for her. She later moved to Norfolk, where she died in 1923.

Flora Cooke was born on January 3, 1836, at Jefferson Barracks, outside Saint Louis, Missouri. Her father, Philip St. George Cooke, was a native Virginian, while her mother, Rachel Hertzog Cooke, hailed from Philadelphia, Pennsylvania. The two married in 1830, and Flora was the second of their four children. Cooke grew up at various army forts where her father was stationed and then attended boarding school in Detroit, Michigan. She played the piano and the guitar and enjoyed horseback riding and shooting. Following her graduation in 1855, Cooke planned first to visit her parents at Fort Riley in the Kansas Territory, where her father was commander, and then to travel to Philadelphia to make her social debut. During a troop review at Fort Riley, however, her equestrian skills so impressed a young lieutenant, J. E. B. Stuart, that a courtship followed. Shortly before departing for Fort Leavenworth on the Kansas frontier, Stuart asked Cooke to marry him. She apparently consented, for a letter from Stuart to his cousin on September 20, 1855, announced the engagement. Wearing her graduation dress, Cooke married Stuart on November 14, 1855, at Fort Riley. They spent their honeymoon in Wytheville, Virginia, visiting Stuart's family. Their first child, Flora, was born in September 1857. A son, Philip St. George Cooke Stuart, was born in 1860. The couple continued to live in Kansas for several more years before returning to Virginia where J. E. B. Stuart served as volunteer aide to Robert E. Lee who, in October 1859, had been dispatched to quell John Brown's raid on Harpers Ferry.

After learning of Virginia's secession, J. E. B. Stuart arranged to enter Confederate military service and moved his family to Virginia. Philip St. George Cooke, meanwhile, chose not to resign his U.S. Army commission, provoking Stuart to write his wife that it would do "irreparable injury to our only son" to have him named after Cooke. After some deliberation, the couple renamed the boy James E. B. Stuart Jr.

After J. E. B. Stuart left for Richmond to enlist in the Confederate army, Flora Stuart and her children settled in Wytheville. She often arranged to stay at or near her husband's camp, where they could enjoy meals, music, and conversation together. Such pleasantries could be interrupted at a moment's notice, of course, and their frequent separations strained their relationship. Stuart wrote letters to his "darling wife," but he also corresponded with other women as his fame grew. These were insubstantial flirtations, but Flora Stuart disliked the photographs and other gifts these admirers sent, and wrote of feeling laughed at for her "husband's fondness for society and the ladies." Generally speaking, however, J. E. B. Stuart was a thoughtful and romantic husband, carrying his wife's photograph near his heart, although he told her he did "not need it my love, to keep you ever vividly before me."

On November 3, 1862, their daughter Flora died of typhoid fever. In the following weeks, Stuart wrote that his wife was "not herself since the loss of her little companion," and another observer wrote, "Words could not describe the agony she had endured." The birth of a daughter, Virginia Pelham, the following October both eased and intensified the loss. "She is said to be like Little Flora," Flora Stuart wrote. "I hope she is."

Flora Stuart emerged from her mourning clothes late in April 1864, but then on May 12, she received a telegram informing her that her husband had been "seriously wounded" at the Battle of Yellow Tavern. Having seen her husband just two days earlier, Flora Stuart immediately traveled to Richmond but was too late. Stuart died on May 12 and was buried at Hollywood Cemetery in Richmond.

Flora Stuart honored her husband's request to raise their children in the South, and for a short time after the war, she lived in Saltville with J. E. B. Stuart's brother William Alexander Stuart and his family. (The log cabin where they resided still stands.) She also opened a school in Saltville. In 1878 she moved to Staunton where she taught at a Methodist school. In 1880 she became principal of Staunton's Virginia Female Institute, an Episcopal school for girls chartered in 1844. Before his death in 1870, Robert E. Lee had served on its board of visitors. Flora Stuart—who in these years preferred to be called Mrs. General Stuart—oversaw an increase in enrollment from twenty-five to ninety-nine students. She retired in 1899 and her cousin, Maria Pendleton Duval, became headmistress. Stuart's daughter, Virginia, helped found the school's honor and library service society, and Stuart's granddaughter, Virginia Stuart Waller Davis, graduated from the school in 1917 and served as a trustee. In 1907, the Virginia Female Institute was renamed Stuart Hall in Flora Stuart's honor. (As of 2009, Stuart Hall is an independent coeducational Episcopal school, educating students from pre-kindergarten age through twelfth grade.)

