Primera ilustración del cuerpo humano - Historia

Primera ilustración del cuerpo humano - Historia



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En 1543 Adreas Vesalius publicó De fabricaq corporis humani. Fue el primer estudio sistemático ilustrado de la anatomía humana y revivió el concepto de estudio científico del cuerpo humano.

Cuerpo humano

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Cuerpo humano, la sustancia física del organismo humano, compuesta de células vivas y materiales extracelulares y organizada en tejidos, órganos y sistemas.

Para una cobertura detallada de los componentes bioquímicos del cuerpo, ver proteína carbohidrato lípido ácido nucleico vitamina y hormona. Para obtener información sobre la estructura y función de las células que constituyen el cuerpo, ver celda.

Los humanos son, por supuesto, animales; más particularmente, miembros del orden Primates en el subfilo Vertebrata del filo Chordata. Como todos los cordados, el animal humano tiene un cuerpo simétrico bilateralmente que se caracteriza en algún momento durante su desarrollo por una varilla de soporte dorsal (la notocorda), hendiduras branquiales en la región de la faringe y un cordón nervioso dorsal hueco. De estas características, las dos primeras están presentes solo durante la etapa embrionaria en el ser humano, la notocorda es reemplazada por la columna vertebral y las hendiduras branquiales faríngeas se pierden por completo. El cordón del nervio dorsal es la médula espinal en los seres humanos y permanece durante toda la vida.

Característico de la forma de los vertebrados, el cuerpo humano tiene un esqueleto interno que incluye una columna vertebral de vértebras. Típico de la estructura de los mamíferos, el cuerpo humano muestra características tales como cabello, glándulas mamarias y órganos sensoriales altamente desarrollados.

Sin embargo, más allá de estas similitudes, existen algunas diferencias profundas. Entre los mamíferos, solo los humanos tienen una postura predominantemente de dos piernas (bípedo), un hecho que ha modificado en gran medida el plan corporal general de los mamíferos. (Incluso el canguro, que salta sobre dos patas cuando se mueve rápidamente, camina sobre cuatro patas y usa su cola como una "tercera pata" cuando está de pie). Además, el cerebro humano, en particular el neocórtex, es de lejos el más desarrollado. en el reino animal. Tan inteligente como son muchos otros mamíferos, como los chimpancés y los delfines, ninguno ha alcanzado el estatus intelectual de la especie humana.


Historia de la Anatomía

Ya en la Edad de Piedra

  • Las primeras evidencias del estudio de la anatomía se remontan a la Edad de Piedra. Se hicieron pinturas rupestres (hace unos 30.000 años) que representan un conocimiento simple de la anatomía de los animales. Se supone que estos habitantes de las cavernas utilizaron parte de su comprensión anatómica de sus propios cuerpos [3].

Alrededor del siglo V a. C.

El estudio sistemático de la anatomía fue iniciado por los científicos griegos Alcmaeon y Empédocles. Alcmaeon fue la primera persona en realizar una disección del cuerpo humano y la primera en proponer que el cerebro es el centro de la inteligencia. Empédocles, por otro lado, acuñó la palabra "pneuma" que él creía que es la "vida y el alma" que fluye a través de los vasos sanguíneos [3].

Hipócrates fue aclamado como el “Padre de la medicina”. Recopiló datos y realizó experimentos para demostrar que la enfermedad era un proceso natural. También mostró que los síntomas de una enfermedad eran causados ​​por las reacciones naturales del cuerpo al proceso de la enfermedad [4].

Aristóteles fue aclamado como el "Padre de Anatomía y Fisiología Comparada”. Sin embargo, siendo más un filósofo que un médico, creía que el cerebro enfriaba el corazón secretando & # 8220flegma & # 8221, y que las arterias contenían solo aire. Los descubrimientos futuros desacreditaron esta teoría de Aristóteles.


Vesalio y la anatomía del Renacimiento

Durante el Renacimiento europeo del siglo XVI, hubo un renovado interés en el conocimiento contenido en los primeros textos clásicos griegos y romanos. El estudio de la anatomía en sí fue impulsado por el redescubrimiento de varias obras importantes, incluida una nueva traducción de Galen Sobre procedimientos anatómicos en 1531, que incluía procedimientos de disección.

A través de la disección práctica, los anatomistas se propusieron lograr una mejor comprensión de estos textos clásicos. Esta fue la intención del médico flamenco Andreas Vesalius (1514-1564) cuando comparó sus resultados con el trabajo de autoridades establecidas como Galeno.

Colección Wellcome (CC BY) Fuente de la imagen para el grabado en madera que muestra una disección pública

En la práctica, Vesalio descubrió una serie de inexactitudes. Estos fueron principalmente el resultado de la dependencia de Galen de las disecciones de animales para sus descripciones de la anatomía humana.

Libro de Vesalio De humani corporis fabrica (En la tela del cuerpo humano), publicado en 1543, rompió posteriormente con las convenciones al confiar en la observación directa de la disección humana para sus ilustraciones y descripciones de la anatomía humana.

Aunque corrigió las inexactitudes encontradas en los textos clásicos, Vesalio se vio a sí mismo como una continuación de la tradición de Galeno en lugar de reemplazarlo.

