Hallados huesos 'enormes' de descendientes vikingos en un cementerio italiano

Hallados huesos 'enormes' de descendientes vikingos en un cementerio italiano



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hace unos 800 años, diez personas fueron enterradas en un cementerio en la isla italiana de Sicilia. Tres eran mujeres, dos eran niños. Pero fueron los esqueletos masculinos los que llamaron la atención de los arqueólogos locales que descubrieron los huesos a principios de este año. Eran mucho más grandes que los huesos de los sicilianos "normales", con lo que un arqueólogo llamó una estructura "masiva".

Se cree que estos enormes esqueletos eran descendientes de vikingos que colonizaron el norte de Francia y, más tarde, el sur de Italia y Sicilia.

Un nuevo artículo publicado en la revista Ciencia en Polonia describe cómo un equipo de investigadores descubrió los esqueletos y cómo los marinos nórdicos llegaron hasta Sicilia.

A lo largo de los siglos VIII y IX, los vikingos comenzaron a viajar hacia el sur desde Escandinavia para asaltar los monasterios y las ciudades de lo que hoy es Francia. Para el 911, estaban tan presentes y eran tan feroces que el rey francés se vio obligado a cederles parte del norte de Francia. Algunos vikingos se establecieron allí de forma permanente, llegando a ser conocidos como los normandos —hombres nórdicos— de Normandía. Más tarde, el mismo espíritu vikingo los vio viajar por todo el continente, en expediciones al Reino Unido y al sur de Italia.

"En la segunda mitad del siglo XI", explicó el investigador principal Sławomir Moździoch en un comunicado, "[Sicilia] fue recuperada de los árabes por un noble normando, Roger de Hauteville".

Se cree que estos esqueletos eran descendientes de De Hauteville y su tripulación. Aunque no se encontraron artefactos alrededor de los huesos, Moździoch dice: "Algunos de los muertos enterrados en el cementerio eran sin duda miembros de las élites o del clero, como indica la forma de algunas de las tumbas".

El cementerio está cerca de las ruinas de una iglesia, que los investigadores creen que también pudo haber sido construida por conquistadores normandos. Esto fue fortificado y construido sobre una colina, para tener una mejor perspectiva en tiempos de guerra, mientras que la arquitectura es de un estilo mucho más occidental de lo que es habitual en la región, dijo Moździoch.

Sicilia tiene una historia accidentada. Ha sido conquistada y arrebatada de diversas formas por la tribu vándalo germánica, las fuerzas musulmanas bizantinas, los normandos y vikingos y los reyes españoles. Pero quizás sea más famoso por ser el lugar de nacimiento de la mafia siciliana, el sindicato del crimen organizado conocido por su crueldad. Cuántos de sus miembros tienen sangre vikinga corriendo por sus venas, sin embargo, es una pregunta para las edades.


Por qué este famoso entierro de un barco anglosajón fue probablemente el último de su tipo

El descubrimiento arqueológico de Sutton Hoo, una sensación que se refleja en la película 'The Dig', es quizás el último suspiro de una fastuosa tradición funeraria medieval inglesa.

Los arqueólogos pueden ser un grupo cuidadoso. Protegen sus apuestas, cuestionan los datos en todo momento y tienden a rechazar cualquier atisbo de sensacionalismo. Pero mencione los antiguos túmulos funerarios de Sutton Hoo en el sureste de Inglaterra, e incluso el erudito más circunspecto soltará superlativos. ¡Magnífico! ¡Monumental! ¡Incomparable!

En 1939, los arqueólogos descubrieron un entierro anglosajón de 1.400 años en el sitio que incluía un barco completo, así como un alijo de ajuar funerario increíblemente rico. El espectacular hallazgo cambió la comprensión de los historiadores de la Gran Bretaña medieval temprana, dice Sue Brunning, la curadora que se preocupa por los ahora legendarios artefactos del Museo Británico. "Transformó todo de un golpe". (Lea más sobre quién fue enterrado en Sutton Hoo.)

Ochenta y dos años después, el entierro del barco Sutton Hoo está de vuelta en el ojo público gracias a La excavación, una nueva película de Netflix protagonizada por Carey Mulligan, Ralph Fiennes y Lily James. Pero a principios del siglo VII d.C., cuando se arrojó la última pala de tierra sobre el guerrero anglosajón y sus tesoros, la práctica de enterrar a los muertos con montones de joyas estaba pasando de moda. Dentro de un siglo de Sutton Hoo, la mayoría de los entierros ingleses contenían poco más que cuerpos en descomposición. ¿Qué provocó el cambio?

“Los seres humanos habían estado enterrando a personas en barcos durante siglos y milenios”, dice Brunning. Lo mismo ocurrió con el ajuar funerario. En la Europa medieval temprana, las personas rara vez eran enterradas sin al menos algunas de las cosas que apreciaban, desde cuentas hasta monedas, arneses para caballos y más.

El alijo de Sutton Hoo fue desenterrado por Basil Brown, una excavadora no capacitada contratada por la terrateniente Edith Pretty, que tenía curiosidad por saber qué había debajo de los túmulos en su propiedad de Suffolk, cerca del río Deben. Durante una serie de excavaciones, Brown desenterró lentamente 263 objetos preciosos enterrados en el barco anglosajón de 80 pies de largo. Los opulentos hallazgos, hechos de materiales que van desde hierro hasta oro, hueso, granate y plumas, incluían un casco con rostro humano, broches de hombro delicadamente labrados, artículos para el hogar y armas, muchos de ellos con vínculos a lugares remotos como Siria y Sri Lanka.

Cuando se descubrieron los artefactos de Sutton Hoo, cambiaron instantáneamente la imagen de los historiadores de la era que alguna vez se llamó la Edad Media. El ajuar funerario estaba exquisitamente elaborado con materiales de todo el mundo y sugería que la sociedad medieval temprana retratada en poemas épicos como Beowulf podría ser más una realidad que un mito. “Antes se pensaba que ese tipo de cosas eran en gran parte fantasía”, dice Brunning.

Pero la práctica de amueblar tumbas ya había comenzado a extinguirse cuando la élite anglosajona anónima de Sutton Hoo dio su último suspiro. Entre los siglos VI y VIII d.C., las tumbas en Inglaterra se volvieron más simples y escasas.


Huesos a pescado

El nuevo estudio aclara la discrepancia de fechas al tener en cuenta un detalle crucial: los vikingos, famosos por la navegación, tenían una dieta rica en mariscos. Esto, señala Jarman, sesga las pruebas de radiocarbono.

Observe cómo los barcos de papel y los vikingos zarpan en una aventura en stop motion (para su consideración)

“Es un fenómeno que recién empezamos a darnos cuenta”, dice.

Cuando los científicos fechan huesos humanos, observan la cantidad de carbono 14 radiactivo presente. Esta forma de carbono se descompone con el tiempo, por lo que la cantidad de carbono 14 en los huesos puede indicar a los científicos cuánto tiempo ha pasado desde que se formaron. Sin embargo, las personas que consumen grandes cantidades de mariscos están sujetas a lo que Jarman llama "efectos de reservorio marino".

