Pánico de 1837 - Historia

Pánico de 1837 - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los años de Jackson fueron años de rápida expansión económica en los Estados Unidos. La expansión fue impulsada por el crédito barato, junto con el aumento de los precios del algodón y la tierra. A medida que los precios (especialmente de la tierra) seguían subiendo, se temía que los especuladores estuvieran creando una "burbuja de la tierra". El presidente Jackson presionó al Congreso para que aprobara la Specie Act (una ley que requería que la tierra se pagara con monedas y no con papel moneda) para luchar contra los especuladores. La Ley de Especies tuvo la consecuencia desatendida de drenar gran parte del dinero de los grandes bancos. Esto hizo que los bancos fueran más susceptibles a una corrida bancaria, donde la gente exigía la devolución de su dinero..

Los años de Jackson fueron años de rápida expansión económica en los Estados Unidos. Esto hizo que los bancos fueran más susceptibles a una corrida bancaria, donde la gente exigía la devolución de su dinero.

La burbuja de la tierra estalló cuando el Banco de Inglaterra decidió intentar frenar el flujo de dinero que salía del país elevando las tasas de interés. Incluso en la década de 1830, la economía global estaba interconectada de tal manera que los bancos en los EE. UU. Pronto se vieron obligados a subir también las tasas de interés. Este aumento de las tasas de interés coincidió con una caída de los precios del algodón en los mercados mundiales. La caída de los precios del algodón, a su vez, obligó a hundirse a uno de los principales corredores de algodón de Nueva Orleans. El colapso del corredor de algodón de Nueva Orleans tuvo un efecto en cascada en la economía, ya que los corredores acreedores pronto se dieron cuenta de que no podían pagar sus facturas. Poco después, los bancos debilitados de Nueva York tuvieron problemas y suspendieron el canje de papel moneda por monedas.

En este punto, el pánico económico estaba en pleno apogeo. Los bancos fracasaron. Las fábricas despidieron trabajadores cuando: no podían obtener crédito o los clientes no estaban dispuestos a realizar pedidos. La U. enfrentó una depresión en toda regla. Además, gracias a la insistencia de Jackson en cerrar el Banco de Estados Unidos, no hubo herramientas para combatir la depresión. Van Buren tomó un enfoque de no intervención al problema, creyendo que no era responsabilidad del gobierno luchar contra los tiempos difíciles económicos. Como resultado, la popularidad del presidente Van Buren se desplomó. La economía tardaría algunos años en recuperarse. Sin embargo, para entonces, uno de los logros más orgullosos del presidente Jackson (es decir, el pago de la deuda nacional) yacía hecho añicos. Jackson había saldado con éxito la deuda. Sin embargo, dado que los ingresos fiscales se desplomaron (debido a la depresión), Van Buren se vio obligado a pedir prestado dinero para pagar los gastos nacionales.


Pánico de 1837

Una larga lista de estudios importantes afirmaba que las políticas de Jackson, especialmente la destrucción del Segundo Banco de los Estados Unidos [SBUS] y la "Specie Circular", causaron el pánico de 1837. Bourne (1885), Schlesinger (1945), Hofstader ( 1948), Meyers (1960) y Hammond (1957), entre otros, sostuvieron que el SBUS impidió que los bancos estatales emitieran demasiados billetes. La destrucción del S.B.U.S. condujo a abusos desenfrenados, una expansión del crédito y una burbuja especulativa que Jackson rompió en dos con la "Specie Circular", que drenó la especie de los bancos orientales hacia el oeste al exigir el pago de especies por tierras federales, la mayoría de las cuales eran del oeste. de los Apalaches.

La depresión que comenzó en el año 1837 siguió a un período de prosperidad que duró varios años. Tenga en cuenta que durante este período el país todavía se encontraba en una etapa pionera: sin ferrocarriles, sin telégrafos, sin medios de transporte que no fueran por agua y carreteras. La agricultura era la principal ocupación del pueblo, siendo el algodón y el tabaco los principales productos en el Sur y el trigo, el maíz y los cereales en el Norte. Las cosechas se recolectaban por medio de la guadaña y la cuna, y el grano todavía se trillaba con el mayal en 1833.

Nueva York fue la principal puerta de entrada para las exportaciones en el norte y Nueva Orleans en el sur. El censo de 1830 da a la población total de los Estados Unidos 12,866,020. Los estados de la costa atlántica y del golfo estaban densamente poblados, con una población dispersa solo en todo el país al oeste de las Alleghenies. El rápido avance del movimiento hacia el oeste hacia los estados del Medio Oeste -Ohio, Indiana, Illnois, Kentucky y Tennessee- alcanzó las proporciones de una fiebre por la tierra a principios de los años treinta. Las ciudades surgieron casi de la noche a la mañana. Esta gran afluencia de personas provocó el rápido desarrollo de la tierra, los medios de transporte y una actividad extraordinaria en todas las líneas industriales.

Muchos bancos establecidos en las nuevas ciudades emitieron su propio papel moneda sin respaldo en metálico. Durante este período, Londres, Inglaterra, fue el centro financiero del mundo y la principal fuente de capital para inversiones en Estados Unidos. Filadelfia era el bastión de las finanzas estadounidenses, con Nueva York o Wall Street como un centro financiero secundario.

Los intereses adinerados en Filadelfia, centrados en un tal Nicholas Biddle, dominaban los asuntos financieros de Estados Unidos. Biddle era un tipo visionario. Fue descuidado con respecto a los detalles, pródigo al hacer préstamos y muy laxo en la investigación de las condiciones en torno a los préstamos concedidos. Él mismo era un gran especulador en algodón. Debido a su destacada posición financiera, su ejemplo alentó a los oportunistas de todo tipo a ingresar al campo especulativo. Fue fácil conseguir avances liberales en empresas de todo tipo para asegurar crédito para suministros que superan las necesidades de la gente y para inversiones en tierras públicas improductivas. El espíritu de juego de la aventura y el deseo de riqueza repentina prevalecieron en toda la Unión. Por lo tanto, esta se convirtió en una era de empresas especulativas, con todas las clases deseosas de invertir su dinero en casi todo tipo de propuestas presentadas.

Josephs Banking Co., de Nueva York, originalmente organizada con un capital de $ 20,000 y luego aumentado a $ 400,000, era el representante de los Rothschild de Inglaterra. Siguiendo el ejemplo de Biddle, esta empresa se sumergió audazmente en peligrosas especulaciones con el algodón y la tierra. El presidente Jackson se opuso amargamente a lo que llamó las tendencias peligrosas del banco de Biddle y el carácter objetable de los préstamos hechos por él. Su oposición a las prácticas imperantes culminó finalmente con la negativa del Gobierno a renovar la carta del banco Biddle y la eliminación de los depósitos del Gobierno. Sin embargo, el banco continuó operando bajo un estatuto garantizado por el estado de Pensilvania y, para compensar el prestigio perdido, Biddle lanzó una política aún más liberal en créditos y comercio.

Esta fue la condición en los Estados Unidos en los años inmediatamente anteriores a 1837.