También trabajó con un artista y un grabador para transformar sus disecciones en imágenes bellamente detalladas y anotadas. Las figuras siguieron las convenciones de la escultura griega antigua, con énfasis en los cuerpos musculosos representados como si estuvieran de pie dentro de paisajes clásicos. Este estilo generó muchos imitadores y se convirtió en una forma estándar de retratar el cuerpo humano.

El libro de siete volúmenes profusamente ilustrado de Vesalio estaba dirigido a mecenas ricos y "caballeros" interesados ​​en la anatomía del cuerpo y su representación. En contraste, la mayoría de los estudiantes de medicina en ese momento tuvieron que contentarse con publicaciones más pequeñas y mucho más baratas con ilustraciones que eran toscas en comparación.

Colección Wellcome (CC BY) Fuente de la imagen para el dibujo de un hombre que muestra la estructura muscular

Mecánica y cosmología

Según las observaciones de Leonardo, el estudio de la mecánica, con el que se familiarizó bastante como arquitecto e ingeniero, también reflejaba el funcionamiento de la naturaleza. A lo largo de su vida, Leonardo fue un constructor inventivo, comprendió a fondo los principios de la mecánica de su tiempo y contribuyó de muchas maneras a promoverlos. Los dos cuadernos de Madrid tratan extensamente de su teoría de la mecánica, el primero fue escrito en la década de 1490 y el segundo entre 1503 y 1505. Su importancia radica menos en su descripción de máquinas o herramientas específicas que en el uso de modelos de demostración para Explicar los principios y funciones mecánicos básicos empleados en la construcción de maquinaria. Como en sus dibujos anatómicos, Leonardo desarrolló principios definidos de representación gráfica (estilización, patrones y diagramas) que ofrecen una demostración precisa del objeto en cuestión.

Leonardo también fue bastante activo como ingeniero militar, comenzando con su estadía en Milán. Pero no se pueden citar ejemplos definitivos de su obra. Los cuadernos de Madrid revelaron que, en 1504, probablemente enviado por el consejo de gobierno florentino, estuvo al lado del señor de Piombino cuando se reparó el sistema de fortificaciones de la ciudad y sugirió un plan detallado para su reforma. Sus estudios para proyectos de canales a gran escala en la región de Arno y en Lombardía demuestran que también era un experto en ingeniería hidráulica.

Leonardo estaba especialmente intrigado por los problemas de fricción y resistencia, y con cada uno de los elementos mecánicos que presenta, como roscas, engranajes, gatos hidráulicos, dispositivos giratorios y engranajes de transmisión, los dibujos priman sobre la palabra escrita. A lo largo de su carrera, también le intrigó el potencial mecánico del movimiento. Esto lo llevó a diseñar una máquina con transmisión diferencial, una fortaleza móvil que se asemeja a un tanque moderno y una máquina voladora. Su “hélice helicoidal” (c. 1487) casi parece un prototipo del helicóptero moderno, pero, como los otros vehículos que diseñó Leonardo, presentaba un problema singular: carecía de una fuente de energía adecuada para proporcionar propulsión y sustentación.

Dondequiera que Leonardo sondeó los fenómenos de la naturaleza, reconoció la existencia de fuerzas mecánicas primarias que gobiernan la forma y función del universo. Así se ve en sus estudios sobre el vuelo de las aves, en los que tomó forma su idea juvenil de la viabilidad de un aparato volador y que llevó a una investigación exhaustiva sobre el elemento aire en sus estudios del agua, el vetturale della natura ("Transportador de la naturaleza"), en el que se preocupó tanto por las propiedades físicas del agua como por sus leyes de movimiento y corrientes en su investigación sobre las leyes de crecimiento de plantas y árboles, así como la estructura geológica de la tierra. y formaciones de colinas y, finalmente, en su observación de las corrientes de aire, que evocaban la imagen de la llama de una vela o la imagen de una voluta de nube y humo. En sus dibujos basados ​​en los numerosos experimentos que realizó, Leonardo encontró una forma estilizada de representación que era exclusivamente suya, especialmente en sus estudios de los remolinos. Se las arregló para descomponer un fenómeno en sus partes —las huellas de agua o los remolinos del remolino— y al mismo tiempo preservar la imagen total, creando una visión tanto analítica como sintética.


En 1725 Berhard Siegfried Albinius de Leyden en los Países Bajos le pidió al artista y grabador holandés Jan Wandelaar que lo ayudara con un nuevo texto de anatomía minuciosamente preciso. Se dedicaron veintiocho años a producir dos libros dedicados a la anatomía muscular y esquelética. Las elegantes poses y los exuberantes fondos de las planchas de cuerpo entero le deben mucho a la Fabrica, pero el trabajo era original, sin precedentes en cuanto a precisión y bellamente grabado.

En el siglo XIX, las nuevas técnicas de impresión permitieron a los ilustradores trabajar en una variedad de medios. La impresión en color se refinó y se volvió práctica, lo que ayudó a introducir atlas en color de patología y libros de anatomía coloridos para el público.