In 1898, following the death of Virginia, Flora Stuart moved to Norfolk to help raise her three grandchildren. There, according to an entry in the Encyclopedia of Virginia Biography (1915), she surrounded herself with "many reminders of her honored husband, among them a flag, carefully framed, made by her own hands and carried at the head of his troops." She died on May 10, 1923, and was buried beside J. E. B. Stuart and their daughter Flora in Hollywood Cemetery.

January 3, 1836 - Flora Cooke is born at Jefferson Barracks, Saint Louis, Missouri, to Philip St. George and Rachel Hertzog Cooke.

November 14, 1855 - J. E. B. Stuart marries Flora Cooke, the daughter of Colonel Philip St. George Cooke, at Fort Riley, Kansas.

September 1857 - Flora Stuart, daughter of J. E. B. and Flora Stuart, is born. She is nicknamed La Petite.

June 26, 1860 - Philip St. George Cooke Stuart, the second child of J. E. B. and Flora Stuart, is born. He is named for Flora Stuart's father, Philip St. George Cooke.

April 1861 - Flora Stuart moves to Virginia with her husband and children, following Stuart's resignation of his U.S. Army commission and intentions to serve the Confederacy.

December 1861 - J. E. B. Stuart and his wife Flora change the name of their son from Philip St. George Cooke Stuart to James Ewell Brown Stuart Jr. Stuart is angry that his father-in-law, Philip St. George Cooke, did not resign his U.S. Army commission following Virginia's secession from the Union.

November 3, 1862 - Flora Stuart, daughter of J. E. B. and Flora Stuart, dies of typhoid fever. She is buried in Hollywood Cemetery in Richmond.

October 9, 1863 - Virginia Pelham Stuart, the third child born to J. E. B. and Flora Stuart, is born.

May 12, 1864, 7:30 p.m. - After being wounded at the Battle of Yellow Tavern a day earlier, J. E. B. Stuart dies in Richmond at the home of his brother-in-law, Dr. Charles Brewer. His wife, Flora Stuart, misses being at his bedside by three hours.

1880� - Flora Stuart, the widow of J. E. B. Stuart, serves as headmistress of the Virginia Female Institute in Staunton, one of the state's oldest Episcopal schools and the oldest college preparatory school for girls in Virginia.

1905 - Flora Stuart is elected honorary president of the Virginia Division and General Division of the United Daughters of the Confederacy.

1907 - The Virginia Female Institute in Staunton, one of the state's oldest Episcopal schools and the oldest college preparatory school for girls in Virginia, is renamed Stuart Hall in honor of Flora Stuart. She served as the school's headmistress for nineteen years.

February 1914 - Flora Stuart is the guest of honor at the gubernatorial inauguration of her nephew, Henry Carter Stuart.

May 10, 1923 - Four days after a fall, Flora Stuart dies at her daughter's house in Norfolk.

May 12, 1923 - On the fifty-ninth anniversary of the death of her husband, J. E. B. Stuart, Flora Stuart is buried beside him in Hollywood Cemetery in Richmond.


GENERAL PHILIP ST. GEORGE COOKE, USA - History

Very nice image of Cooke wearing a dark double-breasted frock coat, matching dark trousers and knee high boots. Draped over his left shoulder and wrapped around his waist is a dark cape. One brigadier general’s shoulder strap is visible on the right shoulder. He holds his forage cap in his left hand which is in front of him.

Image is clear with very good contrast. Mount has some light surface dirt.

Back mark is for R. W. ADDIS WASHINGTON, D.C. Reverse also has “P. St. G. COOKE” in modern pencil.

Philip St. George Cooke was born in Leesburg, Virginia, June 13, 1809. He graduated from West Point in 1827 and was commissioned a brevet second lieutenant in the infantry. He served at a variety of installations in the West and in the Black Hawk War. In 1833 he was promoted to first lieutenant in the newly formed 1st U.S. Dragoons.