“Si comes pescado, una parte del carbono proviene del océano. Algunos de estos vikingos comían mucho pescado, por lo que eso afecta la datación por carbono ”, dice.

A modo de comparación, Jarman señala que si un vikingo hubiera matado un pez y una oveja el mismo día, la datación por radiocarbono haría que pareciera que el pez hubiera muerto 400 años antes que la oveja.

Para determinar cuánto pudo haber compensado la dieta de los vikingos la datación inicial por carbono, los investigadores realizaron un análisis químico inicial en 17 individuos de varios lugares en la tumba masiva, así como en la mandíbula de una oveja encontrada en la tumba.

Jarman ahora se siente cómodo diciendo que casi todos los huesos datan de finales del siglo IX, por lo que es muy probable que los huesos provengan del Gran Ejército Vikingo.


Los italianos creen haber encontrado los huesos de Caravaggio

Los restos del pintor italiano Caravaggio se presentan durante una conferencia de prensa en Ravenna, Italia, el miércoles 16 de junio de 2010. Los investigadores anunciaron los resultados de su proyecto de un año, diciendo que probablemente han identificado los restos de Caravaggio, 400 años después de su muerte. Sin embargo, admiten que nunca pueden estar completamente seguros, diciendo que la atribución solo se puede dar con una probabilidad del 85 por ciento. (Foto AP / Enzo Russo)

Los investigadores italianos creen haber encontrado los restos de Caravaggio, pero 400 años después, es posible que algunos de los misterios que rodean la muerte del artista nunca se resuelvan.

Después de un año de excavar y analizar huesos centenarios, los investigadores dijeron el miércoles que han identificado un conjunto de huesos que creen que son de Caravaggio, aunque admiten que nunca pueden estar 100 por ciento seguros.

Creen que Caravaggio pudo haber muerto de una insolación mientras estaba debilitado por la sífilis y otras dolencias.

Los huesos, un fragmento de la parte frontal del cráneo, dos piezas de la mandíbula, un fémur y un fragmento del sacro, o el hueso en la base de la columna vertebral, se exhibieron el miércoles en Ravenna, una ciudad del norte de Italia donde la mayor parte de Se han realizado los análisis. Guardados dentro de una caja rectangular, descansaban sobre un cojín rojo de seda.

Caravaggio, murió en Porto Ercole, un pueblo costero de la costa toscana, en 1610. A los 39 años, el maestro barroco había sido un pintor célebre, cuyas obras incluían "Baco" y "David con la cabeza de Goliat". Es conocido por su uso dramático de la luz, la perspectiva novedosa y el uso de personas comunes, a veces matones callejeros, en escenas religiosas y mitológicas.

También había llevado una vida disoluta de peleas callejeras, alcohol y encuentros con prostitutas. Sus últimos días están envueltos en misterio.

El equipo de científicos desenterró huesos encontrados en las criptas de Porto Ercole y los llevó a Rávena para realizar pruebas de laboratorio, mientras que los historiadores revisaban los archivos en busca de documentos que documentaran los movimientos de Caravaggio. El grupo llevó a cabo la datación por carbono, pruebas de ADN y otros análisis de los huesos, hasta que identificaron un conjunto de fragmentos: "Encuentra el número 5".

"No puede haber certeza científica porque cuando uno trabaja con ADN antiguo, se degrada", dijo a The Associated Press Giorgio Gruppioni, un antropólogo del equipo. "Pero sólo en un conjunto de huesos encontramos todos los elementos necesarios para que fuera de Caravaggio: edad, período en el que murió, género, altura".

El grupo dice que hay un 85 por ciento de probabilidad de que tengan razón, aunque el líder del equipo Silvano Vinceti dice que es conservador. "Estamos siendo cautelosos", dijo. "Como historiador, puedo decir que hemos encontrado los restos. Todas las pruebas coinciden".

La comparación de ADN se realizó entre los huesos que se habían identificado y el de algunos posibles parientes masculinos en Caravaggio, una pequeña ciudad en el norte de Italia donde el pintor, cuyo nombre real era Michelangelo Merisi, nació en 1571. Caravaggio no tenía hijos conocidos. por lo tanto, no descendientes directos.

Gruppioni, que tiene su sede en Ravenna, dijo que los investigadores identificaron una combinación genética en aquellos cuyo apellido era Merisi o Merisio, compatible con los rastros encontrados en los huesos en cuestión. Debido a que los huesos son viejos y el ADN está degradado, no se pudieron confirmar todas las características genéticas.

Aún así, la evidencia apuntaba al "Hallazgo No. 5". Los huesos pertenecían a un hombre que falleció entre los 38 y los 40 años y en torno a 1610. También presentaban un alto nivel de plomo y otros metales asociados a la pintura. El sedimento encontrado en los huesos también era compatible con las capas de terreno más profundas y antiguas dentro de la cripta, el nivel donde se arrojaron esos huesos viejos, dijeron los investigadores.

Los huesos pertenecían a un hombre robusto. Caravaggio, con 170 centímetros (5 pies y 7 pulgadas), era alto para los estándares de su época.

La causa de la muerte de Caravaggio ha sido objeto de muchas conjeturas, algunas de ellas alimentadas por la existencia aventurera que llevó el artista. Las posibilidades planteadas por los estudiosos van desde la malaria hasta la sífilis y el asesinato a manos de uno de los muchos enemigos que Caravaggio se hizo a lo largo de los años.

Los investigadores creen que Caravaggio pudo haber muerto de una insolación, y dijeron que 1610 fue registrado como un año extremadamente caluroso. Se cree que Caravaggio, que acababa de llegar en barco con sus últimas obras, se derrumbó en la playa. Sin embargo, Gruppioni dijo que la insolación no deja rastro en los huesos, por lo que no hay certeza científica.

Según los investigadores, Caravaggio fue enterrado en el cementerio de San Sebastiano de la ciudad, y luego sus huesos fueron desenterrados cuando se trasladó el cementerio.

El registro de defunciones de San Sebastián no muestra ningún registro de la muerte de Caravaggio. Pero Vinceti dice que las autoridades españolas que estaban a cargo del área en ese momento eligieron deliberadamente enterrarlo en secreto para que pudieran tomar posesión de sus pinturas sin ser molestadas.

El proyecto concluyó justo cuando Italia marca el 400 aniversario de la muerte de Caravaggio, recordándolo como un artista revolucionario que cambió la historia de la pintura moderna.

Una exposición reciente en Roma que conmemora el aniversario de su muerte y que reúne algunas de sus obras más conocidas, como "Baco", "El cardenal" y las dos versiones de "Cena en Emaús", atrajo a más de medio millón de visitantes.

Los huesos se trasladarán brevemente a la ciudad de Caravaggio y luego se exhibirán durante unas semanas en Porto Ercole.

"Es justo que en el 400 aniversario de su muerte sea devuelto al lugar donde murió", dijo Vinceti.


Los científicos creen haber encontrado los orígenes de la cultura vasca única

El pueblo vasco ha sido un enigma para los antropólogos durante años. Con una lengua, tradiciones y costumbres únicas, los orígenes vascos han sido un misterio durante mucho tiempo. Los investigadores ahora creen que finalmente han identificado los inicios de este grupo especial de personas, a partir de los resultados de un estudio de ocho esqueletos antiguos encontrados en una cueva en el norte de España.