Anatomía medieval a principios de la Edad Moderna -

    • Galeno de Pérgamo-El era el mas prominente anatomista de este período. Se le conoce como el "Príncipe de los médicos" porque fue el primer fisiólogo experimental. Diseccionó a los monos y otros animales y relacionó su anatomía con la anatomía humana. También afirmó la importancia de la médula espinal y el sistema nervioso. Ese tiempo se conoció como edad galénica.
    • 15thcentauroEn 13thhasta 14thCentauro toda disección fue prohibida por el Papa Bonifacio. Y luego Leonardo da Vinci fue el genio más grande de todos los tiempos. Fue conocido como el creador de la anatomía transversal. Dio dibujos de anatomía que fueron encontrados después de 160 años de su muerte. Estos dibujos fueron hechos con extrema perfección. Hizo un total de 500 diagramas en sus 60 cuadernos.
    • 16thsiglo-El mayor anatomista de todos los tiempos fue Andrews Vesalius. Fue considerado como el “Fundador de la anatomía moderna”. Descartes toda la teoría anterior y creía que la anatomía solo se puede enseñar a través de la disección. Escribió un libro cuyo nombre era "De humani corporis fabrica" ​​en este libro dio una visión detallada de la anatomía humana.
    • 17thsiglo-Estaba William Harvey, el famoso anatomista inglés que describió la circulación de la sangre a través del cuerpo humano. Pero en ese momento no pudo describir la necesidad de sangre en el cuerpo humano como oxígeno no descubierto en ese momento.
    • Siglos XVIII y XIX:En estos dos siglos, se dieron pasos importantes en el aprendizaje del procedimiento de anatomía. La disección se hizo obligatoria para los estudiantes de medicina. La Ley de Anatomía de Warburton se aprobó en Inglaterra en virtud de la cual los cuerpos no reclamados se pusieron a disposición para su disección. El uso de formalina como fijador se inició en este período y también se descubrieron técnicas de endoscopia. Los anatomistas prominentes de este siglo incluyeron a Cuvier, Meckel y Henry Gray.

    Primera ilustración del cuerpo humano - Historia

    A partir de los descubrimientos fósiles que se hicieron en Etiopía y en otros lugares, sabemos que una criatura bípeda parecida a un ser humano surgió hace más de cuatro millones de años. Poco después, antes de la Edad de Piedra, comenzó a crear obras de arte tan asombrosas que seguirán fascinándonos. Entre las más antiguas se encuentran las notables pinturas rupestres que se hicieron durante las Edades de Hielo y Piedra. Por ejemplo, en Francia y España, los dibujos a tamaño natural del hombre y los grandes mamíferos, pintados en las paredes y el techo de las cuevas húmedas, han sobrevivido durante miles de años. ¿Cuál es el significado de estas imágenes? Los historiadores del arte creen que estos dibujos paleolíticos se hicieron como parte de algunos rituales mágicos o religiosos, o podrían haber evolucionado a partir de historias y mitos de caza.

    Intrigante es la silueta de más de 200 manos humanas representadas en una cueva en Gargas, en el sur de Francia. La mayoría de las manos revelaron mutilación de uno o más dedos, y solo 10 parecían estar completos. Las manos restantes no se han conservado bien para determinar si están intactas o mutiladas. La edad de las imágenes se ha estimado en un período entre 60.000 y 40.000 a. C., pero las personas de las que se originaron, las razones de la mutilación y la representación de las manos siguen siendo un misterio.


    Figura femenina tallada Figura de espíritu (Australia, c.9.000 a. C.)

    Entre los primeros esculturas de la forma humana es esta figurilla de piedra caliza paleolítica, conocida como la Venus de Willendorf. Mide aproximadamente 4,5 pulgadas de alto y data de entre 25.000 y 30.000 a. C. La cabeza casi no tiene rostro, pero los pechos colgantes y un abdomen protuberante simbolizan una diosa de la fertilidad. Se han descubierto tallas similares en otras partes del mundo.


    Trepanación del cráneo

    Solo podemos especular sobre cuándo el hombre miró por primera vez el interior del cuerpo humano: ¿podría haber sido por algún terrible accidente de caza o por las heridas infligidas en la batalla que desgarraron la superficie del cuerpo? Por la evidencia arqueológica sabemos que alrededor de 10,000-5,000 a. C., el hombre prehistórico abrió deliberadamente un cráneo humano y el paciente sobrevivió. En el período de la Nueva Edad de Piedra (3000-2000 a. C.), la trepanación del cráneo se practicaba ampliamente en Europa occidental, así como en América del Sur y Asia.

    Los antiguos creían que los espíritus malignos pueden vivir en la cabeza, y lo más probable es que la trepanación se realizara en casos de epilepsia, enfermedad mental o dolores de cabeza severos. El agujero que fue perforado en el cráneo permitió a los espíritus malignos escapar, tanto que a los líderes del clan les harían algunos agujeros en el cráneo para que los vapores malignos pudieran escapar continuamente. De las 10,000 momias preincas bien conservadas descubiertas en Perú, más de 500 mostraron evidencia de trepanación, algunas en varias ocasiones, en todo el cráneo y de tamaño variable. Se ha estimado que al menos el 50% sobrevivió al procedimiento. Estos primeros neurocirujanos habrían visto las meninges, el seno longitudinal superior y las circunvoluciones en la superficie del cerebro.