Durante varios años se había producido un sobrecomercio general con Estados Unidos por parte de los comerciantes ingleses y la creación de muchos bancos y sociedades por acciones con este fin. Esto, junto con los créditos concedidos a los comercios de las Indias Orientales, China y América del Sur, provocó una gran expansión de las emisiones del Banco de Inglaterra y precipitó el pánico financiero en Inglaterra a finales de 1836. El endurecimiento del mercado monetario en Inglaterra durante y después de este pánico trajo consigo muchos fracasos y un estancamiento general de los negocios en Inglaterra y otros países europeos, y en los Estados Unidos.

El retraso de los negocios normales y las quiebras bancarias en Inglaterra cerraron el mercado para muchos de los productos de los Estados Unidos. Esto fue particularmente cierto en el mercado del algodón, que constituía de un tercio a la mitad de nuestras exportaciones totales y fue la base de la prosperidad del Sur. El precio del algodón bajó un 50 por ciento en 1837. La producción de tabaco, azúcar y arroz también se vio afectada, pero en menor medida.

La primera evidencia del colapso económico durante esta era de especulación apareció en Nueva Orleans y el sur. Debido a la caída del precio del algodón y la pérdida de gran parte del comercio de exportación, las empresas algodoneras y los bancos de Nueva Orleans se vieron obligados a cerrar sus puertas, seguido a los pocos días por el cierre de nueve décimas partes del negocio. casas en la ciudad de Mobile.

Cuando la noticia de la quiebra de las empresas algodoneras y los bancos de Nueva Orleans llegó a Nueva York, obligó al cierre de Josephs Banking Co., lo que precipitó el pánico de 1837. A este pánico le siguieron las habituales quiebras bancarias y empresariales a lo largo de todo el país y provocó una monotonía general de los negocios, que continuó durante unos cinco años.

El pánico de 1837 tuvo muchas causas, algunas relacionadas con las políticas mal juzgadas de la administración de Jackson, algunas más allá del control de cualquier presidente o gobierno. Los precios del oro y la plata, la demanda de algodón, la eliminación del Banco de los Estados Unidos por parte del presidente Jackson, una mala cosecha en Inglaterra y otros factores contribuyeron a la recesión.

Estos sucesos acumulados alcanzaron una masa crítica a principios de 1837, justo cuando Van Buren tomaba juramento. El pánico se propagó por los mercados financieros estadounidenses, destrozó el sistema bancario y sumió a la población en general en el caos mientras una oleada de quiebras comerciales se apoderaba del país. Para el verano, Estados Unidos simplemente había dejado de funcionar, y multitudes desamparadas de hombres de ojos hundidos se apiñaban en las puertas de más y más bancos, tratando de obtener su dinero, deambulando aturdidos mientras esas puertas se cerraban temprano, las bóvedas vacías, su contenido se desvanecía. Las recesiones financieras anteriores nunca habían sido tan a fondo y aplastantes.

El pánico también afectó las actitudes del Estado sobre las mejoras internas. El pánico de 1837 trajo un abrupto final a las actividades de mejora tanto estatales como federales. El gobierno federal entró en déficit por primera vez desde 1824 y el gasto en mejoras federales casi se detuvo.

El presidente Martin Van Buren heredó la grave recesión de la economía estadounidense que comenzó en 1836. Se convirtió en la principal preocupación de Van Buren durante su presidencia. Los historiadores han identificado tres causas de la depresión que azotó la economía estadounidense a fines de la década de 1830. Primero, los bancos ingleses, respondiendo a los problemas financieros en casa, dejaron de inyectar dinero en la economía estadounidense, un cambio importante ya que esos fondos habían financiado gran parte del crecimiento económico de la nación durante las dos décadas anteriores. En segundo lugar, los bancos estadounidenses, que habían extendido demasiado el crédito a sus clientes, comenzaron a solicitar préstamos después de que los bancos británicos recortaran su oferta monetaria.

En tercer lugar, las políticas de dinero `` duro '' del presidente Andrew Jackson, especialmente la Circular Specie de 1836, que tenía como objetivo estabilizar lo que los habitantes de Jackson veían como una economía fuera de control al exigir que todas las compras de tierras federales se hicieran con metales preciosos (es decir, Dinero) en lugar de dinero en papel (blando), solo exacerbó la crisis crediticia.

De repente, los esfuerzos de mejora del estado parecían imprudentes, no ambiciosos. A medida que la recesión se prolongó hasta 1841 y 1842, nueve estados (Florida, Mississippi, Arkansas, Indiana, Illinois, Maryland, Michigan, Pennsylvania y Louisiana) dejaron de pagar sus deudas, y cuatro de ellos (Arkansas, Florida, Michigan y Mississippi) en realidad repudiar deudas por $ 13,8 millones. Estos fracasos, a veces manchados por la corrupción, junto con un rechazo popular de los impuestos estatales para financiar las mejoras no autofinanciadas, llevaron a una `` revulsión '' generalizada contra todos los esfuerzos de mejora del gobierno que incluían incluso a estados exitosos como Nueva York.

Los tres años posteriores a 1837 fueron un período de reajuste financiero. El dinero no se volvió más fácil hasta la última parte de 1840. Desde ese momento continuó haciéndose más fácil hasta que terminó la depresión, la primera parte de 1844. Los salarios se mantuvieron bastante bien, probablemente debido al hecho de que no era una industria manufacturera. o era industrial y la mayor parte del trabajo se dedicaba a actividades agrícolas y afines. Además, el asalariado, debido a los vastos recursos no desarrollados del país en ese momento, no estaba confinado a ningún lugar en particular, sino que podía mudarse a una nueva localidad y dedicarse a otras ocupaciones igualmente fructíferas.

Muchos historiadores describieron las secuelas del pánico como una depresión mayor. Los estudios de Murphy (1945), Adams (1995) y Hubbard (1968) mostraron cómo la depresión destruyó la economía de Buffalo, Nueva York, hasta su sistema educativo. McLear (1977) detalló los problemas en Chicago, Trufant (1918) en Nueva Orleans y Simonton (1979) en Maine, mientras que Peevy (1940) tomó la nación entera como su dominio. McGrane (1924), el estudio descriptivo clásico del Pánico, argumentó que el Pánico mató a muchas personas pobres por inanición, hipotermia e inmunosupresión.


Actividad 1. Antecedentes de los problemas y la interpretación de los dibujos animados políticos

1. Pida a los estudiantes que piensen en cómo los historiadores interpretan y aprenden del material de origen primario, como las caricaturas políticas. Al guiar a los estudiantes a través de esta actividad preliminar, es posible que deba ofrecer algunas pistas. Deberían, por ejemplo, considerar:

  • El tema seleccionado
  • El mensaje particular sobre ese tema
  • Estilo artístico y cómo eso contribuye al mensaje.
  • Uso de imágenes y / o caricaturas específicas
  • La simplicidad o complejidad de la caricatura.
  • El "tono" del dibujo
  • La audiencia anticipada

También puede pedirles a los estudiantes que piensen en la diferencia entre un documento visual y uno "verbal" y, en particular, qué ventajas tiene lo visual sobre el "verbal". ¿De qué manera lo visual tiene una ventaja sobre lo "verbal" desde el punto de vista del historiador?

Use una o más de las siguientes caricaturas en una lección de toda la clase o asigne una caricatura a cada uno de hasta seis grupos pequeños. Se cree que todas las caricaturas son de 1837 excepto "Sober Second Thoughts", que probablemente sea de 1838.