Según la BBC, al estudiar los genomas de esqueletos humanos de El Portalón, Atapuerca, Mattias Jakobsson (un genetista de poblaciones) y su equipo de la Universidad de Uppsala en Suecia creen que los agricultores ibéricos prehistóricos son lo más parecido a los vascos modernos. Esta nueva información contradice la creencia anterior de que los antepasados ​​vascos eran grupos anteriores de cazadores recolectores pre-agrícolas.

La cueva de El Portalón es bien conocida por los arqueólogos, como dijo la Dra. Cristina Valdiosera, una de las autoras principales del estudio actual:

“La cueva de El Portalón es un sitio fantástico con una asombrosa preservación de material de artefactos. Cada año encontramos huesos y artefactos humanos y animales, que incluyen herramientas de piedra, cerámica, artefactos de hueso y objetos de metal, es como un libro detallado de los últimos 10,000 años, que proporciona una maravillosa comprensión de este período. La preservación de restos orgánicos es grande y esto nos ha permitido estudiar el material genético que complementa la arqueología ”.

Ilustración de la vida en la cueva de El Portalon durante el Neolítico y la Edad del Cobre ( María de la Fuente )

Los ocho esqueletos del nuevo estudio están divididos equitativamente entre hombres y mujeres. Hay un niño varón incluido en los entierros. Mediante la datación por radiocarbono, se ha demostrado que los restos son de hace entre 5.500 y 3.500 años (período Calcolítico / Edad del Cobre y Edad del Bronce). La edad tardía de la mayoría de los individuos y los artefactos encontrados con ellos (como la cerámica) sugieren que eran agricultores, no cazadores recolectores.

Jakobsson y el equipo extrajeron ADN de los antepasados ​​antiguos y secuenciaron sus genomas. Luego tomaron esta información y compararon sus perfiles genéticos con varios europeos prehistóricos y modernos. Los resultados mostraron que los antiguos agricultores tenían una mezcla de genes provenientes de cazadores-recolectores anteriores y otros grupos agrícolas. Sin embargo, la información más impactante es que los agricultores prehistóricos del estudio están más estrechamente relacionados con los vascos modernos.

Esta información es sorprendente, e incluso los investigadores admiten que no esperaban este resultado. ¿Cómo pueden explicar la singularidad genética y cultural de los vascos, tan ligados a los ocho esqueletos de El Portalon, pero tan distintos de otros grupos europeos? La racionalización que han proporcionado es que los ancestros ancestrales de los vascos llegaron a la región, mezclados con algunos otros constructores y cazadores recolectores… y luego fueron aislados.

Uno de los esqueletos del estudio actual de la cueva de El Portalon ( MyNewsDesk)

Todavía no están seguros de por qué el grupo se separó de los demás. Jakobsson le dijo a la BBC: "Es difícil especular, pero hemos estado trabajando con historiadores vascos y está claro por el registro histórico que esta área fue muy difícil de conquistar".

"Una de las mejores cosas de trabajar con ADN antiguo es que los datos obtenidos son como abrir una cápsula del tiempo. Ver las similitudes entre los vascos modernos y estos primeros agricultores nos dice directamente que los vascos permanecieron relativamente aislados durante los últimos 5.000 años, pero no mucho más. ", Dijo el Dr. Torsten Günther a Phys.org.

5000 años es todavía un tiempo relativamente largo para una cultura. Ese tiempo ha proporcionado suficientes diferencias entre los vascos modernos y los no vascos que viven en la región ibérica. El idioma único no indoeuropeo utilizado por los vascos es solo una de las características aún sin explicar.

Página de título de un libro en euskera medieval ( Wikimedia Commons )

El lenguaje hablado no se identifica por artefactos o genes, por lo que los investigadores modernos solo pueden hacer suposiciones sobre cuáles podrían ser los orígenes del euskara (el idioma vasco). Los investigadores del presente estudio han sugerido que los primeros agricultores de este estudio transmitieron un idioma que estuvo presente antes de que las lenguas indoeuropeas se extendieran por todo el continente. No obstante, están de acuerdo en que puede ser que el euskera sea anterior a los agricultores y descienda de los primeros cazadores-recolectores que mantuvieron su idioma a pesar de la llegada de los agricultores. Ez dakigu…


¿Villanos bíblicos o ancestros israelitas?

Los relatos bíblicos generalmente describen a los cananeos como los archienemigos de los primeros israelitas, que eventualmente conquistaron el territorio cananeo y exterminaron o subyugaron a su pueblo.

Los arqueólogos, sin embargo, identifican a los cananeos como una colección de tribus de diversas etnias que aparece en el Levante alrededor del comienzo del segundo milenio antes de Cristo. A lo largo de los siglos, fueron en varias ocasiones ciudades-estado independientes o estados clientes bajo control egipcio, y su presencia está registrada en cartas de gobernantes de la Edad del Bronce en Egipto, Anatolia, Babilonia y otras partes de la región.

A pesar de la agitación cultural y política masiva en el Mediterráneo oriental a fines de la Edad del Bronce en el siglo XII a.C., la presencia cananea persistió en la región, sobre todo en las poderosas ciudades portuarias a lo largo de la costa, donde los griegos los conocían como fenicios.

Aún no se ha identificado ninguna evidencia arqueológica de la destrucción generalizada de los asentamientos cananeos descritos en la Biblia, y muchos eruditos creen que los israelitas, que aparecen alrededor del comienzo de la Edad del Hierro, pueden haber sido originalmente cananeos.


  • La mujer está basada en el esqueleto encontrado en un cementerio vikingo enSolør, Noruega
  • Fue enterrada rodeada por un montón de armas mortales en la tumba.
  • Científicos británicos le dieron vida utilizando tecnología de reconocimiento facial
  • La guerrera ahora se ha conservado en el Museo de Historia Cultural de Oslo.

Publicado: 16:13 BST, 2 de noviembre de 2019 | Actualizado: 16:36 BST, 2 de noviembre de 2019

Los científicos han recreado el rostro de una guerrera vikinga que vivió hace más de 1.000 años.

La mujer está basada en un esqueleto encontrado en un cementerio vikingo en Solør, Noruega, y ahora se conserva en el Museo de Historia Cultural de Oslo.

Si bien los restos ya habían sido identificados como mujeres, el lugar del entierro no se había considerado el de un guerrero `` simplemente porque el ocupante era una mujer '', dijo la arqueóloga Ella Al-Shamahi a The Guardian.

Pero ahora los científicos británicos han dado vida a la mujer guerrera utilizando tecnología de reconocimiento facial de vanguardia.

Los científicos reconstruyeron el rostro de la guerrera que vivió hace más de 1.000 años trabajando anatómicamente a partir de los músculos y las capas de la piel.

Y los científicos descubrieron que la mujer fue enterrada con un montón de armas mortales que incluían flechas, una espada, una lanza y un hacha.

Los investigadores también descubrieron una abolladura en su cabeza, que descansaba sobre un escudo en su tumba, que era consistente con una herida de espada.