    En la antigua Mesopotamia, los sacerdotes del templo predijeron el futuro e interpretaron los eventos naturales a partir de las observaciones hechas de los órganos internos de los animales sacrificados. Los sacerdotes hicieron modelos de arcilla del hígado y los pulmones de la oveja y se marcaron cuidadosamente diferentes partes con escrituras cuneiformes apropiadas. Estos se utilizaron a menudo para instruir sus disciplinas.

    Lo más temprano Papiros egipcios, escritos por primera vez entre 3000-2500 a. C., son esencialmente documentos quirúrgicos. Se enumeran encantamientos, medicamentos y recetas para el tratamiento de enfermedades. Es probable que algunos conocimientos de los órganos internos se obtuvieran por primera vez de la práctica ritual del embalsamamiento y la momificación que, según las creencias del antiguo Egipto, aseguraba la vida eterna y preservaba el cuerpo para el próximo mundo. Se extrajeron el cerebro, los pulmones, el hígado y los intestinos y se colocaron en cuatro frascos canopos. El corazón se dejó intacto en el cuerpo porque se consideraba que era el asiento del alma.

    Los registros anatómicos más antiguos que conocemos son los fragmentos encontrados en la sección médica de los papiros egipcios. Se mencionan enfermedades de los ojos (cataratas), hemorroides, prolapso rectal, parásitos intestinales, dolor abdominal, fracturas y diversas afecciones urológicas. Se enumeran numerosos términos anatómicos con referencias a diversas partes del cuerpo.

    En India antigua la curación se entrelazó con la devoción a los dioses. Los habitantes del valle del Indo

    desarrolló un enfoque racional para la práctica de la curación. Esto se basó en la observación minuciosa, la nutrición y el uso de hierbas, además de la cirugía. Muchas enfermedades y tratamientos, así como procedimientos quirúrgicos, se registran en dos de los cuatro supervivientes. Vedas, compilado alrededor de 1500 y 500 a. C.

    Mucho antes de la invasión aria del noroeste, una antigua civilización floreció en

    Cirugía de susruta y nasal (Fuente: Revista The Gentleman & rsquos, Londres 1794

    el valle del Indo con asentamientos ordenados, baños, organización social avanzada y buen saneamiento.

    El clásico manuscrito médico hindú, Susruta Samhita, fue compuesto en el año 200 dC. Contiene grandes secciones dedicadas a la cirugía, descripción de más de 100 operaciones y los instrumentos utilizados, y una extensa materia médica de plantas medicinales. Se habrían requerido conocimientos de anatomía humana para muchos de los procedimientos quirúrgicos registrados en este manuscrito. Estos incluyeron extracción de cataratas, reparación de lóbulos de la oreja desgarrados y labio leporino, extracción de cálculos de la vejiga, sutura de los intestinos, amigdalectomía y cesárea. Susruta era un cirujano que vivía en la ciudad santa de Kashi

    (Varanasi) durante el siglo VI a. C.

    La cirugía plástica de la nariz probablemente tuvo sus inicios en esta época. ¡Porque la nariz fue cortada como castigo por adulterio se llevó a cabo una rinoplastia! Susruta diseccionó el cuerpo a pesar de las leyes religiosas que prohibían el contacto con el difunto excepto con el propósito de la cremación. También describió el esqueleto humano, los tipos de huesos, ligamentos, articulaciones, músculos, varios órganos y vasos sanguíneos.

    Los griegos cuestionaron ideas anteriores sobre el mundo y produjeron nuevas explicaciones, no solo en la medicina y la ciencia, sino en muchas otras áreas del conocimiento. Alrededor del 500 a. C., Alcmaeon de Croton, contemporáneo del matemático Pitágoras, realizó algunos estudios anatómicos. Por los fragmentos que han sobrevivido de su obra, sabemos que diseccionó animales con el único propósito de comprender su anatomía. Alcmeón descubrió los nervios ópticos y los tubos faringotimpánicos, que fue redescubierto por Eustaquio en el siglo XVI. Alcmaeon afirmó que el cerebro, no el corazón, era el órgano responsable de la inteligencia. El sueño lo atribuyó a una supresión transitoria del flujo sanguíneo cerebral que condujo a la muerte cuando se volvió permanente. Sabía que los ojos estaban conectados al cerebro y que la luz que entraba por los ojos era esencial para la vista.

    Las contribuciones de Hipócrates, el padre de la medicina occidental, y otros médicos griegos según nuestro conocimiento del cuerpo humano son numerosos y forman los cimientos de la medicina occidental. Hipócrates (460-377 a. C.) estableció el arte de curar como una ciencia muy alejada de la superstición y la magia. Desafió las viejas creencias de las enfermedades y propuso el concepto de que la enfermedad puede tener causas naturales y cura. Hipócrates postuló que la anatomía es la base de la medicina. Creía que se podía aprender suficiente anatomía observando heridas y huesos humanos, sin la desagradable tarea de diseccionar cadáveres.