As Captain in command of 200 Dragoons, he disarmed and arrested Colonel Jacob Snively's Republic of Texas Company of about 100 men, who were attempting to disrupt trade along the Santa Fe Trail.

During the Mexican War he led the Mormon Battalion from Santa Fe to California, establishing the southern route to California used during the California Gold Rush. He received a brevet promotion to lieutenant colonel for his service in California. In command of 2nd U.S. Dragoons, he defeated the Jicarilla Apache in New Mexico in 1854, was in the 1855 Battle of Ash Hollow against the Sioux, and was sent to keep the peace in Bleeding Kansas in 1856 – 1857. Acquainted with Brigham Young, Cooke took part in the Utah expedition of 1857–58, after which he was promoted to colonel and assigned command of the 2nd U.S. Dragoons. He was an observer for the U.S. Army in the Crimean War, and commanded the Department of Utah from 1860 until 1861.

The issue of secession deeply divided Cooke's family. Cooke himself remained loyal to the Union. J.E.B. Stuart, the famous Confederate cavalry commander, was Cooke's son-in-law. Cooke and Stuart never spoke again, Stuart saying, "He will regret it only once, and that will be continually."

At the start of the Civil War, the U.S. Army had five mounted regiments. Cooke commanded the 2nd Dragoons, which were re-designated the 2nd U.S. Cavalry.

Cooke was appointed brigadier general, U.S. Army, on November 21, 1861, to rank from November 12, 1861. He initially commanded a brigade of regular army cavalry within the defenses of Washington, D.C. For the Peninsula Campaign, he was selected by McClellan to command the Cavalry Reserve, a division-sized force, of the Army of the Potomac. When Confederate forces evacuated the city of Yorktown, Cooke was sent along with Major General George Stoneman in pursuit and his cavalry was roughed up in an assault ordered by Stoneman against Fort Magruder. Cooke saw subsequent action at the battles of Williamsburg, Gaines' Mill, and White Oak Swamp. Cooke ordered an ill-fated charge of the 5th U.S. Cavalry at Gaines' Mill during the Seven Days Battles, sacrificing nearly an entire regiment of regulars.

After the Peninsula, Cooke left active field service. One proximate reason was the embarrassment he suffered when his son-in-law, Jeb Stuart, humiliated the Union cavalry by completely encircling the Army of the Potomac in his celebrated raid. Cooke served on boards of court-martial, commanded the District of Baton Rouge, and was superintendent of Army recruiting for the Adjutant General's office. On July 17, 1866, President Andrew Johnson nominated Cooke for appointment to the brevet grade of major general in the regular army, to rank from March 13, 1865, and the U.S. Senate confirmed the appointment on July 23, 1866.

Cooke commanded the Department of the Platte from 1866 to 1867, the Department of the Cumberland from 1869 to 1870, and the Department of the Lakes. He retired from the Army on October 29, 1873 as a brigadier general.

Cooke was a member of the Michigan Commandery of the Military Order of the Loyal Legion of the United States.

He died in Detroit, Michigan, and is buried there in Elmwood Cemetery. [ad]

THIS ITEM, AS WITH ALL OTHER ITEMS AVAILABLE ON OUR WEB SITE,

MAY BE PURCHASED THROUGH OUR LAYAWAY PROGRAM.