    (crítica al poder ejercido por el presidente Van Buren) (simulacro de papel moneda) (Van Buren criticado por mantener las políticas de Jackson) (difícil situación de la clase trabajadora) (quiebras bancarias) (efecto en oficios específicos)

Por ahora, pida a cada grupo que escanee rápidamente su caricatura para enumerar los eventos históricos, las personas y los términos que uno necesitaría entender para interpretar la caricatura. Tenga en cuenta que cada una de las caricaturas elegidas tiene un enfoque diferente, aunque hay superposición en la información. Diga a los estudiantes que volverán a analizar estas mismas caricaturas después de leer material secundario sobre eventos históricos relacionados y trabajar con caricaturas relevantes.

Cuando los grupos hayan hecho sus listas, compile una lista completa de clases.

2. Proporcionar antecedentes para la clase sobre los eventos durante el segundo mandato del presidente Jackson que continuaron siendo importantes durante el mandato de Van Buren. Comparta una cuenta secundaria como The Celebrated Bank War del recurso Historia digital de EDSITEment.

3. En el entorno de toda la clase, modele la interpretación de las fuentes primarias utilizando uno o ambos de los siguientes:

  • Fuentes escritas:
    Comparta con la clase Interpretación de fuentes primarias: Folleto sobre la controversia de la reforma del Banco Nacional a partir de la historia digital. Si lo desea, utilice la hoja de trabajo de análisis de documentos escritos del recurso EDSITEment National Archives Educator Resources mientras modela la interpretación de documentos escritos.
  • Dibujos animados:
    Comparta con la clase las siguientes dos caricaturas:
      (anti-Jackson) (pro-Jackson)
    • ¿Qué individuos y eventos importantes se mencionan en las fuentes primarias?
    • ¿Qué razones dan los que están en contra del banco para su oposición?
    • ¿Qué razones dan los partidarios del banco para su apoyo?
    • ¿Qué críticas al veto del presidente Jackson a la reestructuración de la ley bancaria y otras políticas ofrecen sus oponentes?
    • ¿Qué argumentos a favor de las acciones del presidente Jackson ofrecen sus partidarios?
    • ¿En qué medida la política de partidos influyó en el manejo del banco por parte de Jackson? Explique y proporcione pruebas de su puesto.

    Pánico de 1837

    El pánico de 1837 fue, en parte, iniciado por los llamados bancos Wildcat, bancos apoyados por los estados.

    ¿Alguien sabe cómo se permitió esto cuando la Constitución de los EE. UU. Establece claramente que solo el Congreso de los EE. UU. Puede acuñar dinero?

    Betgo

    La Constitución de los Estados Unidos no dijo que nadie más pudiera emitir dinero. Antes de la Constitución, los estados acuñaban monedas y los bancos emitían billetes de banco. Sin embargo, la moneda principal eran las monedas españolas y británicas, que todavía se usaban algunas hasta mediados del siglo XIX.

    Andrew Jackson había acabado con el Banco de los Estados Unidos, que estaba controlado por banqueros y tenía un poder político tremendo. No volvió a haber un banco central hasta la Reserva Federal en 1912. Esa fue una de las razones por las que el pánico no pudo haberse detenido.

    Chlodio

    --El Congreso tendrá el poder. para acuñar dinero, regular su valor y de moneda extranjera. “No dice que el Congreso tenga poder exclusivo. Otras entidades (como los bancos) siempre habían acuñado dinero y el valor de ese dinero está determinado por la ley de oferta y demanda; si acuña más dinero, el valor de ese dinero disminuirá. La Constitución puede interpretarse en el sentido de que el Congreso también puede acuñar dinero, no solo los bancos, que también pueden acuñar dinero como siempre lo han hecho.

    Además, ¿qué significa acuñar dinero? ¿La Constitución también significa la impresión de papel moneda? ¿O simplemente la fabricación de monedas de metal? Fue el papel moneda lo que provocó el pánico de 1837.

    Dentatus

    BrutusofNY

    Este es un asunto complicado y, por tanto, controvertido. El pánico de 1837 fue un ejemplo de por qué se ha denominado el ciclo de auge y caída de una economía de libre mercado. Hubo un caso similar en 1819 y algunos más después de 1837, con la madre de todos los bustos en 1929.

    Al igual que en varias discusiones de este foro, especialmente las relacionadas con la economía, se necesitan definiciones claras.

    La palabra “dinero” en la Constitución se refería al oro o la plata: dinero aceptado por el libre mercado que es un bien existente que es valorado por casi todos y por lo tanto puede usarse en intercambios comerciales que eviten las limitaciones del trueque. Por ejemplo, si tienes gallinas y huevos para ofrecerme por las verduras que quieres, pero yo quiero carne de res y no tienes ninguna, nuestro intercambio potencial está bloqueado. Si hay una mercancía que todo el mundo valora (como el oro o la plata), entonces puedo aceptar esa mercancía de usted para mis verduras y usarla para adquirir la carne que quiero de otra persona que también valore el dinero de la mercancía. Cuanto más amplia sea la aceptación de este dinero mercantil, más amplio puede ser el mercado de intercambio.

    Las notas circulan como dinero

    Sin embargo, los pagarés emitidos por los deudores (promesas de pago) pueden circular como dinero sin ser dinero en sí mismo. Si vendo un automóvil a Fred por $ 5,000 y él tiene el efectivo necesario a mano, si considero a Fred digno de confianza, podría aceptar su promesa de pagar el efectivo más tarde (o con el tiempo) con un cargo de interés adicional. Para documentar el acuerdo, Fred me emitiría un "pagaré" para eventualmente pagarme los $ 5,000 más intereses.

    Digamos que un tiempo después quiero comprarle a Mary un invernadero y equipo relacionado, también por $ 5,000. En lugar de usar dinero en efectivo, podría ofrecer mi pagaré de Fred a Mary a cambio del invernadero y el equipo, transfiriendo así la deuda de Fred de mí a Mary. Si Mary también considera a Fred digno de confianza, podría aceptar ese pagaré, ya que el pagaré paga intereses a lo largo del tiempo y, por lo tanto, al final recibiría más de $ 5,000.

    Obviamente, este es un proceso muy sutil y subjetivo. ¿Cuánto confía Mary en que Fred finalmente pague? ¿Cuál es la tasa de interés del pagaré? ¿Con qué fuerza desea María el dinero ahora en comparación con su disposición a esperar, es decir, cuáles son las preferencias de tiempo de María? La cuestión es que los billetes pueden circular como dinero sin ser dinero ellos mismos, mientras que la mayoría de la gente no distingue entre dinero real y billetes.

    Los billetes de banco son la forma más común de billetes que circulan como dinero. De hecho, todo el dinero en Estados Unidos hoy en día es simplemente dinero en billetes de banco. Un billete de banco es similar al billete de Fred en el sentido de que es una promesa de pago, generalmente a un depositante bancario. Si un cliente bancario deposita $ 10,000 en un banco, él o ella recibe un billete que estipula que, en efecto, el banco ha pedido prestado $ 10,000 al depositante y promete devolverlo a la vista (un depósito a la vista) o posiblemente más tarde en el tiempo - un Certificado de depósito es un ejemplo de esta última situación.