    En el Corpus hipocrático encontramos una descripción bastante buena de los huesos, especialmente del cráneo, incluidas las suturas, y de las articulaciones del cuerpo. Hay que tener en cuenta que la teoría humoral de Hipócrates, que postulaba que varias enfermedades eran el resultado de discrasias de cuatro humores corporales elementales, no podía, por su propia naturaleza, haber estimulado ningún interés por la anatomía. Aunque Hipócrates estaba familiarizado con el esqueleto y las articulaciones humanos, su conocimiento de los órganos internos y los vasos sanguíneos se basaba en gran medida en especulaciones.


    Hipócrates

    Aristóteles (384 - 322 a. C.), el mayor filósofo natural de esta época, fue considerado por Charles Darwin como el mayor científico natural del mundo. Aristóteles estudió animales que también diseccionó, pero su conocimiento del cuerpo humano se basó en ideas especulativas. Comentó que las partes internas no son tan conocidas, y las del cuerpo humano son las menos conocidas, por lo que para explicarlas debemos compararlas con las mismas partes de aquellos animales que están más cerca de ser aliados. Aristóteles sentó las bases de la anatomía comparada y estableció la embriología en un curso científico mediante sus observaciones del embrión de pollo. Su teoría de la preformación del desarrollo embrionario sobrevivió de una forma u otra hasta el siglo XVII.


    Herophilus y Erasistratus

    En Alejandría, Egipto, se disecó el cuerpo humano para comprender

    más sobre su estructura. Aquí, Herophilus (alrededor de 300 a. C. -?) Y Erasistratus (alrededor de 250 a. C. -?) Diseccionaron hasta 600 personas e hicieron muchos descubrimientos originales.

    Herophilus a menudo se le llama el padre de la anatomía. Todos sus escritos, incluido su libro & ldquoOn Anatomy & rdquo, han sido destruidos. Herophilus describió las delicadas membranas aracnoideas, los ventrículos cerebrales, la confluencia de los senos venosos (Herophili torcular) cerca de la protuberancia occipital interna, los lácteos, las cubiertas del ojo, el hígado, el útero, el epidídimo y muchas otras estructuras. Se le atribuye el nombre de duodeno. Herophilus diferenciaba los nervios sensoriales de los asociados con el movimiento voluntario, y sabía que el daño de estos últimos conducía a la parálisis.

    El más jóven Erasistratus era más fisiólogo y formulaba conceptos funcionales. Erasistratus consideraba el corazón como una bomba. Describió las aurículas del corazón, las válvulas cardíacas, los vasos sanguíneos, incluida la aorta, las arterias y venas pulmonares, las arterias y venas hepáticas, los vasos renales, la vena cava superior e inferior y la vena ácigos. Erasistratus reconoció la función de la tráquea. También diferenció el cerebro del cerebelo, describió las circunvoluciones cerebrales, los ventrículos y las meninges.

    Alejandría comenzó su declive con la invasión romana en el 48 a. C., culminada con la quema de su famosa biblioteca de 700.000 volúmenes. En ese momento, la biblioteca albergaba todos los conocimientos del mundo antiguo. Egipto se convirtió en parte del Imperio Romano, y la medicina todavía era alimentada por eruditos griegos y otros, pero culturalmente en un ambiente romano. Se prohibió o no se fomentó la práctica humana, situación que duró hasta finales de la Edad Media. Como en algunas facultades de medicina de hoy, se declaró innecesario para la formación de médicos.

    La figura más grande de la época fue el médico. Claudio Galeno (131-201 d.C.). Galeno no solo fue un gran médico, sino también un célebre anatomista. El trabajo de Galeno se registró en numerosos tratados complejos que cubren todos los aspectos concebibles del conocimiento del hombre. Incluso publicó una guía de sus escritos, titulada & ldquoOn his own Books & rdquo. Galeno escribió más de 130 tratados médicos, de los cuales 80 han sobrevivido, y estas obras clásicas se convirtieron en el repositorio indiscutible del conocimiento médico durante más de mil años después de su muerte. Galeno debe haber obtenido una valiosa información al tratar las heridas de los gladiadores, pero muchas de sus descripciones anatómicas estaban equivocadas debido a su dependencia de la disección animal. No obstante, Galeno hizo muchas contribuciones importantes a la medicina. Describió con precisión las consecuencias del daño de la médula espinal en diferentes niveles. Observó pérdida de sensibilidad y parálisis de todos los músculos inervados por nervios que se originan en la médula espinal después de una resección completa por debajo de ese nivel. Galeno demostró que, además del diafragma, otros músculos participaban en la respiración. Además, nos dejó una descripción detallada del origen y curso del frénico.

    Nervio. El descubrimiento de Galen & rsquos del nervio laríngeo recurrente lo llevó a comprender algo de la producción de voz en la laringe. Describió un rete mirabile (una red maravillosa) en la base del cerebro humano que no existe en el hombre sino en los animales con pezuñas. Según Galeno, este fue el asiento del espíritu animal del hombre y rsquos que más tarde se transformó en espíritu vital. También tergiversó la forma del corazón humano, las ramas del arco aórtico, la ubicación de los riñones, la forma del hígado y otras estructuras anatómicas.