FOR OUR POLICIES AND TERMS,

CLICK ON ‘CONTACT US’ AT THE TOP OF ANY PAGE ON THE SITE,


Civil War

At the start of the Civil War, the U.S. Army had five mounted regiments. Cooke commanded the 2nd Dragoons, which was redesignated the 2nd U.S. Cavalry. As they prepared to ride into their first battles, they had the potential opportunity to learn from the two-volume manual on cavalry tactics written by Cooke in 1858, but not published until 1862. It was a controversial work at the time and the War Department chose not to make it the basis for official doctrine. Cooke espoused the value of mounted attacks as the primary purpose for cavalry forces others, more sensibly, realized that the emergence of the rifled musket as an infantry weapon made the classic cavalry charge essentially obsolete and recommended a mission emphasis on reconnaissance and screening. Even those who agreed that cavalry charges retained some value found reasons to disagree with Cooke. A prominent theory of cavalry charges at the time, endorsed by future generals Henry W. Halleck and George B. McClellan, was that the cavalry should be deployed in double ranks (a regiment would deploy in two lines of five companies each), which would increase the shock effect of the charge by providing an immediate follow-up attack. Cooke's manual called for a single-rank formation in which a battalion of four companies would form a single line and two squadrons of two companies each would cover the flanks. A third battalion would be placed in reserve a few hundred yards to the rear. Cook believed that the double-rank offensive promoted disorder of the horses in the ranks and would be difficult to control.

Cooke was appointed brigadier general, U.S. Army, on November 21, 1861, to rank from November 12, 1861. [4] President Abraham Lincoln nominated Cooke for the appointment on December 21, 1861 and the U.S. Senate confirmed it on March 7, 1862. [4] He initially commanded a brigade of regular army cavalry within the defenses of Washington, D.C. For the Peninsula Campaign, he was selected by McClellan to command the Cavalry Reserve, a division-sized force, of the Army of the Potomac. When Confederate forces evacuated the city of Yorktown, Cooke was sent along with Major General George Stoneman in pursuit and his cavalry was roughed up in an assault ordered by Stoneman against Fort Magruder. He saw subsequent action at the battles of Williamsburg, Gaines' Mill, and White Oak Swamp. Cooke ordered an ill-fated charge of the 5th U.S. Cavalry at Gaines' Mill during the Seven Days Battles, sacrificing nearly an entire regiment of regulars.

After the Peninsula, Cooke left active field service. One proximate reason was the embarrassment he suffered when his son-in-law, Jeb Stuart, humiliated the Union cavalry by completely encircling the Army of the Potomac in his celebrated raid. Cooke served on boards of court-martial, commanded the District of Baton Rouge, and was superintendent of Army recruiting for the Adjutant General's office. On July 17, 1866, President Andrew Johnson nominated Cooke for appointment to the brevet grade of major general in the regular army, to rank from March 13, 1865, and the U.S. Senate confirmed the appointment on July 23, 1866. [5]


Sharpe was born in 1834 at Red Hook, Dutchess County, New York. He attended the United States Military Academy and Dartmouth College, graduating in 1856. He was married to Julia Cooke, the daughter of Union General, Philip St. George Cooke. Two of his brothers-in-law were Confederate Generals, John Rogers Cooke and Jeb Stuart.

Sharpe started his Civil War service as a 1st Lieutenant in the 20th New York Militia. He was promoted to Major in the 56th New York Infantry. Sharpe was transferred to the 156th New York Infantry and was appointed Colonel. He was brevetted Brigadier General of the United States Volunteers on March 13, 1865 for gallant and meritorious service at the battle of Winchester, Virginia.

Jacob Sharpe was a real estate agent by profession and later became a U. S. Customs official. From 1880 to 1889, he was the Governor of the Northwest Branch of the National Home for Disabled Volunteer Soldiers at Milwaukee, Wisconsin. He returned to Detroit and died on April 27, 1892.

Born: July 31, 1834
Died: April 27, 1892
Buried: Section H, Lot 94


(part five in a series) Having established the backdrop for the meat of this discussion, we can now examine the actual impact of technological advances upon battlefield tactics for cavalry in the Civil War.

(part four in a series) During the early days of the Civil War, Dennis Hart Mahan’s teachings were implemented by the Union high command in particular. Gen. Winfield Scott vigorously resisted the incorporation of volunteer cavalry regiments into the Union &hellip Continue reading &rarr



Comentarios:

  1. Tashakar

    Confirmo. Y me encontré con esto. Discutamos este tema. Aquí o al PM.

  2. Rabi

    ¿Hay algo así?

  3. Van

    Pido disculpas, pero no es exactamente lo que necesito.

  4. Tuppere

    ¡Muy bien!

  5. Lorimar

    Dictar, ¿dónde puedo encontrarlo?



Escribe un mensaje