    Billetes bancarios y bancarios de reserva fraccionaria

    La banca de reserva fraccionada es un sistema bancario en el que solo una fracción de los depósitos bancarios de los clientes están respaldados por efectivo real en el banco y están disponibles para su retiro cuando el cliente lo desee. La gran parte de los depósitos (hasta el 90% según la normativa actual) que no se mantiene a mano puede prestarse como billetes de nueva creación a otras personas. Por lo tanto, en un momento dado, solo hay una fracción de las reservas de efectivo disponibles en el banco que se necesitan para reembolsar todos los depósitos a la vista recibidos por el banco y los billetes emitidos por el banco como préstamos.

    Cuando la banca de reserva fraccionaria funciona sin crisis, lo hace porque durante un período de tiempo típico, solo una minoría de personas realmente optará por retirar sus depósitos o presentar billetes para su redención, las personas generalmente mantienen sus fondos en el banco durante un período prolongado de tiempo. , y generalmente hay suficientes reservas de efectivo en el banco para manejar las solicitudes de retiro de los clientes del banco.

    La clave aquí es que todo el sistema de billetes de reserva fraccionaria se convierte con el tiempo en una pirámide de deuda que en años anteriores, como en 1837, se construyó sobre una cantidad mucho menor de reservas bancarias de “dinero fuerte”. Si los depositantes desconfiaban de esa pirámide de deuda, que luego exigían sus depósitos tratando de canjear sus billetes de banco, la condición de ilíquido (a menudo insolvente) del banco quedaba al descubierto y se producía el pánico bancario. Otro camino hacia el pánico bancario son las condiciones económicas que resultan en incumplimientos de deuda que aumentan la demanda de efectivo y, por lo tanto, estresan la pirámide de deuda.

    En el período de 1830 a 1837, la "oferta monetaria" de los billetes de banco se había expandido drásticamente por la práctica de la banca de reserva fraccionaria. La oferta monetaria total había aumentado de 109 millones de dólares en 1830 a 159 millones de dólares en 1833, un aumento del 45,9 por ciento o un aumento anual del 15,3 por ciento. La oferta monetaria total aumentó de $ 150 millones a principios de 1833 a $ 267 millones a principios de 1837, un aumento asombroso del 84 por ciento, o el 21 por ciento anual. De modo que el sistema bancario estaba listo para el pánico.

    Hubo factores monetarios subyacentes sobre los cuales el Banco de los Estados Unidos, los bancos regulares y los nuevos bancos salvajes construyeron la pirámide de la deuda. Por ejemplo, hubo problemas en México que resultaron en la huida de la plata hacia Estados Unidos que sirvió de base para esta inflación de billetes. La acuñación de monedas de cobre mexicanas degradadas, que el gobierno mexicano trató de mantener a su valor nominal con monedas de plata, desencadenó ese vuelo de la plata. Por cada nuevo dólar de plata mexicano depositado en un banco por un comerciante o fabricante estadounidense, el sistema bancario creó al menos cinco nuevos dólares o créditos en papel.

    Otro factor fueron las políticas en Inglaterra. La guerra del opio de Inglaterra con China tuvo un efecto dañino en los Estados Unidos. Debido a que la demanda china de opio aumentó repentinamente, los británicos pudieron pagar sus remesas por sus importaciones de China con opio indio en lugar de plata mexicana. Por lo tanto, a medida que la demanda británica de plata disminuyó, más plata mexicana permaneció en los Estados Unidos y el sistema de reserva fraccional en los EE. UU. Construyó una pirámide de reserva fraccionaria más grande.

    En 1837, el auge llegó a su fin, seguido por la inevitable caída, cuando México se vio obligado a interrumpir su emisión de monedas de cobre por la salida de plata y esa salida mexicana comenzó a revertirse. Esto ejerció presiones deflacionarias sobre el sistema bancario estadounidense.

    Y finalmente, el Banco de Inglaterra, que practicaba la banca de reserva fraccionaria y estaba preocupado por la expansión del crédito bancario en casa, estaba experimentando corridas bancarias, especialmente en Irlanda. Por lo tanto, se vio obligada a endurecer su propia expansión crediticia (y reducir su "oferta monetaria") elevando las tasas de interés. La contracción del crédito inglés a fines de 1836 provocó un colapso en el comercio de exportación de algodón estadounidense en Londres, seguido de una presión contraccionista sobre el comercio y los bancos estadounidenses y el pánico en los Estados Unidos estaba en marcha.

    Como en todos estos asuntos, hay una variedad de factores, pero la raíz del problema fue, y sigue siendo, la expansión del crédito emprendida por el sistema de banca de reserva fraccionaria mediante el cual la deuda, y por lo tanto los billetes de banco, se expanden como un múltiplo del dinero real. disponible para respaldar esas deudas, lo que da como resultado el auge que eventualmente conduce a un colapso cuando los eventos económicos colapsan la pirámide de la deuda.


    5 peores pánicos financieros en la historia de EE. UU.

    Una mención de la Gran Depresión, la referencia clásicamente citada cuando se trata de los grandes padres modernos del pánico financiero, recuerda instantáneamente las imágenes del Jueves Negro, el Dust Bowl y los vastos barrios de chabolas apodados 'Hoovervilles'. Millones perdieron sus trabajos en el consiguiente caos económico. En 1927, la tasa de desempleo era de aproximadamente 4,1 por ciento en 1933, ese número se había disparado a 24,9 por ciento [fuente: Ayers].

    Aunque la devastadora caída del mercado de valores el 24 de octubre de 1929, y la caída subsiguiente que siguió unos días después, el 29 de octubre, hicieron que la bola rodara a lo grande, hubo muchos factores responsables de desencadenar la Gran Depresión. Entre ellos se encontraban la concentración de la riqueza en manos de unos pocos, un sector agrícola sobreproducente, malas prácticas bancarias y de inversión, una economía internacional frágil y la especulación de la tierra.

    Pero el pánico financiero de 1929 y la crisis caótica resultante están lejos de ser únicos en la historia de Estados Unidos. De hecho, nuestra economía se derrumba y se reconstruye con una regularidad asombrosa. El simple examen del registro histórico demuestra cómo la recesión actual no fue sorprendente, y no solo en lo que respecta al momento. Muchos de los factores que surgieron hace unos años y contribuyeron a la recesión ya han levantado sus horribles cabezas antes: auges inmobiliarios, malas prácticas bancarias, aumento de los préstamos crediticios. No, los estadounidenses de hoy no son tan únicos como podrían suponer a veces.

    En este artículo, profundizaremos en algunos de los pánicos financieros más notables que han afectado a los estadounidenses a lo largo de los años. Y aunque no es una lista completa, le dará una buena idea de la forma en que nuestra economía se balancea como una botella sobre las olas del océano.

    La economía de los Estados Unidos ya había pasado por algunos pequeños contratiempos en las décadas posteriores a la fundación de la nación, pero el Pánico de 1819 fue la primera crisis financiera a gran escala que los estadounidenses atravesarían.

    Estados Unidos había sido un importante exportador de productos agrícolas e importador de productos manufacturados antes de la guerra de 1812. Durante la guerra, las importaciones disminuyeron enormemente y, como resultado, el sector manufacturero explotó para satisfacer la nueva demanda. Esta expansión excesivamente entusiasta, junto con prácticas bancarias laxas, endeudamiento excesivo del gobierno, la competencia internacional que regresa, la falta de divisas, el aumento de los préstamos crediticios, un auge inmobiliario creciente y el crecimiento generalizado de la especulación y el desarrollo de tierras públicas, ayudaron a sentar las bases para desastre. ¿Suena familiar?