No está claro si la brutal herida fue la causa de su muerte; sin embargo, se cree que es "la primera evidencia encontrada de una mujer vikinga con una herida de batalla", según la Sra. Al-Shamahi.

Ella agregó: Estoy tan emocionada porque este es un rostro que no se ha visto en 1,000 años ... De repente se ha vuelto realmente real '.

La arqueóloga Ella Al-Shamahi se encuentra cara a cara con el cráneo de la mujer vikinga que fue encontrada enterrada entre un montón de armas mortales en un cementerio vikingo en Solør, Noruega.

El experto que es un especialista en restos humanos antiguos está listo para presentar un documental de National Geographic que presenta la reconstrucción.

La cara se construyó anatómicamente trabajando a partir de los músculos y las capas de la piel.

La Dra.Caroline Erolin, profesora principal de la Universidad de Dundee en el Centro de Anatomía e Identificación Humana que trabajó en la reconstrucción, dijo: `` La reconstrucción resultante nunca es 100% precisa, pero es suficiente para generar el reconocimiento de alguien que los conocía bien. en la vida real.'

La tecnología también recreó la tumba de la mujer mostrando la ubicación de las armas.


Contenido

Paleolítico Editar

La cueva de Taforalt en Marruecos es posiblemente el cementerio más antiguo conocido del mundo. Fue el lugar de descanso de al menos 34 individuos iberomaurios, la mayoría de los cuales datan de hace 15.100 a 14.000 años.

Neolítico editar

Los cementerios neolíticos a veces se denominan "campo de tumbas". Son una de las principales fuentes de información sobre culturas antiguas y prehistóricas, y numerosas culturas arqueológicas se definen por sus costumbres funerarias, como la cultura Urnfield de la Edad del Bronce europea.

Cristianismo primitivo Editar

Aproximadamente desde el siglo VII, en Europa un entierro estaba bajo el control de la Iglesia y solo podía tener lugar en el terreno consagrado de la iglesia. Las prácticas variaban, pero en Europa continental, los cuerpos generalmente se enterraban en una fosa común hasta que se descomponían. Luego, los huesos fueron exhumados y almacenados en osarios, ya sea a lo largo de las paredes porticadas del cementerio o dentro de la iglesia debajo de losas del piso y detrás de las paredes.

En la mayoría de las culturas, aquellos que eran muy ricos, tenían profesiones importantes, eran parte de la nobleza o tenían cualquier otro estatus social alto, generalmente eran enterrados en criptas individuales dentro o debajo del lugar de culto relevante con una indicación de su nombre, fecha de muerte. y otros datos biográficos. En Europa, esto a menudo iba acompañado de una representación de su escudo de armas.

La mayoría de los demás fueron enterrados en cementerios nuevamente divididos por estatus social. Los dolientes que podían pagar el trabajo de un albañil tenían una lápida grabada con un nombre, fechas de nacimiento y muerte y, a veces, otros datos biográficos, y se colocaba sobre el lugar del entierro. Por lo general, cuanto más escritura y símbolos tallados en la lápida, más cara era. Al igual que con la mayoría de las demás propiedades humanas, como casas y medios de transporte, las familias más ricas solían competir por el valor artístico de la lápida de su familia en comparación con otras a su alrededor, a veces agregando una estatua (como un ángel llorando) en la parte superior de la lápida. tumba.

Aquellos que no podían pagar una lápida por lo general tenían algún símbolo religioso hecho de madera en el lugar del entierro, como una cruz cristiana, sin embargo, esto se deterioraría rápidamente bajo la lluvia o la nieve. Algunas familias contrataron a un herrero y colocaron grandes cruces hechas de varios metales en los lugares de enterramiento.

Modernidad Editar

A principios del siglo XIX, el entierro de los muertos en los cementerios comenzó a interrumpirse debido al rápido crecimiento de la población en las primeras etapas de la Revolución Industrial, los continuos brotes de enfermedades infecciosas cerca de los cementerios y el espacio cada vez más limitado en los cementerios para nuevos enterramientos. . En muchos estados europeos, el entierro en cementerios finalmente se prohibió por completo a través de la legislación.

En lugar de cementerios, se establecieron lugares de enterramiento completamente nuevos lejos de áreas densamente pobladas y fuera de las ciudades antiguas y los centros de las ciudades. Muchos cementerios nuevos pasaron a ser de propiedad municipal o fueron administrados por sus propias corporaciones y, por lo tanto, independientes de las iglesias y sus cementerios.

En algunos casos, los esqueletos fueron exhumados de cementerios y trasladados a osarios o catacumbas. Una gran acción de este tipo ocurrió en el París del siglo XVIII cuando los restos humanos fueron trasladados de los cementerios de toda la ciudad a las Catacumbas de París. Allí se encuentran los huesos de aproximadamente 6 millones de personas. [6]

Un ejemplo temprano de un cementerio de estilo paisajístico es Père Lachaise en París. Esto encarnaba la idea de un entierro controlado por el estado en lugar de la iglesia, un concepto que se extendió por el continente europeo con las invasiones napoleónicas. Esto podría incluir la apertura de cementerios por sociedades anónimas o privadas. El cambio a cementerios municipales o los establecidos por empresas privadas solía ir acompañado del establecimiento de cementerios ajardinados fuera de la ciudad (por ejemplo, extramuros).

En Gran Bretaña, el movimiento fue impulsado por disidentes y preocupaciones de salud pública. El cementerio del Rosario en Norwich se inauguró en 1819 como cementerio para todos los orígenes religiosos. Se establecieron cementerios privados no confesionales similares cerca de ciudades industrializadas con poblaciones en crecimiento, como Manchester (1821) y Liverpool (1825). Cada cementerio requería una ley del Parlamento separada para su autorización, aunque el capital se recaudó mediante la formación de sociedades anónimas.

En los primeros 50 años del siglo XIX, la población de Londres se duplicó con creces de 1 millón a 2,3 millones. Los pequeños cementerios parroquiales se estaban volviendo peligrosamente superpoblados y la materia en descomposición que se infiltraba en el suministro de agua estaba causando epidemias. El problema se volvió particularmente agudo después de la epidemia de cólera de 1831, que mató a 52.000 personas solo en Gran Bretaña, ejerciendo una presión sin precedentes sobre la capacidad de enterramiento del país. También se expresaron preocupaciones sobre el peligro potencial para la salud pública que surge de la inhalación de gases generados por la putrefacción humana bajo la teoría del miasma de la enfermedad que prevalecía en ese momento.