    ¿Cuán influyentes fueron las enseñanzas de Galeno? En 1559, el Royal College of Physicians de Londres hizo que uno de sus miembros, el doctor John Geynes, se retractara de sus afirmaciones de que había 22 pasajes inexactos en las obras de Galeno. En 1595, al Dr. Edward Jordan, un graduado en medicina de la Universidad de Padua, se le pidió que leyera cinco de las obras de Galen & rsquos antes de ser admitido a la beca, y en el mismo año un

    El colegio reprobó al doctor Thomas Rawlins porque su conocimiento de Galeno era inadecuado. Es tentador creer que Galeno marcó el comienzo de un período largo y oscuro en la historia de la medicina, incluida la anatomía, pero hay que tener en cuenta la triste época en la que vivió.

    Para un tributo apropiado a Galeno, me gustaría citar las observaciones de un gran erudito médico, lingüista y traductor de Galeno: Hunain ibn Ishaq de Bagdad (809-873 d.C.), quien al completar su traducción del libro 15 de Galeno y rsquos comentó: & ldquothis obra excelente y sobresaliente que es una de las composiciones de un hombre que actuó maravillosamente y reveló cosas extraordinarias, el maestro de los primeros cirujanos y el señor de los sabios más recientes, cuyos esfuerzos en la práctica de la medicina no han sido igualados por nadie. de los prominentes desde los días del gran Hipócrates, me refiero a Galeno. ¡Que el Dios Todopoderoso tenga misericordia de él! ”.

    Galeno fue el médico más célebre y el último de los grandes eruditos médicos de la antigüedad. Su trabajo tuvo una profunda influencia en el progreso médico, a pesar de muchos errores. A través de sus voluminosos escritos, Galeno ha dejado para la posteridad los logros médicos de una época que casi se habría olvidado.


    Mondino de Luzzi (1276-1326) y estudiante de medicina

    Hay registros de la práctica de la disección humana a lo largo de la Edad Media. Un decreto del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico II (1194-1250) en 1213 autorizó que un cuerpo humano debería ser disecado al menos una vez cada cinco años para estudios anatómicos. La asistencia era un requisito para el ejercicio de la medicina o la cirugía. En 1315, el anatomista llevó a cabo la primera disección pública de un cuerpo humano para la enseñanza de la medicina en la Universidad de Bolonia. Mondino de Luzzi (1276-1326). Mondino compiló uno de los primeros libros de anatomía. Mondino y rsquos Anatomía era un manual modesto de 44 páginas, sin ilustraciones, pero se convirtió en el libro de texto más popular para los estudiantes de medicina durante casi dos


    Una autopsia durante el siglo XIV.

    Leonardo da Vinci (1452-1519)

    FOTO TBA
    Dibujos de leonardo y rsquos de la región del hombro y el brazo

    Muchos artistas famosos del período del Renacimiento temprano, incluidos Leonardo da Vinci (1452-1519), diseccionó el cuerpo humano para representar la belleza de la forma humana, tanto con precisión como con naturalidad. La disección de Leonardo & rsquos lo llevó al estudio de la estructura interna del cuerpo humano y a la búsqueda de estudios anatómicos por sí mismo. En más de 750 magníficos dibujos, representó diferentes partes del cuerpo humano desde diferentes perspectivas y con una belleza deslumbrante. Los dibujos y manuscritos anatómicos de Leonardo & rsquos permanecerían ocultos e inéditos durante casi tres siglos.

    Figura medieval de las vísceras femeninas


    Andreas Vesalius (1514-1564)

    Andreas Vesalius (1514-1564) nació en Bruselas. Estudió medicina en París y Padua. Vesalius obtuvo su título de Doctor en Medicina por la Universidad de Padua en 1537, y al día siguiente fue nombrado Profesor de Cirugía en la Universidad, y también con la responsabilidad de enseñar anatomía a los estudiantes de medicina. Vesalio realizó las disecciones él mismo y demostró con entusiasmo las partes del cuerpo. Era costumbre que el profesor se sentara en un nivel superior en un púlpito y leyera un texto en latín mientras otra persona realizaba la disección.

    La publicación del libro de Vesalius & rsquos, De Humani Corporis Fabrica, en 1543, revolucionó la anatomía porque era profundamente original. Era un gran libro de tamaño folio, 659 páginas numeradas con 277 láminas que representaban con precisión la estructura del cuerpo humano. El libro de Vesalius & rsquos marcó el comienzo de una nueva era en la historia de la medicina porque se basó en directo observaciones, así como principios científicos sólidos. Publicación de De Humani Corporis Fabrica marcó el fin del galenismo y el comienzo de la medicina moderna.

    ANATOMÍA HUMANA: LOS COMIENZOS
    Por
    T.V.N. Persaud,
    Profesor Emeritus

    Persaud, T.V.N .: Historia temprana de la anatomía humana. Charles C. Thomas, Springfield, Illinois, 1984.
    Persaud, T. V. N .: Una historia de anatomía. La era post-vesaliana. Thomas, Springfield, Illinois, 1997.