    En respuesta, los bancos de la nación entraron en una rígida período contractivo, solicitando su vasta red de préstamos y provocando ondas de choque de quiebras y corridas bancarias mientras la gente luchaba por conseguir dinero en efectivo. Los precios de los productos fabricados en Estados Unidos se desplomaron, el valor de las propiedades se desplomó y el desempleo abundó en cifras récord.

    Después de un par de años difíciles, las cosas finalmente empezaron a cambiar, pero como veremos, la economía no se mantendría sana por mucho tiempo.

    Después del pánico de 1819, Pres. Andrew Jackson inició una feroz campaña contra el Banco de los Estados Unidos, el gran banco nacional que había contribuido a generar problemas durante la crisis financiera. Jackson quería una banca 100 por ciento respaldada por reservas para evitar que las instituciones emitieran montones de billetes que no pudieran cubrir.

    Vetó una renovación de 1832 del estatuto del Banco de los Estados Unidos y disolvió la institución, retirando los depósitos del tesoro público y distribuyéndolos entre otros bancos. Desafortunadamente, en los años posteriores al pánico de 1819, el Banco de los Estados Unidos había aumentado continuamente la oferta de divisas del país, contribuyendo en parte a una fuerte inflación y estimulando la especulación de la tierra.

    Debido a este y otros factores económicos complejos, la moneda se depreció y volvieron las presiones contractivas. Los precios fluctuaron enormemente y el sistema bancario perdió estabilidad y la confianza del consumidor una vez más. Siguió una ola de deflación y el pánico golpeó a la gente en todo el país. Los bancos cerraron por centenares y el país volvió a estar sumido en una depresión durante varios años.

    Cuando un banco grande quiebra, un gran número de empresas colapsan. Es como un peligroso juego de dominó, y esa relación causa-efecto no es exclusiva de la economía moderna. En septiembre de 1873, después de extender demasiado sus recursos para apoyar el desarrollo del ferrocarril, la casa bancaria Jay Cooke and Company se vio obligada a declararse en quiebra. Tras el anuncio, una oleada de pánico se apoderó de los inversores de Wall Street y la bolsa de valores cayó en picado. Durante los próximos años, miles y miles de empresas fracasarían a su vez.

    En cuanto a Jay Cooke, es posible que su nombre no sea muy recordado, pero tuvo un gran impacto en la historia de los Estados Unidos. Jugó un papel decisivo en la financiación del esfuerzo de la Guerra Civil de la Unión y presionó fuertemente a favor de la Leyes bancarias nacionales, que sentó las bases de nuestro actual Sistema de Reserva Federal. Las Leyes Bancarias Nacionales también llevaron a la estructura piramidal de reservas que fue el eje principal del pánico de 1873: el banco de Cooke era una parte considerable en la base de la pirámide.

    El pánico de 1901 fue provocado por una mayor competencia sobre los ferrocarriles. La consolidación de la empresa avanzaba a toda marcha a principios del siglo XX y dos hombres de negocios, James J. Hill y E. H. Harriman, estaban en dura competencia por una empresa ferroviaria clave. Hill y sus patrocinadores lograron asegurar el trato, pero no antes de que Harriman y sus asociados intentaran apoderarse de una de las otras líneas ferroviarias principales de su oponente.

    Cuando Harriman arrebató acciones a la compañía de Hill, otras acciones de ferrocarriles comenzaron a mostrar declives a medida que la gente entró en pánico. Pronto, todo el mercado lo siguió, y no pasó mucho tiempo antes de que el pandemonio absoluto se extendiera por el suelo de la bolsa de valores. Por lo general, los hombres respetables se volvieron descontrolados y violentos, y la cinta de teletipo se retrasó tanto con respecto a la avalancha extrema de transacciones que la última no pasó hasta más de 15 minutos después de que sonara la campana de cierre.

    En octubre de 1907, el mundo financiero de Nueva York experimentó una gran sacudida y una carrera prolongada en varias compañías fiduciarias, lo que puso al descubierto ciertas debilidades en el sistema bancario de la época. También fue un catalizador para la creación del Sistema de la Reserva Federal y otros procedimientos operativos y regulaciones del sistema bancario que todavía utilizamos en los Estados Unidos en la actualidad.

    One of the most prominent causes of the Panic of 1907 was the lack of regulations over trust companies, corporations that served as trustees for the financial assets of estates, individuals and businesses. Their freedom to trade in riskier ventures with extremely low reserves made the trust companies ticking time bombs.

    Enter businessman F. Augustus Heinze. In the middle of a tight money market and a slowing economy, he attempted to corner the stock of United Copper Company and failed, causing the trust company to go bust. The absolute madness didn't break immediately, however. It wasn't until a few days later that trust companies around New York City began begging desperately for aid.


    1837, Feb.

    Flour riots in New York City reflected a growing concern over food prices and economic policies, signaling the financial Panic of 1837, a period of serious economic recession that lasted into the mid-1840s.

    1837, Feb.

    The Democrat-controlled U.S. Senate, acting in accordance with the provisions of the Twelfth Amendment to the U.S. Constitution, selected Richard Mentor Johnson (1780-1850), Kentucky resident and veteran of the War of 1812, to serve as Vice President of the United States.

    Col. Richard M. Johnson, of Kentucky. A. A. Hoffey, artist, John Dorival, lithographer. New York, c. 1833. Prints and Photographs Division, Library of Congress. LC-DIG-pga-05959

    1837, Mar. 3

    On the last day of his administration, President Andrew Jackson recognized the independence of Texas.

    1837, Mar. 4

    Inaugurated as the eighth president of the U.S. He was the first U.S. President from New York and the first not to be primarily of British (English, Scottish, Irish, or Welsh) descent. He followed in the trend set by John Adams and Thomas Jefferson, becoming the third sitting vice president to be elected to the presidency. Chief Justice Roger Taney administered the oath of office on the East Portico of the U.S. Capitol. Vice President Johnson took his oath of office in the Senate Chamber.

    1837, Mar. 8

    Appointed two new members to the U.S. Supreme Court, both southerners.

    Chief Justice Roger B. Taney. Unattributed, c. 1850. Biographical file, Prints and Photographs Division, Library of Congress. LC-USZ62-107588

    The economic Panic of 1837 led to widespread unemployment, economic depression, devaluing of cotton and paper money, and bank and financial failures. President Van Buren blamed the crisis on the easy availability of credit and rampant speculation. Surplus revenue was distributed to the states, and treasury notes were issued to help stave off a broadening of the crisis.

    1837, June

    Victoria (1819-1901) becomes Queen of England. She reigned in the United Kingdom until her death, presiding over what became known as the Victorian era.

    1837, Oct.

    Despite a truce, Seminole Chief Osceola was seized and imprisoned. He died in custody in January 1838.

    1837, Nov. 7

    In an escalation of anti-abolitionist violence, printer Elijha P. Lovejoy was murdered in Alton, Illinois.