La acción legislativa tardó en llegar, pero en 1832 el Parlamento finalmente reconoció la necesidad de establecer grandes cementerios municipales y alentó su construcción fuera de Londres. El mismo proyecto de ley también cerró todos los cementerios del interior de Londres a nuevos depósitos. Los Siete Magníficos, siete grandes cementerios alrededor de Londres, se establecieron en la década siguiente, comenzando con Kensal Green en 1832. [7]

El urbanista y autor John Claudius Loudon fue uno de los primeros diseñadores profesionales de cementerios, y su libro Sobre la disposición, plantación y gestión de cementerios (1843) fue muy influyente en los diseñadores y arquitectos de la época. El propio Loudon diseñó tres cementerios: el cementerio de la abadía de Bath, el cementerio de Histon Road, Cambridge y el antiguo cementerio de Southampton. [8]

La Ley de entierros metropolitana de 1852 legisló para el establecimiento del primer sistema nacional de cementerios municipales financiados por el gobierno en todo el país, abriendo el camino para una expansión masiva de las instalaciones funerarias a lo largo del siglo XIX. [9]

Hay varios estilos diferentes de cementerio en uso. Muchos cementerios tienen áreas basadas en diferentes estilos, lo que refleja la diversidad de prácticas culturales en torno a la muerte y cómo cambia con el tiempo.

Urban Editar

El cementerio urbano es un cementerio ubicado en el interior de un pueblo, pueblo o ciudad. Los primeros cementerios urbanos eran cementerios, que se llenaban rápidamente y exhibían una colocación desordenada de marcadores de entierro mientras los sacristán intentaban introducir nuevos entierros en el espacio restante. A medida que se establecían nuevos cementerios en las áreas urbanas para compensar, las parcelas de enterramiento a menudo se colocaban en una cuadrícula para reemplazar la apariencia caótica del cementerio. [11] Los cementerios urbanos se desarrollaron con el tiempo en una forma más ajardinada como parte del desarrollo cívico de creencias e instituciones que buscaban retratar la ciudad como civilizada y armoniosa. [12]

Los cementerios urbanos eran más higiénicos (un lugar para deshacerse de los cadáveres en descomposición de forma segura) que estéticamente agradables. Los cadáveres generalmente se enterraban envueltos en tela, ya que los ataúdes, las bóvedas funerarias y las criptas sobre el suelo inhibían el proceso de descomposición. [13] No obstante, los cementerios urbanos que fueron muy utilizados a menudo eran muy insalubres. Las bóvedas receptoras y las criptas a menudo debían ventilarse antes de ingresar, ya que los cadáveres en descomposición consumían tanto oxígeno que incluso las velas no podían permanecer encendidas. [14] El hedor de los cadáveres en descomposición, incluso cuando están profundamente enterrados, era abrumador en las áreas adyacentes al cementerio urbano. [15] [16] La descomposición del cuerpo humano libera importantes bacterias, hongos, protozoos y virus patógenos que pueden causar enfermedades y enfermedades, y muchos cementerios urbanos se ubicaron sin tener en cuenta las aguas subterráneas locales. Los entierros modernos en los cementerios urbanos también liberan sustancias químicas tóxicas asociadas con el embalsamamiento, como arsénico, formaldehído y mercurio. Los ataúdes y el equipo funerario también pueden liberar cantidades significativas de productos químicos tóxicos como arsénico (utilizado para preservar la madera de los ataúdes) y formaldehído (utilizado en barnices y como sellador) y metales tóxicos como cobre, plomo y zinc (de las manijas y bridas del ataúd). ). [17]

Los cementerios urbanos dependían en gran medida del hecho de que las partes blandas del cuerpo se descompondrían en unos 25 años (aunque, en suelo húmedo, la descomposición puede tardar hasta 70 años). [18] Si se necesitaba espacio para nuevos entierros, los huesos más viejos se podían desenterrar y enterrar en otro lugar (como en un osario) para dejar espacio para nuevos entierros. [13] No era raro en algunos lugares, como Inglaterra, que los cadáveres más frescos fueran cortados para ayudar a la descomposición, y que los huesos fueran quemados para crear fertilizantes. [19] La reutilización de las tumbas permitió un flujo constante de ingresos, lo que permitió que el cementerio se mantuviera en buen estado y en buen estado. [20] No todos los cementerios urbanos se dedicaban a la reutilización de tumbas, y los tabúes culturales a menudo lo impedían. Muchos cementerios urbanos se han deteriorado y cubierto de maleza, ya que carecían de dotaciones para financiar el cuidado perpetuo. En la actualidad, muchos cementerios urbanos albergan vida silvestre, aves y plantas que no se pueden encontrar en ningún otro lugar del área urbana, y muchos cementerios urbanos de fines del siglo XX promocionaron su papel como refugio ambiental. [21] [22]

Muchos cementerios urbanos se caracterizan por múltiples entierros en la misma tumba. Los entierros múltiples son una consecuencia del tamaño limitado del cementerio urbano, que no puede expandirse fácilmente debido al desarrollo de edificios adyacentes. No era raro que un cementerio urbano comenzara a agregar tierra a la parte superior del cementerio para crear un nuevo espacio de entierro.


Contenido

Las fosas comunes son una variación del entierro común, que todavía se practica ocasionalmente hoy en día en circunstancias normales. [ aclaración necesaria ] El entierro en masa o comunal era una práctica común antes del desarrollo de una cámara crematoria confiable por Ludovico Brunetti en 1873.

En París, la práctica del entierro masivo y, en particular, la condición del Cimetière des Innocents, llevó a Luis XVI a eliminar los cementerios parisinos. Los restos fueron retirados y colocados en el subterráneo de París formando las primeras Catacumbas. Le Cimetière des Innocents solo tenía 6.000.000 de muertos para eliminar. El entierro comenzó fuera de los límites de la ciudad en lo que hoy es el cementerio Père Lachaise. [6]

Guerra de los Treinta Años Editar

La Guerra de los Treinta Años fue el conflicto religioso más mortífero de Europa. In the Battle of Lützen, 47 soldiers perished and were buried in a mass grave. Archaeological and osteological analyses found that the soldiers ranged in age from 15–50 years. Most corpses had evidence of blunt force trauma to the head while seven men had stabbing injuries. [7]

Napoleonic Wars Edit

Several mass graves have been discovered that were the result of Napoleonic battles, mass graves were dug for expeditious disposal of deceased soldiers and horses. Often soldiers would plunder the substantial quantity of corpses prior to burial. Generally the mass graves were dug by soldiers or members of logistical corps. If these weren't available, the corpses would be left to rot or would be burned. Such examples have been found scattered throughout Europe. [8] [9]

Guerra Civil Española Editar

There are over 2,000 known mass graves throughout Spain from the Spanish Civil War wherein an estimated 500,000 people died between 1936 and 1939, and approximately 135,000 were killed after the war ended. [10] Several exhumations are being conducted from information given in witnesses' and relatives' testimonies to the Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). [11] These testimonies serve the purpose of helping geophysicists, archaeologists and forensic scientists to locate graves in order to identify bodies and allow families to rebury their relatives. [10]

In the summer of 2008, information from these testimonies was used to unearth a 4 meter long square grave containing five skeletons near the town of San Juan del Monte. These five remains are believed to be of people that were kidnapped and killed after the July 18, 1936 military coup. [11]

Another mass grave from the Spanish Civil War was found using Ground Penetrating Radar (GPR). Eyewitness accounts identified two potential locations for an unmarked grave in mountains of Lena in Northern Spain. Both sites were examined and an unmarked mass grave of approximately 1 meter by 5 meters was found. [10]

Guerra de Corea Editar

Approximately 100,000–200,000 civilians were killed at the start of the Korean War. These people were flagged by the government of South Korea for potentially collaborating with or sympathizing with North Korea. They were arrested and subsequently executed without trial. [12] The sites where the massacres occurred were forbidden to the public. The bodies were considered to be traitors and the act of associating with them was considered treasonous. [12] Despite this, families retrieved bodies from the shallow forbidden mass graves at the massacre sites.