    Anatomía humana y ciencia celular
    130 Edificio de Ciencias Médicas Básicas, 745 Bannatyne Avenue
    Universidad de Manitoba, Winnipeg, MB R3E 0J9
    Teléfono: 204-789-3411 Fax: 204-789-3920


    Disección humana & # 8211 De Galeno a las Grandes Revelaciones de Andreas Vesalius

    Los seres humanos han estado cortando cadáveres abiertos y diseccionados cadáveres casi desde el comienzo de la historia humana registrada. Los antiguos egipcios hicieron todo lo posible para momificar a sus muertos, incluido el corte de cuerpos abiertos, la disección de órganos y la conservación de restos. Siguiendo de cerca sus pasos, los antiguos griegos también persiguieron la disección humana, en una vena mucho más científica. En lugar de una visión inmoral de profanar el cuerpo humano, los griegos pensaban en la disección humana como una extensión de la naturaleza empírica de la ciencia.

    Dos de los primeros médicos griegos, Erasistratus y Herophilus, hicieron las primeras exploraciones científicas sistemáticas del cuerpo humano, y ahora se cree que fueron el primer fisiólogo y el fundador de la anatomía humana, respectivamente. Juntos, estos dos médicos avanzaron el estudio del interior del cuerpo humano, que alguna vez fue un misterio sacrosanto, en un campo de investigación científica. Herophilus diseccionó todo el cuerpo humano y se diferenció de la autoridad en ese momento, Aristóteles, cuando afirmó que la conciencia se almacenaba en el cerebro y no en el corazón. Erasistratus explicó el funcionamiento de los órganos humanos en términos mecánicos.

    Desafortunadamente, la chispa del estudio empírico de la anatomía humana que estos dos médicos deberían haber desencadenado no se encendió, ya que sus dos escuelas volvieron a discutir sobre disputas teóricas. Como si el fuego de la disección humana no estuviera ya parpadeando, se apagó por completo con la quema de la biblioteca de Alejandría y la introducción generalizada del cristianismo, cuando se hizo imposible diseccionar cuerpos humanos en cualquier parte del mundo helenístico. Esto marcó una gran transición en el estudio de la anatomía humana, y durante cientos de años el mundo europeo valoró la santidad de la iglesia más que la investigación científica.

    Influencia anatómica de Galen & # 8217s

    El primero de los grandes anatomistas fue Galeno de Pérgamo (130-200 d. C.), quien logró grandes logros en la comprensión del corazón, el sistema nervioso y la mecánica de la respiración. Debido a que la disección humana estaba prohibida, realizó muchas de sus disecciones en monos de Berbería, que consideraba bastante similares a la forma humana. El sistema de anatomía que desarrolló fue tan influyente que se utilizó durante los siguientes 1400 años. Galen continued to be influential into the 16th century, when a young and rebellious physician began the practice of using real human bodies to study the inner workings of the human body.

    Enter Andreas Vesalius

    Vesalius, who came from a line of four prominent family physicians, began as a young and precocious anatomy student. As a child, he would often catch and dissect small animals, and later as a medical student, he would go to great lengths to obtain human remains to study. At age 18, he entered the University of Paris, where they strictly adhered to the antiquated works of Hippocrates and Galen, and the medical professors thought it below themselves to perform actual dissections. During any actual demonstrations, the professor would lecture on high as a barber-surgeon did the actual cutting on the dissection floor.

    Unlike Britain, in which only the bodies of executed murderers could be used for dissection by medical men, France’s revolutionary edicts made it easy for medically minded men to obtain bodies to study. This did not mean, however, that lowly students such as Andreas Vesalius would have direct access to any of these bodies.

    Vesalius and other like-minded anatomy students would raid the gallows of Paris for half-decomposed bodies and skeletons to dissect. They would sometimes find the courage to go outside of the walls of Paris, braving the feral dogs and stench, in order to steal cadavers from the mound of Monfaucon, where the bodies of executed criminals were hung until they disintegrated.

    Rather than considering dissection a lowering of his prestige as a doctor, Vesalius prided himself in being the only physician to directly study human anatomy since the ancients. During only his second anatomical lecture, Vesalius stepped onto the dissecting floor, took the knife away from the barber-surgeon, and began cutting at the cadaver himself, demonstrating his great skill with the knife.

    Vesalius’ Rise

    His professors quickly noticed his great knowledge and ability, and by the age of 22 he was giving his own anatomical lectures, all of which centered on a dissection. Some of his subjects were animals, but more often than not they were human cadavers. He also suspended a skeleton above the dissecting table during his lectures, and taught that the skeleton was the foundation of the body.

    Similar to the influential works of Galen, Vesalius’ work on human anatomy revolutionized the scientific world. The publication of his book De humani corporis fabrica (On the Fabric of the Human Body) stands as a monument in the history of science and medicine. Whereas his contemporaries relied on the antiquated accounts of Galen, who dissected animals rather than humans, Vesalius relied on the actual human body to inform his theories.

    Vesalius’ work provided the first accurate description of the internal structures and workings of the human body, and more importantly, revived the use of the scientific method for studying human anatomy. The birth of Christianity supplanted hands-on, empirical study of the human body with the philosophical reliance on a Supreme Intellect. This idea was that every human body part was a product of the Supreme Intellect’s design, whether or not it coincided with what actually lay out on the dissecting table.