    Elijah Parish Lovejoy, 1802-1837, printer and abolitionist. Silhouette. Unattributed illustration in Magazine of American History, v. 10 (May 1891): 364. Prints and Photographs Division, Library of Congress. LC-USZ62-60120

    1837, Dec. 5

    Pressed for an independent Treasury in his first Annual Message to Congress.

    1837-1839

    A series of events, including the Caroline affair involving the suppression of rebels favoring a Canadian republic, raised disputes over international border lines and tensions between Great Britain, Canada, and the U.S.

    In keeping with the Indian Removal Act of 1830 and Indian policy developed during the Andrew Jackson administration and within separate states, Cherokee, Chickasaw, Choctaw, Muscogee, and Seminole citizens were relocated under governmental militia authority from traditional homelands in the southeastern U.S. to Indian Territory (present-day Oklahoma). The forced relocation of members of the Cherokee Nation--primarily from Georgia, Alabama, and Tennessee to the Cherokee Nation West--despite negotiations by Cherokee Principal Chief John Ross (1790-1866) with the Van Buren administration, resulted in great suffering, illness, and loss of life. It became known as the “Trail of Tears.” Ross’s wife Quatie Ross was among those who died in the forced exodus.

    John Ross [Principal Chief of the Cherokee Nation]. Unattributed, c. 1850. Daguerreotype collection, Prints and Photographs Division, Library of Congress. LC-USZC4-11120

    1838, Apr. 11

    Benjamin Franklin Butler resigned as Attorney General. He was succeeded in July by Felix Grundy of Tennessee and then in January of 1840 by Henry D. Gilpin of Pennsylvania.

    1838, Nov. 27

    Son Abraham Van Buren, who served as the presidential private secretary, married Sarah Angelica Singleton (1818-1877) of South Carolina, niece of former first lady Dolley Madison. The sophisticated Angelica Singleton Van Buren provided “first lady” hostess duties at the White House for her widower father-in-law.

    Purchased the Lindenwald estate and farm outside his home town of Kinderhook, New York. It would become his retirement home.

    Lindenwald, Home of Martin Van Buren, Kinderhook, NY. Nelson E. Baldwin, photographer, Jan. 15, 1937. Historic American Building Survey, Prints and Photographs Division, Library of Congress. HABS NY, 11-KINHO.V.1—1

    1839, July

    Cinque led other kidnapped Africans held aboard the Spanish schooner Amistad in a shipboard rebellion. Their subsequent capture off American shores sparked a long court case and international incident over slavery.

    1840, Jan.

    With international relations foremost in mind, President Van Buren sided with the Spanish as the Amistad case was heard in the U.S. District Court in Connecticut. Expecting a ruling in favor of the Spanish, Van Buren ordered a U.S. schooner to New Haven harbor to remove the captured Africans to Spanish control soon after the verdict, and before an appeal could be filed. The court, however, found in favor of the Africans, who are supported by abolitionist counsel, and the case was further appealed to higher court.

    Prince Cinque [and rebellion aboard the slave ship Amistad]. Romare Bearden, artist, 1971.Goldstein Foundation Collection, Prints and Photographs Division, Library of Congress. LC-USZC4-6168

    1840, Mar.

    Issued an executive order limiting work days to ten hours for federally funded projects.

    1840, Apr. 14

    Representative Charles Ogle of Pennsylvania accused Van Buren, who was known for his fashionable clothing and appreciation of good food, of “sloth and effeminacy.” Charges of dandyism in dress and aristocratic habits continued to haunt Van Buren throughout his bid for re-election.

    1840, May

    Nominated to run for reelection by the Democrats. William Henry Harrison was nominated for another try at the presidency by the Whigs. Amos Kendall took command of Van Buren’s campaign.

    Defeated by William Henry Harrison, who though wealthy, was associated in the campaign with “common man” iconography of log cabins and hard cider.

    William Henry Harrison of Ohio. Unattributed, associated name John Sartain, c. Feb. 11, 1840. Prints and Photographs Division, Library of Congress. LC-DIG-pga-08235

    1841, Feb. 24

    Former President of the U.S. John Quincy Adams (1767-1848) argued successfully before the U.S. Supreme Court for the release of the Africans in the Amistad case, on the grounds that they were illegally captured free individuals who rebelled in self-defense, and that human rights, and not property rights, should prevail as legal precedent.

    1841, Mar. 3

    Appointed another southerner to the U.S. Supreme Court (Peter Vivian Daniel of Virginia). All the Supreme Court appointments made during his presidency went to individuals from the South.

    1841, Mar. 4

    Presidency comes to an end. Attended William Henry Harrison’s inauguration.


    Martin Van Buren

    President Martin Van Buren for Kids: "The Red Fox of Kinderhook"
    Summary: Martin Van Buren (1782-1862), nicknamed the "Red Fox of Kinderhook" , was the 8th American President and served in office from 1837-1841. The Presidency of Martin Van Buren spanned the period in United States history that encompasses the events of the Jacksonian era. President Martin Van Buren represented the Democratic political party which influenced the domestic and foreign policies of his presidency. Martin Van Buren carried on with the policies begun by his predecessor, President Andrew Jackson.

    The major accomplishments and the famous, main events that occurred during the time that Martin Van Buren was president included the Panic of 1837, the Neutrality Law of 1838, the tragic events of the Trail of Tears (1838) and the Amistad incident (1839). Communications leapt forward in this period with the invention of the telegraph by Samuel Morse. Martin Van Buren died of asthmatic suffocation on July 24, 1862, aged 79. The next president was William Harrison.

    Life of Martin Van Buren for kids - Martin Van Buren Fact File
    The summary and fact file of Martin Van Buren provides bitesize facts about his life.

    The Nickname of Martin Van Buren: Red Fox of Kinderhook
    The nickname of President Martin Van Buren provides an insight into how the man was viewed by the American public during his presidency. The meaning of the Martin Van Buren nickname "Red Fox of Kinderhook" refers to his Dutch heritage his reputation as a wily, cunning politician. Kinderhook referred to his hometown in New York and "Red Fox" is in reference to his his red-colored whiskers.

    Character and Personality Type of Martin Van Buren
    The character traits of President Martin Van Buren can be described as outgoing, charming, bright, optimistic, courteous and as cunning as a fox. It has been speculated that the Myers-Briggs personality type for Martin Van Buren is an INFJ (introversion, intuition, feeling, judging). A congenial but quiet leader with a intuitive, complex and confident character and a strong goal to better the lives of others. Martin Van Buren Personality type: conscientious, perceptive, creative and a perfectionist.

    Accomplishments of Martin Van Buren and the Famous Events during his Presidency
    The accomplishments of Martin Van Buren and the most famous events during his presidency are provided in
    an interesting, short summary format detailed below.

    Martin Van Buren for kids - Aroostook War
    Summary of the Aroostook War: The Aroostook War was a bloodless border conflict between Maine and the province of New Brunswick, from February to May, 1839, who both claimed rich timber land in the highlands area known as Aroostook. The Maine-New Brunswick boundary was later settled by the Webster-Ashburton Treaty of 1842 during the presidency of John Tyler.

    Martin Van Buren for kids - The Trail of Tears
    Summary of the Trail of Tears: The infamous event known as the Trail of Tears began during the presidency of Martin Van Buren. Trail of Tears involved the 1000 mile march during the forced relocation of the Five Civilized Tribes consisting of the Cherokee, Creek, Choctaw, Seminole and Chickasaw people. The tribes were forced to travel, from their homelands in the Southeastern United States to reservations in present day Oklahoma, as a result of the Indian Removal Act of 1830 that had been enacted during the presidency of Andrew Jackson.