In 1956, bereaved families and villagers exhumed over 100 decomposed and unidentifiable bodies, ensuring that the complete human skeleton was intact. [12] Each exhumed body was buried in its own "nameless grave" in a cemetery on Jeju Island. There is a granite memorial within the cemetery which bears the cemetery's local name, "Graves of One Hundred Ancestors and One Descendant." [12] This name functions to express the opposite of how the genealogy should be as typically many descendants derive from one ancestor. [12]

1973 Chilean coup d'état Edit

The Chilean military coup against President Salvador Allende occurred on September 11, 1973. The military surrounded the town of Santiago and searched for people hiding in potential guerilla insurgent locations. Civilians were detained for long periods of time and some disappeared. [12] Following the coup, bodies were abundant in the streets and in the Mapocho River. It is estimated that 3,200 people were executed or disappeared between 1973 and 1990 in Chile. Higher estimates are up to 4,500 people. [12] These bodies were taken to morgues to be identified and claimed. Unidentified bodies were buried in marked mass graves. [12]

From this conflict, several hidden mass graves have been identified. In December 1978, 15 bodies were discovered in an abandoned limestone mine in Lonquén. In October 1979, 19 bodies were exhumed after being secretly buried at the cemetery of Yumbel. [12] Mass graves were also identified in Santiago's General Cemetery with multiple bodies being forced into a single coffin. This cemetery had an influx of over 300 bodies within a three-month time span. These mass graves were distinguished by a cross with the initials "NN." "NN" is indicative of the phrase "Nomen Nescio" o "no name." Following extensive media coverage of these mass graves, the Chilean military decided to exhume the bodies from Lonquén, Yumbel, and Santiago's General Cemetery. The military airdropped the exhumed bodies over open water or remote mountain locations. [12]

Turkish Invasion of Cyprus Edit

Many mass graves of both Turkish and Greek Cypriots were found in Cyprus after Turkey invaded the island in 1974. [13] [14] On August 3, 14 Greek Cypriot civilians were executed and buried in a mass grave. [15] In Eptakomi 12 Greek Cypriots were found in a mass grave executed with their hands tied. [16] On the other hand, during the Maratha, Santalaris and Aloda massacre, 126 Turkish Cypriots including elderly people and children [17] were murdered by EOKA B and the inhabitants of the three villages were buried in mass graves with a bulldozer. The villagers of Maratha and Santalaris, 84 to 89 people in total, [18] were buried in the same grave. [19] Mass graves were used to bury Turkish Cypriot victims of Tochni massacre too. [14]

1976 Argentine coup d'état Edit

On March 24, 1976 at 3:21 AM, the media told the people of Argentina that the country was now under the "operational control of the Junta of General Commanders of the Armed Forces." [12] This event and years following it became known as the 1976 Argentine coup d'état. The presiding president, President Isabel Martínez de Perón, had been taken captive two hours prior to the media announcement. The new dictatorship implemented travel bans, public gatherings, and a nighttime curfew. [12] Additionally, the new dictatorship resulted in widespread violence, leading to executions and casualties.

Abducted captives were disposed of in one of the five defense zones within Argentina where they were held. The bodies were typically buried in individual marked anonymous graves. Three mass graves are known to exist on Argentinian police and military premises although other bodies were disposed of through cremation or by being airdropped over the Atlantic Ocean. Approximately 15,000 people are estimated to have been assassinated. [12]

Argentina's largest mass grave's exhumation began in March 1984 at the San Vicente Cemetery in Cordoba. The grave was 3.5 meters deep and 25 by 2.5 meters across. It contained approximately 400 bodies. [12] Of the recovered and exhumed bodies, 123 were of young people violently killed during the 1976–1983 dictatorship. The remaining bodies were identified as older and having died nonviolent deaths such as leprosy. [12]

Guerra de Vietnam Editar

Many mass graves were discovered during the Vietnam War. In the fall of 1969, the body count unearthed from these mass graves was around 2,800. The victims buried in these mass graves included government officials, innocent civilians, women and children. They were tortured, executed and in some cases, buried alive. [20]

In Quang Ngai, a mass grave of 10 soldiers was discovered on December 28, 2011. These soldiers were buried alongside their belongings including wallets, backpacks, guns, bullets, mirrors, and combs. [21]

Other larger mass graves of Vietnamese soldiers are believed to exist, with hundreds of soldiers in each grave. [22]

Second Libyan Civil War Edit

The Second Libyan Civil War that began in 2014 is a proxy war between the UN-recognized Government of National Accord (GNA) of Fayez al-Sarraj and the Libyan National Army (LNA) of the militia leader Khalifa Haftar. In 2020, the GNA ousted the forces of Haftar, who is backed by the United Arab Emirates and Russia, and captured Tarhuna. The GNA discovered mass graves in the Harouda farm of the town that was under the control of the Kaniyat militiamen, who allied with Haftar in 2019. For a decade, the Kaniyat militia brutalized and killed more than a thousand civilians, where around 650 were murdered in 14 months under the UAE-backed Haftar forces. Thousands of holes were dug by government workers, where 120 bodies recovered. The unearthed remains were used by the families to identify the missing members and only 59 bodies were claimed. Survivors reported that the Kaniyat militia aligned with the UAE-backed Haftar tortured or electrocuted them. Many also reported being beaten by the militia. [23]

Rwandan Genocide Edit

The Rwandan Genocide began after the unsolved death of the Rwandan president, Juvénal Habyarimana, on April 6, 1994. Extremist members of the Hutu government formed an interim wartime government. They called for an extermination of the Tutsi population, Hutu political opponents and Hutu whom resisted the violence. [24] The genocide lasted 100 days and resulted in an estimated 800,000 killings. [25]

Rwandan people sought refuge in gathering places such as churches and stadiums. An estimated 4,000–6,000 people gathered in Kibuye Catholic Church. Around April 17, 1994, the church was surrounded by armed civilians, police and gendarmes. Those inside were attacked with a variety of weapons including grenades, guns, and machetes. Survivors of the attack were sought after and killed in the following days. Burial of these bodies took place in at least four mass graves. [26]

The first mass grave resulting from this attack was discovered behind the church where several bodies were left unburied and scattered. In December 1995, archaeologists surveyed the area and flagged any potential human remains. In January 1996, forensic anthropologists located and exhumed 53 skeletal assemblages. [26] A second mass grave was found under a tree marked with wire, indicating a memorial. Below the tree was a trench filled with multiple bodies. The third and fourth mass graves were found using a probe to test for deteriorating remains. The third grave was marked by the local population, similar to the second grave. The fourth grave was identified by a priest. [26]

Throughout the Rwandan genocide, bodies were buried in mass graves, left exposed, or disposed of through rivers. At least 40,000 bodies have been discovered in Lake Victoria which connects to Akagera River. [27]