    Vesalius, on the other hand, could not support the ancient writings of Galen, who relied on this idea of Supreme design. Although he revered him highly, Vesalius often found that his study of the human form did not fit with the descriptions provided by Galen, whose descriptions often matched the anatomies of dogs, apes, or sheep. He eventually found over 200 discrepancies such as these, and publicly announced his break from the Galenic tradition.

    A Revolutionary Physician

    De humani corporis fabrica, published in 1543, was a turning point in the history of modern medicine. For the first time, the understanding of medicine and the treatment of disease was rooted in an accurate representation of the human body. This book revolutionized the medical world. Similar to the findings of Copernicus and Galileo, Vesalius’ works help spur an empirically-based, scientific study of the world around us.

    Like his fellow revolutionary scientists, Vesalius’ masterpiece was met with harsh criticism. Many of these criticisms understandably came from the church, but the most strident of all came from Galenic anatomists. These critics vowed that Galen was in no way incorrect, and so if the human anatomy of which he wrote was different from that which was proved by Vesalius, it was because the human body had changed in the time between the two.

    As a response to the harsh criticisms of his work, Vesalius vowed to never again bring forth truth to an ungrateful world. In the same year that he published de humani, he burned the remainder of his unpublished works, further criticisms of Galen, and preparations for his future studies. He left medical school, married, and lived out the rest of his conservative life as a court physician.

    Even though Vesalius abandoned further studies of human anatomy, before he died he recognized the great contributions he had made to the scientific world. He understood that his revelations represented an awakening of inquiry into the human body, and a reliance on facts, rather than adherence to an antiquated text.

    The remainder of the history of human dissection is just as rocky. Although France in the 16th century was open-minded about the use of human cadavers for scientific inquiry, the rest of the European world was not so revolutionary. Great Britain had its own tradition of illegal trade in dead bodies, and even the United States had a hard time opening up to the idea that human bodies should be used for scientific study.

    Adler, Robert E. Medical Firsts: From Hippocrates to the Human Genome. Hoboken, New Jersey: John Wiley &Sons, Inc., 2004.

    MacDonald, Helen. Human Remains: Dissection and Its Histories. London: Yale University Press, 2005.


    Impacto

    Harvey worked long and hard to create what became the starting point for modern mammalian physiology. His still impressive research is also seen as the first milestone of modern experimental science, and can be used as an example of how to perform experimental scientific research. Being the person to inaugurate two new scientific systems that condemned long-held beliefs, Galen's doctrine and the school of rationalism, Harvey must have recognized the likelihood of dire consequences. The derision and attack of the medical community was inevitable, and accusations and charges made by the Church and legal authority would not be without common precedence. New ideas that change entire systems of knowledge were always viewed with skepticism and apprehension, often evoking harsh criticisms and accusations of quackery. Harvey risked being rejected as foolishly misled or even acquiring the stigma of being labeled a quack. After his publication, his private practice suffered a great decline as a result of the intense controversy he created, but Harvey steadfastly maintained himself and his convictions during the controversy.

    As a professor and physician, Harvey advocated the use of comparative techniques to study anatomy and physiology, recognizing the advantages and practicality of using the animals that were available for study. Harvey worked with fish, amphibians and reptiles, birds, mammals, and humans, experimenting and comparing where ever possible, building his theory methodically and with great care. In the case of the action of the heart, he found that in many lower animals, the heart's movement was slower and could be seen more readily, and he used the slower heart rate of chilled fish and amphibians for analysis and comparison to the faster mammalian heart. Many of Harvey's experiments would later be described as direct, artfully simple, and beautifully designed.

    Throughout his career, Harvey emphasized the experimental method of scientific research, which would become a basic tenet of modern science. Harvey would not accept any rationalism or mysticism as evidence for determining how or why something occurred in the body. Only experimental evidence that was repeated many times, using as many different animal examples as possible, could be considered in reaching any conclusions. Harvey avoided having any preconceived ideas about his experiments, rather, he gathered his evidence, analyzed the data, and then created a scientific hypothesis that he knew he could further test directly with more experiments. He built his new theory of blood circulation in a straightforward analysis of each step in the process, gathering extensive experimental data to confirm every aspect. He anticipated potential criticisms and designed more experiments to refute future controversies. His reliance on the experimental method was in contrast to many scientists and philosophers of his time, who instead employed rationalism or dialectics to essentially think their way through a question or problem, often following anecdotal or casual observational information, and using little to no experimental evidence. This type of analysis typically evoked the presence of unseen forces or "principles," usually a supernatural or divine phenomenon. Harvey tended to avoid this kind of philosophical reasoning, referred to as ratiocination.

    The adherents of the Galenic doctrine did not surrender to the new physiology quietly, but rather a great controversy raged for many years and long after Harvey's death. Harvey, humble and dignified as a person and in his work, was patient and understanding when dealing with his critics and doubting contemporaries. Occasionally he would answer his critics with a direct letter or a publication that would add to or reiterate the existence of the relevant experimental evidence that confirmed his conclusions. Nevertheless, recognition of the truths that he illuminated did not come in his lifetime. Eventual acceptance came much later, when scientists developed new tools of investigation and better understanding of modern science. Harvey is remembered and revered both as the founder of modern physiology and a champion of modern experimental science.


    Ver el vídeo: Erase una vez - El Cuerpo Humano - La Digestion