    Martin Van Buren for kids - The Amistad Slave Ship
    Summary of the Amistad Slave Ship: The Amistad Slave Ship involved a rebellion of 53 Africans who had been abducted from Sierra Leone by Spanish slavers to be shipped as slaves to Cuba. The slaves seized control of the ship and ordered the navigator to sail for Africa but the Amistad was intercepted two months later off New York on 26 August 1839 . The Amistad Case was later fought by John Quincy Adams and the 35 survivors of the rebellion were allowed to return to Sierra Leone in 1842.

    President Martin Van Buren Video for Kids
    The article on the accomplishments of Martin Van Buren provides an overview and summary of some of the most important events during his presidency. The following Martin Van Buren video will give you additional important history, facts and dates about the foreign and domestic political events of his administration.

    Accomplishments of President Martin Van Buren

    Martin Van Buren - US History - Facts - Martin Van Buren Biography - Important Events - Accomplishments - President Martin Van Buren - Summary of Presidency - American History - US - USA History - Martin Van Buren - America - Dates - United States History - US History for Kids - Children - Schools - Homework - Important Events - Martin Van Buren Facts - History - United States History - Important Facts - Events - History - Interesting - President Martin Van Buren - Info - Information - American History - Martin Van Buren Facts - Historical Events - Important Events - Martin Van Buren


    Panic of 1837 - History

    The Whig Party, which had been created to oppose Andrew Jackson and the Democratic Party, benefitted from the disaster of the Panic of 1837.

    The Whig Party had grown partly out of the political coalition of John Quincy Adams and Henry Clay. The National Republicans, a loose alliance concentrated in the Northeast, had become the core of a new anti-Jackson movement. But Jackson’s enemies were a varied group they included proslavery southerners angry about Jackson’s behavior during the Nullification Crisis as well as antislavery Yankees.

    After they failed to prevent Andrew Jackson’s reelection, this fragile coalition formally organized as a new party in 1834 “to rescue the Government and public liberty.” Henry Clay, who had run against Jackson for president and was now serving again as a senator from Kentucky, held private meetings to persuade anti-Jackson leaders from different backgrounds to unite. He also gave the new Whig Party its anti-monarchical name.

    At first, the Whigs focused mainly on winning seats in Congress, opposing “King Andrew” from outside the presidency. They remained divided by regional and ideological differences. The Democratic presidential candidate, Vice President Martin Van Buren, easily won election as Jackson’s successor in 1836. But the Whigs gained significant public support after the Panic of 1837, and they became increasingly well-organized. In late 1839, they held their first national convention in Harrisburg, Pennsylvania.

    Andrew Jackson portrayed himself as the defender of the common man, and in many ways he democratized American politics. His opponents, however, zeroed in on Jackson’s willingness to utilize the powers of the executive office. Unwilling to defer to Congress and absolutely willing to use his veto power, Jackson came to be regarded by his adversaries as a tyrant (or, in this case, “King Andrew I”.) Anonymous, c. 1832. Wikimedia.

    To Henry Clay’s disappointment, the convention voted to nominate not him but General William Henry Harrison of Ohio as the Whig candidate for president in 1840. Harrison was known primarily for defeating Shawnee warriors in the Northwest before and during the War of 1812, most famously at the Battle of Tippecanoe in present-day Indiana. Whig leaders viewed him as a candidate with broad patriotic appeal. They portrayed him as the “log cabin and hard cider” candidate, a plain man of the country, unlike the easterner Martin Van Buren. To balance the ticket with a southerner, the Whigs nominated a slaveowning Virginia senator, John Tyler, as vice president. Tyler had been a Jackson supporter but had broken with him over states’ rights during the Nullification Crisis.

    “Tippecanoe and Tyler Too” was a popular and influential campaign song and slogan, helping the Whigs and William Henry Harrison (with John Tyler) win the presidential election in 1840. Pictured here is a campaign banner with shortened “Tip and Ty,” one of the many ways that Whigs made the “log cabin campaign” successful. Wikimedia.

    Although “Tippecanoe and Tyler, too” easily won the presidential election of 1840, this choice of ticket turned out to be disastrous for the Whigs. Harrison became ill (for unclear reasons, though tradition claims he contracted pneumonia after delivering a nearly two-hour inaugural address without an overcoat or hat) and died after just thirty-one days in office. Harrison thus holds the ironic honor of having the longest inaugural address and the shortest term in office of any American president. Vice President Tyler became president and soon adopted policies that looked far more like Andrew Jackson’s than like a Whig’s. After Tyler twice vetoed charters for another Bank of the United States, nearly his entire cabinet resigned, and the Whigs in Congress expelled “His Accidency” from the party.

    The crisis of Tyler’s administration was just one sign of the Whig Party’s difficulty uniting around issues besides opposition to Democrats. The Whig Party would succeed in electing two more presidents, but it would remain deeply divided. Its problems would grow as the issue of slavery strained the Union in the 1850s. Unable to agree upon a consistent national position on slavery, and unable to find another national issue to rally around, the Whigs would break apart by 1856.


    Pánico de 1837

    The Panic of 1837 was a financial crisis that had damaging effects on the Ohio and national economies.

    Following the War of 1812, the United States government recognized the need for a national bank to regulate the printing of currency and the issuance of government bonds. Many in the U.S. public opposed the Bank of the United States, believing that it limited their ability to make land purchases and to pay off other debts. Jackson had opposed banks since the 1790s, when he lost a sizable amount of money when he invested his money in a bank.

    In 1832, Nicholas Biddle, the head of the Bank of the United States, asked to have the institution re-chartered. In 1816, the United States government had authorized the bank to operate for twenty years. Biddle, at the urging of Henry Clay, applied for re-chartering four years early. Congress agreed with the necessity for a national bank, but President Jackson vetoed the bill. His action, in essence, prevented the continued existence of the Bank of the United States after 1836.

    Jackson was not happy with waiting to 1836 for the Bank of the United States to end. In 1832, Jackson ordered the withdrawal of federal government funds, approximately ten million dollars, from the Bank of the United States. The president deposited these funds in state banks and privately-owned financial institutions known as "pet banks." Ohio had nine of these banks. Biddle tried to keep the national bank operational by calling in loans, yet many businesses did not have the funds available to pay off their debts. As a result of Biddle's actions, numerous businesses had to close their doors due to the lack of funds during 1833 and 1834.


    Pánico de 1837

    A long line of important studies claimed that Jackson's policies, especially the destruction of the Second Bank of the United States [S.B.U.S.] and the "Specie Circular," caused the Panic of 1837. Bourne (1885), Schlesinger (1945), Hofstader (1948), Meyers (1960), and Hammond (1957), among others, contended that the S.B.U.S. kept state banks from issuing too many notes. The destruction of the S.B.U.S. led to rampant abuses, an expansion of credit, and a speculative bubble that Jackson burst asunder with the "Specie Circular," which drained specie out of eastern banks to the west by mandating the payment of specie for federal land, most of which was west of the Appalachians.