Khmer Rouge Genocide Edit

Mass grave mapping teams have located 125 Khmer Rouge prison facilities and corresponding gravesites to date in Cambodia while researching the Killing Fields. These mass graves are believed by villagers to possess tutelary spirits and signify the dead bodies becoming one with the earth. Buddhist rituals, which were taboo at the time, were performed in the 1980s which transformed the anonymous bodies into "spirits of the departed." In the 1990s, religious ceremonies were re-established and the Festival of the Dead was celebrated annually. [27]

Holocaust Edit

The Mittelbau camps held about 60,000 prisoners of The Holocaust between August 1943 and March 1945. Conservative estimates assume that at least 20,000 inmates perished at the Mittelbau-Dora concentration camp. In early April 1945, an unknown number of prisoners perished in death marches following the evacuation of prisoners from Mittelbau camps to Bergen-Belsen concentration camp in northern Germany. [28] [29]


Contenido

Swedish immigrant [3] Olof Öhman said that he found the stone late in 1898 while clearing land he had recently acquired of trees and stumps before plowing. [4] [5] The stone was said to be near the crest of a small knoll rising above the wetlands, lying face down and tangled in the root system of a stunted poplar tree, estimated to be from less than 10 to about 40 years old. [6] The artifact is about 30 × 16 × 6 inches (76 × 41 × 15 cm) in size and weighs 202 pounds (92 kg). Öhman's ten-year-old son, Edward Öhman, noticed some markings, [7] and the farmer later said he thought they had found an "Indian almanac."

During this period the journey of Leif Ericson to Vinland (North America) was being widely discussed and there was renewed interest in the Vikings throughout Scandinavia, stirred by the National Romanticism movement. Five years earlier Norway had participated in the World's Columbian Exposition by sending the Vikingo, a replica of the Gokstad ship, to Chicago. There was also friction between Sweden and Norway (which ultimately led to Norway's independence from Sweden in 1905). Some Norwegians claimed the stone was a Swedish hoax and there were similar Swedish accusations because the stone references a joint expedition of Norwegians and Swedes. It is thought to be more than coincidental that the stone was found among Scandinavian newcomers in Minnesota, still struggling for acceptance and quite proud of their Nordic heritage. [8]

A copy of the inscription made its way to the University of Minnesota. Olaus J. Breda (1853–1916), professor of Scandinavian Languages and Literature in the Scandinavian Department, declared the stone to be a forgery and published a discrediting article which appeared in Symra during 1910. [9] Breda also forwarded copies of the inscription to fellow linguists and historians in Scandinavia, such as Oluf Rygh, Sophus Bugge, Gustav Storm, Magnus Olsen and Adolf Noreen. They "unanimously pronounced the Kensington inscription a fraud and forgery of recent date". [10]

The stone was then sent to Northwestern University in Evanston, Illinois. Scholars either dismissed it as a prank or felt unable to identify a sustainable historical context and the stone was returned to Öhman. Hjalmar Holand, a Norwegian-American historian and author, claimed Öhman gave him the stone. [11] However, the Minnesota Historical Society has a bill of sale showing Öhman sold them the stone for $10 in 1911. Holand renewed public interest with an article [12] enthusiastically summarizing studies that were made by geologist Newton Horace Winchell (Minnesota Historical Society) and linguist George T. Flom (Philological Society of the University of Illinois), who both published opinions in 1910. [13]

According to Winchell, the tree under which the stone was found had been destroyed before 1910. Several nearby poplars that witnesses estimated as being about the same size were cut down and, by counting their rings, it was determined they were around 30–40 years old. One member of the team who had excavated at the find site in 1899, county schools superintendent Cleve Van Dyke, later recalled the trees being only ten or twelve years old. [14] The surrounding county had not been settled until 1858, and settlement was severely restricted for a time by the Dakota War of 1862 (although it was reported that the best land in the township adjacent to Solem, Holmes City, was already taken by 1867, by a mixture of Swedish, Norwegian and "Yankee" settlers. [15] )

Winchell estimated that the inscription was roughly 500 years old, by comparing its weathering with the weathering on the backside, which he assumed was glacial and 8000 years old. He also stated that the chisel marks were fresh. [16] More recently geologist Harold Edwards has also noted that "The inscription is about as sharp as the day it was carved. The letters are smooth showing virtually no weathering." [17] Winchell also mentions in the same report that Prof. W. O. Hotchkiss, state geologist of Wisconsin, estimated that the runes were "at least 50 to 100 years." [ aclaración necesaria ] Meanwhile, Flom found a strong apparent divergence between the runes used in the Kensington inscription and those in use during the 14th century. Similarly, the language of the inscription was modern compared to the Nordic languages of the 14th century. [13]

The Kensington Runestone is on display at the Runestone Museum in Alexandria, Minnesota. [18]

The text consists of nine lines on the face of the stone, and three lines on the edge, read as follows: [19]

8 : göter : ok : 22 : norrmen : po : . o : opdagelsefärd : fro : vinland : of : vest : vi : hade : läger : ved : 2 : skjär : en : dags : rise : norr : fro : deno : sten : vi : var : ok : fiske : en : dagh : äptir : vi : kom : hem : fan : 10 : man : röde : af : blod : og : ded : AVM : frälse : äf : illü.

här : (10) : mans : ve : havet : at : se : äptir : vore : skip : 14 : dagh : rise : from : deno : öh : ahr : 1362 :

The sequences rr, ll y gh represent actual digraphs. los AV M is written in Latin capitals. The numbers given in Arabic numerals in the above transcription are given in the pentimal system. At least seven of the runes, including those transcribed a, d, v, j, ä, ö above, are not in any standard known from the medieval period (see below for details). [20] The language of the inscription is close to modern Swedish, the transliterated text being quite easily comprehensible to any speaker of a modern Scandinavian language. The language, being closer to the Swedish of the 19th than of the 14th century, is one of the main reasons for the scholarly consensus dismissing it as a hoax. [21]

"Eight Geats and twenty-two Norwegians on an exploration journey from Vinland to the west. We had camp by two skerries one day's journey north from this stone. We were [out] to fish one day. After we came home [we] found ten men red of blood and dead. AVM (Ave Virgo Maria) save [us] from evil."

"[We] have ten men by the sea to look after our ships, fourteen days' travel from this island. [In the] year 1362."

Holand took the stone to Europe and, while newspapers in Minnesota carried articles hotly debating its authenticity, the stone was quickly dismissed by Swedish linguists.