    The depression beginning in the year 1837 followed a period of prosperity of several years' duration. Bear in mind that during this period the country was still in a pioneer stage - no railroads, no telegraph, no means of transportation other than by water and wagon roads. Agriculture was the main occupation of the people, with cotton and tobacco the principal products in the South, and wheat, corn, and cereals in the North. Crops were harvested by means of the scythe and cradle, and the grain was still threshed by the flail as late as 1833.

    New York was the main gateway for exports in the North and New Orleans in the South. The census of 1830 gives the total population of the United States as 12,866,020. The Atlantic Coast and Gulf States were densely settled, with a scattered population only throughout the country west of the Alleghenies. The rapid progress of the westward movement into the Middle West states-Ohio, Indiana, Illnois, Kentucky, and Tennessee - reached the proportions of a land rush in the early thirties. Towns sprang into existence almost overnight. This great influx of people caused the rapid development of land, means of transportation, and extraordinary activity along all industrial lines.

    Many banks established in the new towns issued their own paper money without specie backing. During this period London, England, was the financial center of the world and the main source of capital for investment in the United States. Philadelphia was the stronghold of American finance, with New York or Wall Street a secondary money center.

    The moneyed interests at Philadelphia, centering around one Nicholas Biddle, dominated the financial affairs of the United States. Biddle was a visionary type. He was careless regarding details, prodigal in making loans, and very lax in investigating conditions surrounding the loans made. He himself was a heavy speculator in cotton. Because of his prominent financial position, his example encouraged opportunists of every sort to enter the speculative field. It was easy to secure liberal advancements on enterprises of all kinds to secure credit for supplies beyond the wants of the people and for investment in unproductive public land. The gambling spirit of adventure and a desire for sudden wealth prevailed throughout the Union. Thus this became an era of speculative ventures, with all classes eager to invest their money in almost every sort of proposition presented.

    The Josephs Banking Co., of New York, originally organized with $20,000 capital and later increased to $400,000, was the representa- tive of the Rothschilds of England. Following the example of Biddle, this firm plunged boldly into hazardous cotton and land speculations. President Jackson bitterly opposed what he called the dangerous tendencies of Biddle's bank and the objectionable character of the loans made by it. His opposition to the prevailing practices eventually culminated in the Government's refusal to renew the charter of the Biddle bank and a removal of the Government deposits. The bank, however, continued to operate under a charter secured from the State of Pennsylvania, and to make up for the lost prestige Biddle launched an even more liberal policy in credits and trade.

    This was the condition in the United States in the years immediately prior to 1837.

    For a number of years there had been a general overtrading with America on the part of English merchants and the creation of many joint-stock banks and companies for this purpose. This, together with the credits extended to East Indian trades, China, and South America, caused a great expansion of the Bank of England issues and precipitated the financial panic in England in the latter part of 1836. The tightening of the money market in England during and following this panic brought with it many failures and a general stagnation of business throughout England and other European countries, and in the United States.

    The retardation of normal business and the bank failures in England closed the market for many of the products of the United States. This was particularly true of the market for cotton, which constituted from one-third to one-half of our total exports and was the foundation of the prosperity of the South. Cotton declined 50 percent in price in 1837. The production of tobacco, sugar, and rice was also affected, but to a lesser extent.

    The first evidence of the economic collapse during this era of speculation appeared in New Orleans and the South. Due to the decline in the price of cotton and the loss of much of the export trade, the cotton companies and the banks in New Orleans were compelled to close their doors, followed within a few days by the closing of nine-tenths of the business houses in the city of Mobile.

    When the news of the failure of the cotton companies and the banks in New Orleans reached New York, it forced the Josephs Banking Co. to close, which precipitated the panic of 1837. This panic was followed by the usual bank and business failures throughout the country and brought on a general dullness of business, continuing for about five years.

    The Panic of 1837 had many causes, some related to the ill-judged policies of Jackson s administration, some completely beyond the control of any president or any government. Gold and silver prices, cotton demand, President s Jackson s elimination of the Bank of the United States, a poor harvest in England, and other factors contributed to the downturn.

    These accumulating events reached a critical mass in early 1837, just as Van Buren was being sworn in. Panic shot through American financial markets, shattering the banking system and throwing the general population into disarray as a tide of business failures swept over the country. By summer, America had simply stopped working, and forlorn crowds of hollow-eyed men clustered at the doors of more and more banks, trying to get their money, wandering away dazed as those doors closed early, the vaults empty, their contents vanished. Earlier financial downturns had never been so thorough and smashing.

    The panic also affected State attitudes about internal improvements. The Panic of 1837 brought an abrupt end to both state and federal improvements activities. The federal government was thrown into deficit for the first time since 1824 and federal improvements spending nearly halted.

    President Martin Van Buren inherited the severe downturn in the American economy that began in 1836. It became Van Buren s primary concern during his presidency. Historians have identified three causes of the depression that wracked the American economy during the late 1830s. First, English banks responding to financial troubles at home stopped pumping money into the American economy, an important reversal since those funds had financed much of the nation s economic growth over the preceding two decades. Second, U.S. banks, which had overextended credit to their clients, began to call in loans after British banks cut their money supply.

    Third, President Andrew Jackson s hard money policies, especially the 1836 Specie Circular that aimed to stabilize what Jacksonians saw as an out-of-control economy by requiring that all purchases of federal land be made with precious metal (i.e. hard money) rather than paper ( soft ) money, only exacerbated the credit crunch.

    Suddenly, state improvement efforts seemed reckless, not ambitious. As the downturn lengthened into 1841 and 1842, nine states (Florida, Mississippi, Arkansas, Indiana, Illinois, Maryland, Michigan, Pennsylvania, and Louisiana) defaulted on debts, with four of these (Arkansas, Florida, Michigan, and Mississippi) actually repudiating debts of $13.8 million. These failures, sometimes tainted by corruption, along with a popular rejection of state taxation to fund the not-self-financing improvements, led to a widespread revulsion against all government improvement efforts that included even successful states such as New York.

    The three years subsequent to 1837 were a period of financial readjustment. Money did not become easier until the latter part of 1840. From that time on it continued growing easier until the depression was over, the first part of 1844. Wages were fairly well maintained, probably due to the !act that it was not a manufacturing or industrial age and most of the labor was engaged in agricultural and allied pursuits. Furthermore, the wage earner, because of the vast undeveloped resources of the country at that time, was not confined to any particular spot, but could move to a new locality and engage in other and equally fruitful occupations.

    Many historians described the after effects of the Panic as a major depression. Studies by Murphy (1945), Adams (1995), and Hubbard (1968) showed how the depression destroyed the economy of Buffalo, New York, right down to its educational system. McLear (1977) detailed the troubles in Chicago, Trufant (1918) in New Orleans, and Simonton (1979) in Maine, while Peevy (1940) took the entire nation as his domain. McGrane (1924), the classic descriptive study of the Panic, argued that the Panic killed many poor people through starvation, hypothermia, and irnmunosuppression.


    Ver el vídeo: La crisis del capitalismo y la segunda revolución industrial


Comentarios:

  1. Korrigan

    En mi opinión se equivoca. Puedo probarlo. Escríbeme en PM, nos comunicaremos.

  2. Tygora

    Si te entiendo. En él, algo también se cree excelente, apoyo.

  3. Yancy

    Felicito, una excelente idea



Escribe un mensaje