For the next 40 years, Holand struggled to sway public and scholarly opinion about the Runestone, writing articles and several books. He achieved brief success in 1949, when the stone was put on display at the Smithsonian Institution, and scholars such as William Thalbitzer and S. N. Hagen published papers supporting its authenticity. [22] At nearly the same time, Scandinavian linguists Sven Jansson, Erik Moltke, Harry Anderson and K. M. Nielsen, along with a popular book by Erik Wahlgren, again questioned the Runestone's authenticity. [21]

Along with Wahlgren, historian Theodore C. Blegen flatly asserted [10] Öhman had carved the artifact as a prank, possibly with help from others in the Kensington area. Further resolution seemed to come with the 1976 published transcript [23] of an interview of Frank Walter Gran conducted by Paul Carson, Jr. on August 13, 1967 that had been recorded on audio tape. [24] [25] In it, Gran said his father John confessed in 1927 that Öhman made the inscription. John Gran's story however was based on second-hand anecdotes he had heard about Öhman, and although it was presented as a dying declaration, Gran lived for several more years, saying nothing more about the stone. [ cita necesaria ]

The possibility of the runestone being an authentic 14th-century artifact was again raised in 1982 by Robert Hall, an emeritus professor of Italian language and literature at Cornell University, who published a book (and a follow up in 1994) questioning the methodology of its critics. Hall asserted that the odd philological problems in the Runestone could be the result of normal dialectal variances in Old Swedish of the period. He further contended that critics had failed to consider the physical evidence, which he found leaning heavily in favor of authenticity.

En The Vikings and America (1986), Wahlgren again stated that the text bore linguistic abnormalities and spellings that he thought suggested the Runestone was a forgery. [26]

Lexical evidence Edit

One of the main linguistic arguments for the rejection of the text as genuine Old Swedish is the term opthagelse farth (updagelsefard) "journey of discovery". This lexeme is unattested in either Scandinavian, Low Franconian or Low German before the 16th century. [27] Similar terms exist in modern Scandinavian (Norwegian oppdagingsferd o oppdagelsesferd, Sueco upptäcktsfärd). "Opdage" is a loan from Low German *updagen, Dutch opdagen, which is in turn from High German aufdecken, ultimately loan-translated from French découvrir "to discover" in the 16th century. [ cita necesaria ] The Norwegian historian Gustav Storm often used the modern Norwegian lexeme in late 19th-century articles on Viking exploration, creating a plausible incentive for the manufacturer of the inscription to use this word.

Grammatical evidence Edit

Another characteristic pointed out by skeptics is the text's lack of cases. Early Old Swedish (14th century) still retained the four cases of Old Norse, but Late Old Swedish (15th century) reduced its case structure to two cases, so that the absence of inflection in a Swedish text of the 14th century would be an irregularity. Similarly, the inscription text does not use the plural verb forms that were common in the 14th century and have only recently disappeared: for example, (plural forms in parenthesis) "wi war" (warum), "hathe" (hafðe), "[wi] fiske" (fiskaðum), "kom" (komum), "fann" (funnum) and "wi hathe" (hafðum).

Proponents of the stone's authenticity pointed to sporadic examples of these simpler forms in some 14th-century texts and to the great changes of the morphological system of the Scandinavian languages that began during the latter part of that century. [28]

Paleographic evidence Edit

The inscription contains "pentadic" numerals. Such numerals are known in Scandinavia, but nearly always from relatively recent times, not from verified medieval runic monuments, on which numbers were usually spelled out as words.

S. N. Hagen stated "The Kensington alphabet is a synthesis of older unsimplified runes, later dotted runes, and a number of Latin letters . The runes for a, n, s and t are the old Danish unsimplified forms which should have been out of use for a long time [by the 14th century]. I suggest that [a posited 14th century] creator must at some time or other in his life have been familiar with an inscription (or inscriptions) composed at a time when these unsimplified forms were still in use" and that he "was not a professional runic scribe before he left his homeland". [29]

A possible origin for the irregular shape of the runes was discovered in 2004, in the 1883 notes of a then-16-year-old journeyman tailor with an interest in folk music, Edward Larsson. [30] Larsson's aunt had migrated with her husband and son from Sweden to Crooked Lake, just outside Alexandria, in 1870. [31] Larsson's sheet lists two different Futharks. The first Futhark consists of 22 runes, the last two of which are bind-runes, representing the letter-combinations EL and MW. His second Futhark consists of 27 runes, where the last 3 are specially adapted to represent the letters å, ä, and ö of the modern Swedish alphabet. The runes in this second set correspond closely to the non-standard runes in the Kensington inscription. [30]

The abbreviation for Ave Maria consists of the Latin letters AV M. Wahlgren (1958) noted that the carver had incised a notch on the upper right-hand corner of the letter V. [21] The Massey Twins in their 2004 paper argued that this notch is consistent with a scribal abbreviation for a final -mi used in the 14th century. [32]

Norse colonies are known to have existed in Greenland from the late 10th century to at least the 14th century, and at least one short-lived settlement was established in Newfoundland, at L'Anse aux Meadows, in the 11th century, but no other widely accepted material evidence of Norse contact with the Americas in the pre-Columbian era has yet emerged. [33] Still, there is some limited documentary evidence for possible 14th-century Scandinavian expeditions to North America.

In a letter by Gerardus Mercator to John Dee, dated 1577, Mercator refers to a Jacob Cnoyen, who had learned that eight men returned to Norway from an expedition to the Arctic islands in 1364. One of the men, a priest, provided the King of Norway with a great deal of geographical information. [34] In the early 19th century, Carl Christian Rafn mentioned a priest named Ivar Bardarsson who had previously been based in Greenland and turns up in Norwegian records from 1364 onward. [ cita necesaria ]

Furthermore, in 1354, King Magnus Eriksson of Sweden and Norway issued a letter appointing a law officer named Paul Knutsson as leader of an expedition to the colony of Greenland, in order to investigate reports that the population was turning away from Christian culture. [35] Another of the documents reprinted by the 19th-century scholars was a scholarly attempt by Icelandic Bishop Gisli Oddsson, in 1637, to compile a history of the Arctic colonies. He dated the Greenlanders' fall away from Christianity to 1342 and claimed that they had turned instead to America. Supporters of a 14th-century origin for the Kensington Runestone argue that Knutson may, therefore, have travelled beyond Greenland to North America in search of renegade Greenlanders, whereupon most of his expedition was killed in Minnesota, leaving just the eight voyagers to return to Norway. [36]

However, there is no evidence that the Knutson expedition ever set sail (the government of Norway went through considerable turmoil in 1355) and the information from Cnoyen as relayed by Mercator states specifically that the eight men who came to Norway in 1364 were not survivors of a recent expedition, but descended from the colonists who had settled the distant lands several generations earlier. [34] Those early 19th-century books, which aroused a great deal of interest among Scandinavian Americans, would have been available to a late 19th-century hoaxer.

Hjalmar Holand adduced the "blond" Indians among the Mandan on the Upper Missouri River as possible descendants of the Swedish and Norwegian explorers. [37] This was dismissed as "tangential" to the Runestone issue by Alice Beck Kehoe in her 2004 book The Kensington Runestone, Approaching a Research Question Holistically. [38]

One possible route of such an expedition, connecting the Hudson Bay with Kensington, would lead up either Nelson River or Hayes River, [39] through Lake Winnipeg, then up the Red River of the North. [40] The northern waterway begins at Traverse Gap, on the other side of which is the source of the Minnesota River, which flows south to join the Mississippi River at Saint Paul/Minneapolis. [41] This route was examined by Flom (1910), who found that explorers and traders had come from Hudson Bay to Minnesota by this route decades before the area was officially settled. [42]


Ver el vídeo: The Vikings - Francoise